FÚTBOL. Segunda B

Deberes cumplidos y a medio hacer

Mientras que el Real Murcia y el UCAM encabezan la clasificación y mantienen intactas sus opciones de ascenso, el FC Cartagena y el Jumilla están un peldaño por debajo de las expectativas marcadas

26.12.2015 | 04:00

La Hoya cumple con su objetivo

La primera vuelta del campeonato en Segunda B se aproxima a su final. Las vacaciones de Navidad sirven siempre como antesala a la última jornada antes del ecuador y como periodo de reflexión para medir el nivel de todos los equipos. A fatal de un partido para llegar a la mitad de la liga, los cinco clubes de la Región que compiten en el grupo IV pueden darse por satisfechos. Quien más y quien menos está cumpliendo con los objetivos propuestos a principios de temporada. Algunos, como el UCAM o La Hoya, los sobrepasan y otros, como el Cartagena o el Jumilla, se quedan cerca de las expectativas marcadas.

REAL MURCIA. De un mal inicio a una racha espectacular
El único equipo de la tierra que ha jugado un partido menos hasta ahora es el Real Murcia. El repentino fallecimiento de Jesús Samper obligó a suspender el compromiso del pasado domingo ante el Granada B, lo que complica un poco el análisis clasificatorio del equipo grana, que se ha visto relegado al segundo puesto en favor del UCAM, actual líder del grupo.

Más allá de la posición que ocupa en la actualidad -a la espera de disputarse el partido aplazado en Los Cármenes-, el conjunto de José Manuel Aira ha firmado una primera mitad del campeonato sobresaliente. Es, junto al UCAM, el equipo menos goleado del grupo (11), el segundo que más marca (26) y el que mejores números saca en su estadio (23 puntos). Su mal inicio (1 punto de 9 posibles) ha quedado rápidamente en el olvido gracias a su espectacular racha en los últimos tres meses.

Desde que el 20 de septiembre consiguiera su primer triunfo (ante el Betis, por 3-1), solo ha empatado desde entonces dos partidos (Linares y Recreativo) y ha perdido otro (Sevilla Atlético). En total, 35 puntos de 42 posibles que lo sitúan, con permiso del UCAM, como mejor equipo del grupo. Si los granas son capaces de superar al Granada B en el partido aplazado, se colocarían dos puntos por encima de los universitarios pero, aun empatando, también recuperarían el liderato por por su mayor diferencia de goles. 

UCAM MURCIA CF. Líder gracias a su solidez defensiva y a su pegada
El UCAM, en cualquier caso, está completando una gran temporada. De momento, es el único equipo que se acerca al Murcia en puntos y lo más probable que entre ambos se acaben jugando el liderato a final de curso. La victoria por 2-0 en la última jornada ante el Cádiz fue una muestra más de la solidez del equipo que dirige José María Salmerón.

Desde que arrancó el presente ejercicio, ha sido el equipo más regular de los cinco regionales y, sin duda, uno de los más difíciles de batir. Los de azul y dorado solo han perdido tres partidos (Murcia, Mérida y Recreativo, han empatado otros cuatro y han firmado 11 triunfos). Sus números son especialmente destacados lejos de La Condomina. El UCAM no solo es el mejor equipo a domicilio del grupo IV, sino que lo es de todo el fútbol nacional. Ninguno de Primera, Segunda o Segunda B ha sumado tantos puntos como ellos fuera de su estadio. En total, 20 puntos (6 triunfos, 2 empates y 1 derrota), unos registros de matrícula de honor.

LA HOYA LORCA. De más a menos, pero cumple con buena nota
Otro que está cumpliendo con buena nota su año en Segunda B es La Hoya Lorca. Con uno de los presupuestos más bajos del grupo, una plantilla repleta de jóvenes jugadores y un entrenador debutante en la categoría, ha conseguido establecerse en la zona media-alta de la tabla clasificatoria, lejos de los puestos de descenso, principal objetivo del club desde que arrancó el curso. Los lorquinos son séptimos con 26 puntos sumados, y solo su irregular racha en las últimas semanas (1 victoria en 7 partidos) le ha hecho caerse de la zona alta. 

Los hoyeros arrancaron el campeonato con mucha fuerza, ganando al Real Murcia en la segunda jornada y situándose incluso como líderes del grupo durante varias jornadas. Pero con el paso de las semanas, la competitividad de la liga y una serie de lesiones han ido desgastando a la corta plantilla de Paco García, que aun así ha seguido sacando resultados positivos.


FC CARTAGENA. Muy irregular tanto en juego como resultados
Aunque la diferencia con La Hoya es de un solo punto en la tabla, las sensaciones en el FC Cartagena son bastante distintas. El equipo albinegro, que arrancó el curso sin un objetivo predeterminado pero con la ilusión de estar entre los mejores, se ha mostrado muy irregular en estas primera 18 jornadas. El último empate en casa ante el Melilla dejó un sabor agridulce en el Cartagonova e incluso el propio entrenador, Víctor Fernández, declaró que se marchaba de vacaciones «desilusionado».

El mal inicio liguero (2 puntos en las cuatro primeras jornadas) ha marcado posteriormente el rumbo de este Cartagena que, de momento, está situado «en tierra de nadie», tal y como declaró el propietario Paco Belmonte, lejos de los mejores de la clasificación. El vaivén de resultados ha sido similar al juego que ha ofrecido el equipo. En varios partidos se ha mostrado muy superior a sus rivales (incluso en algunos en los que no venció) y en otros se vio claramente superado. La derrota en Nueva Condomina por 2-0 significó el fin de una buena racha de resultados, pero con el nuevo año los de Víctor todavía tienen la oportunidad de encadenar otra buena serie de resultados e intentar acercarse a los puestos de play off.

FC JUMILLA. El cambio de entrenador no ha modificado los resultados
El Jumilla, por su parte, ha sido el único club de la Región que se ha visto obligado a cambiar de técnico hasta el momento. Jordi Fabregat fue víctima de la marcha de los inversores italianos que se hicieron cargo del club en pretemporada, y en su lugar los directivos locales decidieron apostar por el manchego Josico, que aun así no ha conseguido revertir la situación.

El conjunto vinícola sigue en puestos de descenso aunque a un solo punto de la promoción que marca el Villanovense y a dos del Linares, primer equipo que lograría la salvación. Los jumillanos, por tanto, se mantienen cerca de conseguir su objetivo, que no es otro que lograr la salvación en su primera temporada en Segunda B. Deben, en cualquier caso, mejorar sus prestaciones, especialmente en el apartado defensivo: es el equipo, con diferencia, que más goles recibe de todo el grupo IV, con 31 tantos encajados hasta el momento. Y, además, es uno de los que menos marca, con solo 14, por lo que tendrá que mejorar en ambos apartados si quiere mantener la categoría.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine