FC Cartagena

El Cartagena, un equipo de luces y sombras

La entrega de la afición y la estabilidad económica contrastan con los números fuera de casa y con rendimientos de jugadores por debajo de lo esperado

22.12.2015 | 04:00

Llega la semana de vacaciones de Navidad y en el Cartagena toca hacer balance de las dieciocho primeras jornadas, llenas de luces y sombras. A su favor cuenta el cuadro albinegro con el proyecto de Paco Belmonte y Deseado Flores, que han otorgado estabilidad económica e institucional y además han despertado a una afición herida tras la pasada temporada. La elección de Víctor Fernández como entrenador y la política de acercar el club a la ciudad y a los más pequeños también ha sido determinante. Por contra, varios futbolistas de la primera plantilla han rendido por debajo de lo esperado, casos como el de Cristo o Sergio García, y los números fuera de casa (7 puntos de 27 posibles) han impedido que el Cartagena no termine de alcanzar los puestos de ascenso.

La primera cara de este Cartagena son sus nuevos propietarios, que desde un principio han apostado por cuidar a la afición: descuentos en la campaña de abonos y promociones, como la de regalar una entrada gratis a cada uno de los socios que acompañaron al equipo al derbi regional de hace dos semanas. Además, y a diferencia de hace un año, el club va al día con las nóminas a sus trabajadores. El trato se ha visto reflejado en las gradas, con asistencias que varias veces han superado los seis mil espectadores. Esta temporada la afición está volcada con el equipo de Víctor Fernández; un ambiente que no se veía desde la época del Cartagena en Segunda División.

En lo deportivo, el descubrimiento de Fede Laens se ha traducido en goles y trabajo. El delantero uruguayo comenzó a consolidarse en la jornada 9, con una actuación ante el Real Jaén que le valió su primera titularidad una semana después en Huelva. Desde entonces el charrúa solo se ha perdido un partido (el de Villanueva, por lesión) y ha marcado tres goles. También ha sido clave la solvencia de los centrales, Ayoze Placeres y Moisés García. La remontada del Cartagena (en la jornada 8 estaba un punto por encima del descenso) se entiende además por su fortaleza en el Cartagonova, donde ha sumado 18 de los 25 puntos que posee.

Que el Cartagena acumulara tres victorias consecutivas y ocho partidos sin perder ha sido un impulso importante para mirar hacia arriba, pero insuficiente para pensar en cotas más altas. Aun con esa racha de resultados, el conjunto albinegro afrontó el derbi regional ante el Real Murcia a cinco puntos del cuarto clasificado, el Sevilla Atlético. Esa brecha con el play off se entiende mirando los números fuera de casa, la asignatura pendiente para los de Víctor Fernández: 7 puntos de 27 posibles, con tan solo una victoria (en Villanueva, por 1-2).

«Los que están son los que tienen que demostrar que a principio de temporada se les firmó para estar un poco más arriba, y de momento no lo están demostrando», manifestó el pasado domingo Paco Belmonte, en alusión a varios miembros de la plantilla de los que se esperaba un mayor peso. Es el caso de Cristo Martín, quien ha estado lesionado durante más de un mes y no ha terminado de entrar en el equipo; o Sergio García, con dificultades para encontrar portería. El primero venía de jugar en Segunda con el Tenerife, mientras que el segundo había logrado el ascenso de categoría con el Real Oviedo. «Yo no me conformo, siempre quiero mejorar. Tengo muchísimo margen de mejora, tengo que hablar en el campo y es lo que estoy metiéndome en la cabeza», dijo el tinerfeño a finales de septiembre, y añadió entonces que el entrenador le pedía «pisar más el área». Cristo regresó el pasado domingo a la titularidad después de seis jornadas y marcó su primer gol con la elástica albinegra.

El Cartagena disfruta esta semana de vacaciones tras empatar su último partido contra el Melilla, donde volvieron a aparecer los espacios en defensa, las líneas separadas y las concesiones a la contra. Un equipo lanzado al ataque y vulnerable en defensa. «Por momentos me recordó al de principio de temporada», confesó Víctor Fernández, molesto con la falta de vigilancia («me duele que el equipo no haya estado tan junto», comentó) y resignado por «arriesgar demasiado para el poco premio» obtenido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine