FC Cartagena
FC Cartagena11Melilla
 

Paso atrás para el Cartagena

El conjunto albinegro empata en casa ante el Melilla y pierde la oportunidad de colocarse sexto, a cinco puntos del play-off

20.12.2015 | 14:20
Paso atrás para el Cartagena

El Cartagena tenía la oportunidad de colocarse sexto y marcharse de vacaciones a cinco puntos del ascenso. Contra el Melilla dio un paso atrás y volvió a parecerse al equipo de las primeras jornadas: lanzado al ataque pero vulnerable en defensa. La probatura de colocar a Juanlu con Luque en el doble pivote incrementó la relevancia de Sergio Jiménez, ausente en el once titular por unas molestias en el tobillo. Los de Currás se movieron como pez en el agua en este escenario, y la mañana, eso sí, dejó una alegría: Cristo regresó, marcó el gol del empate y completó uno de sus mejores partidos con la elástica albinegra.

Fue un planteamiento extraño el del Cartagena. Ya de primeras la alineación no estaba clara, con Luque y Juanlu en el doble pivote. Sergio Jiménez. Palau, en principio recambio natural en el centro del campo, esperó en el banquillo. Además, volvía Cristo Martín al once. En el Melilla repetía Cascón en ataque, un veterano que ya sabe lo que es ascender a Segunda.

El inicio de partido ya marcaría la línea a seguir por los dos equipos. Mientras que el Cartagena era intenso y acumulaba varias ocasiones, el Melilla optaba por el contragolpe. En el conjunto albinegro hubo muchos más espacios en defensa: los laterales subían, los centrales se abrían y Luque, incrustado en el medio, tenía dificultades para contener las salidas de los norteafricanos, lideradas por Cascón, Hamin y Chupe, que exigiría a Limones con un par de tiros cruzados.

En una de esas salidas, bien conducida por el lateral Pepe desde la derecha, Cascón empujaba la pelota a placer, sin oposición, en el área pequeña. El Cartagena recordó al de principios de temporada, para bien y para mal: fue un equipo muy volcado al ataque que no dejó de inquietar a Dani Barrio. Lanzado al ataque y vulnerable en defensa. Con esa insistencia pasó apuros, pero al final, con un Melilla colapsado, se marchó al descanso con el empate, obra de un Cristo Martín abrazado por sus compañeros. El tinerfeño no pasa por sus mejores momentos y ha estado lesionado durante varias semanas.

Su disparo, tan potente como fantástico, se coló en la portería de un Dani Barrio que solo pudo mirar la pelota. Ni albinegros ni norteafricanos habían brillado por su fortaleza, orden y concentración.

El guión del partido se mantuvo en la segunda parte. El Melilla, eso sí, ganó comodidad: en escenarios así, donde tiene que salir a la contra, se mueve como pez en el agua. Aguanta como puede en defensa y aprovecha con Hamin y Cascón para sorprender a Limones. David Sánchez, el faro del equipo, protagonizó una buena conducción de balón y puso en bandeja un mano a mano de Hamin con Limones, que solventó con acierto el portero.

El Cartagena, entregado al ataque, lo siguió intentando, esta vez desde el borde del área. Primero Bolaños interceptó un pase filtrado de Menudo a Cristo; luego, en un nuevo latigazo del tinerfeño, Barrio puso la mano para desviar a saque de esquina. Entraron Jonxa y Montero, pero fue otro recién ingresado, Plata, quien tuvo el gol de la victoria. El ex del Cacereño, solo en el segundo palo, se olvidó de rematar cuando estaba delante de Limones: el balón pasó por debajo de sus piernas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine