Fútbol

El triunfo llega en Villanueva

El FC Cartagena consigue por primera vez esta temporada ganar a domicilio y lo hace ante el Villanovense, gracias a los dos tantos de Juanlu Hens Las lesiones de Luque y Ayoze dejan una defensa de circunstancias, con Sergio y Palau como centrales

29.11.2015 | 11:12
El triunfo llega en Villanueva

Han tenido que pasar quince jornadas para que el FC Cartagena logre una victoria a domicilio. Lo conseguía ayer en Extremadura ante el Villanovense (1-2) y precisamente en un encuentro en el que las adversidades se fueron acumulando casi desde el comienzo de la semana. Víctor Fernández se dejó en la ciudad portuaria hasta ocho futbolistas del primer equipo bien por lesión o por sanción, lo que le hizo convocar a jugadores como Alex Jiménez, Adama Fofana o Mario Sánchez, quienes además tuvieron que jugar este encuentro en el que los problemas tampoco le fueron extraños.

Para empezar, hay que señalar que dos tantos de Juanlu Hens –los dos primeros de esta temporada– han sido los que han servido a los cartageneristas para acumular su segundo triunfo consecutivo de la temporada, la primera vez que ocurre este año. El futbolista andaluz se reivindicó por vez primera esta campaña, tras un arranque de la misma tan mediocre como el resto de sus compañeros. Un tanto de un gran chut en la primera mitad y otro ajustado en la segunda suponen los tres puntos y auparse hasta la séptima posición en la tabla clasificatoria.

El equipo cartagenerista, que efectuó una muy seria primera parte, se vio desbordado por el rival en la segunda, que además jugaba con uno menos. Aguantó como pudo el bloque de Víctor Fernández para llevarse un choque que se le complicó en los instantes finales del mismo.
El Villanovense se vio descolocado ante la posición del FC Cartagena en el campo. Y es que los albinegros salieron muy bien en medio campo, con un tándem novedoso compuesto por Luque y Palau que trató de maniatar la creación de un rival desasistido. Además, Juanlu Hens actuaba de media punta y servía de enlace para la punta de velocidad de los atacantes. Primero fue Sergio García el que se situó como delantero, tratando de sacar partido a su carrera y habilidad. Luego se intercambió en la posición con Jonxa Vidal y Sergio caía a banda derecha.

Lo cierto es que mientras que el equipo extremeño se perdía en pases sin receptor, los albinegros jugaron con mucho más sentido que otras ocasiones. No sorteaban el esférico en ningún momento, tocaban desde atrás y buscaban con criterio la verticalidad sin precipitación. Al menos así fue en la primera parte, cuando Juanlu se encontraba un balón en la línea de medios del equipo local y de un tremendo zapatazo mandaba al fondo de las mallas. El portero Fuentes no podía hacer nada y se limitaba a colaborar con sus manos para que el esférico acabase de entrar en la portería. Hens, con su gol, estrenaba el casillero personal de goles esta temporada.

Los locales, con uno menos
A ese traspié hubo que sumarle unos minutos más tarde la absurda expulsión, quizá algo rigurosa, de Juanfra, quien recibía la segunda amarilla en el minuto 26 y dejaba a su equipo con un hombre menos.
Lejos de bajar los brazos, el Villanovense apretó los dientes y fue entonces cuando tuvo las mejores ocasiones para haber puesto el empate en el marcador. Antes, en el minuto 31, una galopada de Mario Sánchez –un papel más que aceptable el suyo ayer– hizo que el balón llegara a los pies de Jonxa pero su remate se fue alto.

En el minuto 35 Pajuelo, con la cabeza, remataba muy bien colocado, pero Limones sacaba con apuros a la línea de fondo. Luego fue Moraga quien lo intentó desde lejos, pero el disparo se fue alto.
Luque tuvo en sus botas el 2-0 antes del descanso, cuando Menudo había robado un balón que cedía a su compañero. El cordobés, muy bien colocado y solo para el disparo, lanzaba el esférico demasiado escorado.

En la segunda parte el Villanovense salió más enchufado que los albinegros. Una gran oportunidad de Juanjo en el minuto 50, cuando se plantaba solo ante Limones y éste despejaba, o un remate de Casi de cabeza en el segundo palo y con todo a favor, pusieron contra las cuerdas a un FC Cartagena que nos tiene acostumbrados a esas lagunas en las segundas partes cuando tiene el resultado a su favor.

Para añadir un poco más de suspense al encuentro, Jorge Luque –quien recibía una patada en el pómulo– y Ayoze –con un problema de espalda– se marcharon del campo en el minuto 56, lo que supuso que Víctor tuviera que recomponer aún más la defensa; Palau –centrocampista–, retrasó su posición junto a Sergio Jiménez, quien tuvo que jugar ayer de central también por la lesión de los titulares en este puesto.

Adama Fofana, cedido en el Algar, ocupó un puesto en el centro del campo, lo que terminó por descolocar al equipo albinegro, que apenas salía con el balón controlado. Pero en una de esas acciones por banda izquierda en superioridad numérica, el balón caía a los pies de Juanlu, que tuvo tiempo para apuntar y colocar el balón lejos de la mirada del meta local. Con un 0-2 a falta de 20 minutos y un futbolista más, todo parecía ya hecho, pero el equipo se complicó esos instantes finales de la manera más absurda, con un penalti cometido por Álvaro en el 89' y que Jairo convertía en el 1-2.

El colegiado, que cogió también su dosis de protagonismo, alargó el choque seis minutos, pero que se ampliaron cuatro más, para darle emoción, aunque finalmente todo quedó en un susto antes de sumar los tres puntos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine