Liga ACB

El UCAM necesita acabar con la extraña maldición de Manresa

Los jugadores del equipo murciano, tras el toque de atención lanzado por su técnico, quieren reivindicarse en una pista inexpugnable en 16 visitas

22.11.2015 | 04:00

Al UCAM Murcia le persigue una extraña maldición en Manresa. Es entendible que a lo largo de su historia no haya ganado nunca en pistas como las del Real Madrid y el Barcelona. En los últimos tiempos ha roto la mala racha en otras como las del Joventut y el Baskonia. Pero nadie comprende por qué en Manresa, en las dieciséis visitas realizadas hasta la fecha, nunca ha ganado. El conjunto catalán, salvo en una época a finales de la década de los noventa, nunca ha sido de los que ha manejado grandes presupuestos. Casi siempre, incluso en su época dorada, ha sido un equipo combativo, pero terrenal. Sin embargo, tanto en el viejo como en el nuevo pabellón Congost, el resultado del UCAM siempre ha sido el mismo: la derrota.

El plantel de Fotis Katsikaris llega esta tarde (19.00 horas) a esa pista maldita con la obligación de borrar la mala imagen que dejó hace siete días en Vitoria. No solo necesita ganar, sino también convencer para reencontrarse el domingo 29 con su público ante el Andorra (12.30 horas) en el Palacio de los Deportes con otro sabor de boca. Después de calificar el entrenador de vergonzosa la actuación en la derrota ante el Laboral Kutxa, el griego espera que su mensaje haya calado en el vestuario. Antes de viajar a Manresa, el preparador dejó claro que espera que sus pupilos «saquen la rabia que llevan dentro», pero que también jueguen «con inteligencia» ya que «es posible hacer las dos cosas a la vez, pues tenemos calidad para ello». «Tenemos que trabajar fuerte y defender mejor, hacer más esfuerzo, y mostrar solidez desde el principio», advirtió en la previa del choque Katsikaris.

La plantilla está al completo después de haber sufrido algunos problemas durante la semana Sadiel Rojas y José Ángel Antelo. El alero estuvo ausente de los entrenamientos hasta el jueves por un virus, mientras que el capitán, con molestias en una rodilla, descansó un par de entrenamientos.

Ibón Navarro, entrenador del ICL Manresa que estuvo en las quinielas los dos últimos veranos para venir a Murcia, avisó ayer sobre el UCAM que «no nos viene un equipo, como dice la prensa, de nuestra liga. Es un equipo muchísimo más fuerte pero que, en nuestra cancha y tal y como estamos, les podemos ganar. Tienen un juego interior muy potente y una línea exterior con mucha amenaza. Está claro que jugadores como Lishchuk, Lima, Antelo, Radovic preocupan, pero no más que Benite, Kelati, Wood, toda la línea exterior», dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine