Chat en LA OPINIÓN

"Nos vemos en La Condomina"

César Remón, centrocampista del UCAM Murcia, y Germán Sáenz, atacante del Real Murcia, comienzan con los internautas de LA OPINIÓN una partida de ajedrez que no se resolverá hasta la tarde del domingo - El riojano apuesta por un 1-0 y al tinerfeño no le desagradaría un 1-2

20.11.2015 | 01:46
"Nos vemos en La Condomina"

A la derecha. De azul y dorado. El riojano César Remón. A la izquierda. De grana y con el respaldo de la corona de real. El tinerfeño Germán Sáenz. En medio un tablero de ajedrez cuya partida empezada ayer en LA OPINIÓN se trasladará el domingo al césped del viejo estadio de La Condomina. No habrá dieciséis fichas por cada bando. José María Salmerón, técnico del UCAM Murcia, y José Manuel Aira, entrador del Real Murcia, se tendrán que conformar con once. Algunas de ellas están claras. César Remón seguirá llevando la manija universitaria desde el centro del campo; Germán Sáenz intentará explotar su velocidad y su agilidad para desnudar al rival por la banda derecha. Hasta ayer no se conocían, pero nada más acabar el chat organizado por este diario ambos se despidieron hasta el domingo. «Nos vemos en La Condomina», le dijo el tinerfeño al riojano, que, en este partido, le tocará hacer de anfitrión.

No será hasta poco antes de las siete de la tarde del domingo cuando se sepa quién se llevará el gato al agua, pero nada más sentarse a responder a las preguntas que los lectores de LA OPINIÓN les trasladaron, el centrocampista universitario y el atacante murcianista dejaron claro que no piensan en otra cosa que hacer jaque mate sobre el césped.

«¿Quién crees que ganará el encuentro?», le interrogaban a César Remón nada más sentarse delante del ordenador. Al riojano no le temblaron las manos. Tenía la respuesta clara. «Ganará el UCAM», decía, para incluso aventurarse con un resultado. «Será un 1-0». Menos veteranía tiene Germán Sáenz, quien busca un destino definitivo dónde quedarse, pero en desparpajo no se queda detrás del que será su rival el domingo. A la misma pregunta respondió que «un 1-2 no me desagradaría nada», aunque posteriormente se vino arriba. «¡Buenas, jugón! El domingo lo veo claro, ganamos 0-3 con tres goles tuyos. ¿Qué te parece?», le intentaba poner un aprieto otro de los internautas, pero el atacante murcianista no tardó en visualizar lo que posiblemente sueña cualquier jugador. «Me parece genial. Por mí lo firmaba ahora mismo», escribía sin borrársele la sonrisa de la boca.

La rivalidad quedará para el domingo. Ayer, en las instalaciones de este diario solo había buen rollo. Incluso no faltaron las bromas cuando un aficionado identificado como José Andrés enviaba la misma pregunta a ambos, aunque a Remón le decía que iba a ganar el UCAM y que quería su camiseta, mientras que a Germán le intentaba convencer de que le diese su elástica diciéndole que era del Real Murcia y que serían los granas los ganadores de la partida de La Condomina. El riojano y el tinerfeño entraron en el juego. «¿A quién le pediste la camiseta primero?», le respondía Germán, mientras que César Remón ponía la pelota en el tejado de su compañero de chat: «Germán te la regala encantado, que para eso ha visto la pregunta antes».

Hubo más anécdotas. O mejor secretos desvelados. Porque en el encuentro digital organizado por este diario no solo participaron aficionados sino también los propios jugadores del Real Murcia y del UCAM, que desde el otro lado del ordenador intentaban poner en aprietos a sus compañeros. «Buenas tardes. ¿Es cierto que te apodan GGT en el vestuario?», preguntaba alguien de forma anónima. Anónimo para todos menos para Germán, que nada más leer la cuestión se acordó de su compañero Fernando Pumar. «Ha sido él», decía en voz alta. Su respuesta también llevaba algo de incógnita. «Algo parecido, pero seguro que si preguntas es que algo sabes (avispa)».

Si Pumar participaba en el chat de Germán; Antonio Bello no dudaba en preguntar a su compañero y amigo César Remón. «¿Puedes contar la anécdota de cuando te dormiste en Irún con un compañero y dejaste la ventana abierta? ¿Por qué te llaman el comandante Rata?». El riojano pilló al 'periodista' anónimo a la primera. «Hola, Antonio Bello. ¿Cómo estás?», le escribía, para a continuación responder educadamente a su interlocutor cibernético: «Pues la verdad es que estaba con un sin vergüenza en la habitación e intenté que enfermara... No estabas en forma para jugar y te intenté sabotear, pero bueno al final hiciste un buen partido, no te voy a mentir. P.d. Invítame a cenar esta noche que no me queda nada en la nevera». El centrocampista, segundos antes, había señalado que su mejor amigo en el vestuario es el propio Antonio Bello. «Llevo tres años con él», explicaba, aunque tampoco quiso olvidarse de «Góngora y de Carlos». También desveló que es seguidor del Atlético de Madrid y que cuando era niño quería parecerse «a Gerrard, excapitán del Liverpool. Creo que es un ejemplo y un jugador total».

Germán Sáenz, por su parte, hablaba de lo que le ha gustado la ciudad de Murcia. «Venía muy expectante, y poco a poco Murcia me gusta cada vez más. La gente me está tratando muy bien y así es muy fácil adaptarse», comentaba el futbolista que acudió al chat junto a su mujer y a su niña de 11 meses.

Para acabar, César Remón, que no dudó en elogiar al Real Murcia señalando que «es un equipo para estar arriba y tiene jugadores de mucha calidad», y Germán Sáenz coincidieron en que el duelo del domingo «será muy bonito de jugar».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine