Fútbol. Segunda B
UCAM21Villanovense

 

Pallarés catapulta al UCAM

El valenciano mantiene líder a los universitarios tras provocar el penalti transformado por Góngora y conseguir otro tanto que amplía el marcador a los doce minutos de juego

09.11.2015 | 04:00
Pallarés catapulta al UCAM

Salmerón: «Con su gol nos entró el nerviosismo»

  • El técnico del UCAM Murcia, José María Salmerón, se mostró exultante por el juego desplegado por sus futbolistas durante los primeros cuarenta y cinco minutos del choque de ayer ante el Villanovense.
  • Su equipo consiguió la victoria por 2-1 en La Condomina, la cuarta seguida en el feudo universitaria, que le mantiene por tercera semana consecutiva como líder del grupo IV de Segunda División B: «Hemos hecho una de las mejores primeras partes de la temporada, con llegadas a portería, control del balón y sin recibir ocasiones».
  • El juego del equipo, muy fluído y rematado con dos goles tempraneros que certificaban un buen resultado hasta el descanso, satisfizo plenamente la idea futbolística del propio Salmerón.
  • No obstante, el preparador almeriense lamentó no haber solventado la papeleta de forma más certera en el segundo tiempo del partido, a pesar de haber dispuesto de un hombre más sobre el campo desde el minuto 72 debido a la expulsión de Juanfran Guarnido.
  • «Con el gol del Villanovense nos ha entrado un poco de nerviosismo, pero hemos seguido creando peligro», confesaba el técnico al analizar el partido posteriormente en sala de prensa.
  • «En la segunda parte nos ha penalizado no acertar, pero podíamos haber hecho el tercero y hasta un cuarto gol, no estuvimos finos en la finalización».
  • El propio Salmerón avisó a lo largo de la semana de las formas de crear peligro que suele emplear el conjunto extremeño, en especial a través del balón parado. El gol del Villanovense llegó precisamente en una jugada tras un saque de esquina, cuyo peligro no supo repeler el equipo entrenado por Salmerón y desembocó en el tanto visitante que trajo el nerviosismo al conjunto del UCAM. Por suerte, los locales mantuvieron su renta y cosecharon una nueva victoria.

El UCAM Murcia cosechó su cuarta victoria consecutiva en La Condomina tras vencer ayer al Villanovense, gracias especialmente a un nombre propio que se elevó por encima de los demás para prolongar el buen momento de forma que atraviesa: Pablo Pallarés volvió a marcar para los murcianos y así convertirse en el claro artífice de la victoria de su equipo, confirmando que su olfato de cazagoles mantiene a los universitarios en lo más alto de la clasificación del grupo IV.

El UCAM fue superior durante la gran mayoría de los minutos del encuentro, pero el Villanovense, ese equipo capaz de empatar sin goles frente a los suplentes del FC Barcelona en la ida de su eliminatoria de Copa del Rey, no bajó los brazos y silenciosamente supo traer los nervios al respetable de La Condomina en la segunda mitad.

Los universitarios salieron en tropel hacia el arco defendido por José Fuentes, que pese a los dos goles encajados se mostró seguro en las acometidas que recibió durante todo el choque. En el minuto 2, cuando los dos equipos prácticamente aun se posicionaban sobre el campo, Nono colgó desde la banda izquierda un buen centro hacia el corazón del área. Pallarés, el matador universitario, fue derribado por un Nando que veía la cartulina amarilla al impedir el remate de cabeza del valenciano. Góngora, el otro hombre de moda en el UCAM, definía por bajo, engañando totalmente a Fuentes, con su guante izquierdo desde los once metros para poner de cara el choque para el equipo murciano.

Los pupilos de José María Salmerón crecieron gracias a ese tanto tan tempranero que hundía las expectativas del Villanovense. Pese a madurar y contener el esférico con buen gusto, el UCAM cosechó su segundo tanto en el minuto 12 gracias a un contragolpe perfecto: Fall controlaba en el centro del campo y combinaba rápidamente con un Iván Aguilar que arrancó su carrera con un gran autopase. Llegó lanzado hasta la frontal del área para realizar una apertura a banda izquierda donde Nono la puso rasa hacia el segundo palo para que Pallarés remachara a placer.

El segundo derechazo de la tarde dejaba noqueado al Villanovense, que se quedaba al borde del abismo con un mundo de partido aun por delante. La primera parte así lo certificaba, ya que el UCAM prolongaba sucesiones de pases precisas y mareaba sobre el césped al conjunto extremeño. Julio Cobos, técnico visitante, replegaba a sus futbolistas en su propio campo, ya que la presión adelantada programada desde el inicio del partido no ofrecía el resultado esperado.

Tras el descanso, el UCAM se relajó y redujo una marcha en su juego, y le pudo costar caro. El Villanovense mantuvo su juego ramplón, buscando hacer daño a la contra o a balón parado. Así fue como redujo distancias en el marcador. En el minuto 63 Juanjo, que entró en la segunda mitad, resolvía una jugada embarullada tras un saque de esquina. La zaga del UCAM pudo repeler mínimamente el peligro, pero el defensor Cubi disparaba desde la frontal, el rechace sobrevoló el área y Juanjo se alzó por encima de los demás para peinar el balón y marcar el 2-1.

Poco después, el equipo extremeño se quedaba con diez por la expulsión de Guarnido, que pese a haber visto una primera cartulina amarilla en el primer tiempo, fue expulsado por roja directa tras propinar un codazo a Góngora. El Villanovense comparecía con un jugador menos, pero la intranquilidad que consiguió provocar gracias al tanto de Juanjo se hizo más fuerte que cualquier otra adversidad.

Un par de jugadas pudieron certificar la igualada, pero únicamente traerían cierta tensión a los locales. En la primera de ellas Fran Pérez (tanto él como Pol Bueso, se mostraron excelsos en el corte de las líneas de pase) consiguió desviar un centro raso de Moraga desde la derecha hacia el borde del área pequeña. En la otra ocasión más clara, una falta lateral botada desde la izquierda por Elías Pérez era rematada de cabeza en el punto de penalti por Cubi, pero su testarazo se marchaba desviado por poco del arco defendido por Escalona.

Certificado de superioridad

  • El UCAM no supo ampliar su renta para rubricar la victoria con tranquilidad, a pesar de que dispuso de grandes contragolpes para hacerlo, especialmente en las botas de Góngora e Higinio, pero ambos mostraron poca puntería o provocaron buenas intervenciones de José Fuentes. Con esa falta de contundencia desesperante en la finalización, el UCAM veía como el encuentro expiraba para certificar, una semana más, su superioridad al frente del grupo IV de Segunda B.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine