Fútbol Sala. ElPozo Murcia
ElPozo Murcia24Magna Gurpea
 

ElPozo frena en seco

El equipo de Duda, irreconible durante todo el encuentro, se muestra inoperante en ataque y ofrece una preocupante falta de ideas ante el Magna, que se lleva una merecida victoria del Palacio

01.11.2015 | 13:55
ElPozo frena en seco

ElPozo sumó su segunda derrota en casa tras caer con justicia frente al Magna Gurpea por 2-4 en un encuentro en el que adoleció de falta de ideas. La inoperancia ofensiva que mostró la escuadra murciana puede ser más preocupente que el resultado, ya que no pudo verse rastro alguno del conjunto que debe estar entre los primeros puestos de la tabla. Los locales, aunque nunca le perdieron la cara al choque, no llegaron a ponerse por delante en el encuentro y durante el partido siempre rondó la sensación de que iban con una marcha menos que su rival. Porque en la escuadra murciana sobra la clase, pero ésta no terminó de mostrarse y el juego de los de Duda estuvo lejos del que se le requiere a un equipo aspirante a luchar por todos los títulos.

El primer tiempo arrancó con ElPozo deleitándose en su juego. Con velocidad y criterio, impusieron su ritmo y dominaron a un Magna algo desubicado sobre la pista murciana en los compases iniciales del choque. Sin embargo, los de Imanol Arregui tardaron poco en tomarle el puso al encuentro y comenzaron a desplegar un juego basado en una defensa asfixiante que hizo que los locales bajasen sus prestaciones. Con el partido igualado, siguió intentando inaugurar el luminoso el conjunto murciano, que tuvo muchas ocasiones para conseguirlo. Sin embargo, el no hacerlo le dio alas al equipo navarro, que viendo que su rival no llegaba a morder, decidió dar un paso al frente. No tuvieron que esperar mucho los visitantes para encontrar su premio, pues Víctor puso con ventaja al Magna tras recoger un rechace de Fabio a disparo de Araça y batir al meta local. ElPozo, tras el tanto, no se amilanó e hizo el empate pocos segundos después tras un disparo de Lolo Suazo que tocó en Yoshikawa y despistó a Raúl.

Igualada la contienda, el equipo navarro fue poco a poco desesperando a su rival con su defensa y su criterio en el juego, y la escuadra murciana pagó cara su falta de ideas en labores ofensivas encajando un segundo tanto obra de un Eseverri que parece tener veinte años.
El gol hizo justicia a lo que estaba sucediendo en el choque pues, aunque ElPozo intentaba elaborar jugadas que lo llevasen a encontrar el gol como premio, lo cierto es que acabó pidiendo la hora al colegiado ante el peligro que llevaba un rival que pudo hacer el tercero antes de marcharse a vestuarios.

El segundo acto comenzó con los locales poniendo a prueba al meta visitante. ElPozo parece hacer estrellas a los porteros visitantes en los últimos encuentros.

Discurrió el encuentro con igualdad cuando en una jugada polémica el colegiado señaló penalti a favor de los locales. Miguelín no desperdició al oportunidad e igualó una contienda que se estaba poniendo cuesta arriba para un Duda que se desesperó con el hacer de los suyos. Con el tanto del balear, la alegría llegó a la grada, pero no a unos jugadores que disfrutaron de muchas oportunidades más por corazón que por cabeza.

A pesar del empate, ElPozo no mostró síntomas de mejoría en el juego que estaba elaborando, y el Magna, tras haber avisado en numerosas ocasiones, hizo su tercer gol para noquear a un equipo que, sorprendentemente, ya estaba fuera del partido a pesar de haberlo igualado. El gol de Dani Saldise en una contra hizo mucho daño a un conjunto que incomprensiblemente mostró su peor versión en una semana en la que se está jugando mucho.

José Ruiz, lesionado
Marchando abajo en el marcador, los pupilos de Duda, con los que no pudo jugar José Ruiz por una lesión en el calentamiento del partido, apretaron los dientes y forzaron a su rival a encerrarse en su área. Pero el Magna, bastante versado en esto del fútbol sala, busco las contras para hacer daño a un contricante que viendo lo peligroso que era el conjunto visitante, no pudo encomendarse plenamente a aquello que más le hacía falta: atacar.

Lima, que acabó el partido lesionado, salió como portero-jugador y, aunque el peligro volvió a rondar la meta navarra, nunca llegó a consurmarse el tanto que hubiera salvado los muebles a un equipo irreconocible. Y al final, cuando moría el partido, el meta visitante hizo un tanto desde su área para sentenciar a un contricante que había hincado la rodilla mucho antes. ElPozo nunca llegó a encontar su estilo y, convirtiéndose en un equipo menor que en nada se parece a lo que es o puede ser, ve cómo se alejan Movistar Inter, que ayer noche empató en Antequera, y Barcelona, que ganó al Levante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine