Fútbol. Segunda B
UCAM30Algeciras

 

Un líder que apisona

El UCAM vuelve a mandar en solitario en el grupo IV tras cuajar una primera mitad a un nivel excelso, en la que sentencia el choque con goles de Góngora, de penalti, Pallarés y Jesús Rubio - El Algeciras se ve superado durante todo el encuentro

26.10.2015 | 09:09
Un líder que apisona

Un aficionado, detenido tras agredir a un jugador visitante

  • Tras el encuentro entre el UCAM Murcia y el Algeciras, ya en los aledaños de La Condomina, un grupo de aficionados esperó tras el partido la salida de los futbolistas del conjunto visitante.
  • Cuando éstos se encaminaban hacia su autobús para el retorno a la provincia gaditana, un hincha del UCAM se encaró con Melchor, centrocampista del Algeciras. Este le golpeó y le provocó una herida en la ceja, por la que tuvo que ser atendido en el interior del estadio universitario, donde recibió varios puntos de sutura.
  • El aficionado fue reducido por las fuerzas de seguridad y tuvo que prestar declaración en comisaría. El UCAM Murcia, en un comunicado, lamentó «profundamente el incidente ocurrido» y expresó «su más enérgica condena a cualquier acto violento».
  • Por otra parte, José María Salmerón, técnico del UCAM, ofreció dos caras en sala de prensa tras el gran partido culminado por sus jugadores con una cómoda victoria sobre el Algeciras: satisfacción y evitar relajaciones. Destacó los primeros 45 minutos del choque, en los que la escuadra universitaria supo dominar y plasmar su superioridad con tres goles antes del descanso, que otorgaron mucha tranquilidad al equipo local. «Abrimos el marcador muy pronto y hemos gozado de tranquilidad. Tras el descanso, hemos superado el arreón inicial del contrario, conservando el balón para atacar y no tener que defender», afirmaba un Salmerón conforme con el desempeño de todos sus jugadores. Y es que el técnico almeriense, a continuación, no quiso ensalzar la figura de ninguno de sus pupilos pese al gran momento que atraviesan algunos de ellos, ya sean Góngora, Pallarés o Isi Ros, porque «lo importante era conseguir los tres puntos y pensar en el próximo partido, estamos en la jornada diez y esto acaba de empezar».

Los sabios futbolísticos siempre corroboran que lo esencial en el fútbol es ganar, pero apoderarse de goles y puntos tras un fútbol de calidad corroboran el buen funcionamiento de un grupo preparado para el más alto objetivo. El UCAM firmó ayer el que probablemente haya sido el mejor partido en lo que llevamos de temporada de los universitarios.

Una victoria solvente por 3-0 ante un Algeciras noqueado desde los primeros compases del encuentro que sirvió para certificar el liderato universitario en solitario del grupo IV de Segunda División B. Al fin, Salmerón pudo ver en sus pupilos una idea de juego que trabaja para implantar desde el mes de julio: dominio exultante de la posesión, elaboración de ocasiones tras contenciones prolongadas del esférico, solidaridad entre las líneas del equipo con un constante ofrecimiento para conservar el balón, y sobre todo, remate, mucho remate.

Los primeros 45 minutos fueron un festival universitario. El UCAM apisonó y destrozó a un Algeciras por dentro y por las bandas, especialmente por la izquierda, donde Góngora volvió a reafirmar que es el hombre de moda en el bloque local: gol y asistencia una jornada más.

Tras el primer cuarto de hora, el UCAM ya mandaba en el marcador por 2 goles a 0. Un saque de esquina desde el lado derecho acabó convirtiéndose en una clamorosa mano de Mario dentro del área que el colegiado Gil Coscolla (demasiado tarjetero, por cierto) no dudó en señalar. Góngora la pidió y no falló, aunque su lanzamiento no fue del todo efectivo, ya que Josemi intentó desviar el esférico con sus piernas. Sin embargo, el balón se introdujo en la portería y daba una tempranera ventaja a un UCAM que no habitúa a marcar en los primeros minutos.
Tras el saque de centro, el equipo universitario recuperaba el esférico rápidamente para volver a generar otra clara ocasión, que finalmente supondría el segundo tanto de la tarde: Jesús Rubio, desde la banda derecha, la puso templada tras adentrarse hacia el vértice del área, en el segundo palo aparecía Nono, prácticamente solo, para ceder hacia el área pequeña donde Pallarés, que lo remata todo por arriba, la remachara y vuelva a ´mojar´ una jornada más.

El UCAM, con la tranquilidad de su ventaja en el marcador y con un Algeciras impotente, prosiguió con su idea futbolística,preservando el esférico para que los visitantes no consiguieran crear peligro sobre el arco de Escalona. En la primera mitad, el Algeciras únicamente hizo trabajar a Escalona en un par de salidas por alto tras saques de esquina, acercamientos estériles que nunca trajeron el miedo a las gradas de La Condomina.

El UCAM dispuso de otra buena oportunidad poco antes de hacer el tercer gol del partido. Góngora, tras una buena combinación en banda izquierda con un trabajador Iván Aguilar, no llegó a culminar la entrega del delantero malagueño ante un Josemi desafortunado durante el encuentro.

Y el culmen del acierto en el pase y el control del esférico llegó en el minuto 37. Jesús Rubio fue el encargado de culminar una jugada de nivel excelso en la que prácticamente todos los jugadores del UCAM, incluído Escalona, participaron en algún momento en la elaboración: una sucesión de pases perfecta la relanzó Fall desde la derecha, con un desplazamiento en largo hacia la izquierda que Nono prolonga hacia la banda y Góngora (otra asistencia más para el lateral) la pone perfecta por bajo para que Jesús Rubio culmine desde el punto de penalti a Josemi.

El partido quedó prácticamente finiquitado antes del descanso. La renta, además de amplia, echó por tierra las aspiraciones del Algeciras, que no se encontró cómodo prácticamente durante todo el choque.

Tras el hemisferio, ambos conjuntos compartieron el control del balón, con algunos acercamientos sobre ambas porterías que nunca entrañaron severo peligro de gol. Lo mejor del segundo acto lo puso Isi Ros, el joven extremo del UCAM, que volvía a gozar de minutos tras su debut oficial la pasada jornada ante el Granada B. Desbordó por ambas bandas y dejó detalles técnicos de gran calidad, haciendo disfrutar al respetable de La Condomina.

El UCAM, tras esta contundente victoria, recupera el liderato en solitario, pero sobre todo, recupera la chispa goleadora que había faltado en encuentros anteriores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine