ÚLTIMA HORA
Al menos dos muertos tras chocar un tren y un autobús escolar en Francia
Segunda División B. Real Murcia

Los abonados dejan en caja 560.000 euros, un 37% menos que el curso anterior

El Real Murcia ve como la partida de ingresos más importante en Segunda B se reduce en unos 340.000 euros después de cerrar la campaña de socios con 1.667 carnés menos que hace un año

14.10.2015 | 00:22
Aficionados granas en las gradas de Nueva Condomina durante el choque ante el Betis B.

­El cierre de la campaña de abonos del Real Murcia ha significado el primer revés al presupuesto del club para esta temporada, en la que los granas siguen compitiendo en Segunda B, una categoría en la que los ingresos, sin los derechos televisivos ni los porcentajes de quinielas que permiten tomarse un respiro a los clubes del fútbol profesional, brillan por su ausencia. Hace algo más de una semana, los responsables de la entidad murcianista daban a conocer las cifras definitivas de carnés vendidos. En total, 5.127 aficionados habían decidido mantener su fidelidad al escudo, 1.667 menos que un año antes. Esa caída de abonados unido al cambio de butaca de muchos de ellos para optar por una zona más barata suponen unas perdidas de 340.000 euros, según los datos que ha podido conocer esta redacción de fuentes de Nueva Condomina. Y es que los ingresos por ese concepto, partida más importante para ir salvando el día a día en la división de bronce, han pasado de los alrededor de 900.000 euros que entraron en las arcas el pasado verano a los 560.000 que se han conseguido para esta campaña.

Esos 560.000 euros apenas permitirán cubrir un 30% del presupuesto total del Real Murcia para la presente temporada, una partida que según explicó Jesús Samper, máximo responsable de la entidad, el pasado mes de junio rondará los dos millones de euros, correspondiendo el porcentaje más importante a los costes de los jugadores y el cuerpo técnico que integran la primera plantilla. Por lo que tendrá que ser el presidente, que ya el pasado curso tuvo que hacer un esfuerzo extra para poder afrontar el pago de las cuatro o cinco últimas nóminas, el que se encargue de poner una vez más de su bolsillo las cantidades necesarias para ir cubriendo todos las pagos.

Si, en lo que a ingresos por venta de carnés se refiere, los murcianistas apenas notaron el pasado curso el descenso administrativo, en esta ocasión, el bocado ha sido considerable. Y es que, según los empleados del club hace un año muchos aficionados sacaron su carné antes de conocerse que el equipo jugaría en Segunda B, de ahí que la perdida de abonados no llegase a mil (de 7.820 se pasó a 6.906). Por eso, tanto en la 13-14 y en la 14-15 lo percibido por la campaña de abonos rondó los 900.000 euros. Cifras que sí eran un poco inferiores respecto a los dos cursos anteriores. En el temporada 11-12 y en la 12-13, ambas en Segunda , los seguidores dejaron en las arcas del club 1,5 y 1,1 millones de euros, respectivamente. Por su parte, en el anterior paso por Segunda B, correspondiente a la liga 10-11, los 8.676 socios murcianistas ingresaron 855.868 euros, según aparece reflejado en los informes de cuentas que cada año se aprueban en junta de accionistas. Unas cantidades insignificantes si echamos la vista mucho más tiempo atrás y recordamos la campaña 2007-2008. Con el Real Murcia en Primera División, el club tuvo que cerrar el periodo de captación de abonados al llegar a los 25.000 carnés vendidos, lo que permitió ingresar 9,6 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine