FÚTBOL. Segunda B

Una jornada que termina sin dolor

El Real Murcia, a pesar del empate sin goles ante el Linares, se mantiene igual que la semana anterior, octavo y a dos puntos de los puestos de play off, ya que la jornada en el Grupo IV depara hasta siete igualadas

05.10.2015 | 04:00

El Cádiz pierde a Mantecón para el choque ante los granas del sábado

Cuando el Real Murcia empató el sábado a cero contra el Linares, faltando por disputarse la jornada de ayer, todo parecía indicar que los murcianistas iban a perder algún puesto en la clasificación general y que, probablemente, también se iban a alejar un poco de la zona de play off de ascenso. Sin embargo, la jornada séptima del Grupo IV de Segunda B deparó un total de siete empates, viéndose afectados los equipos de la parte alta y provocando de forma automática que los pupilos de José Manuel Aira sigan una semana más, a pesar de no hacer los deberes, a dos puntos de los puestos de promoción de ascenso y defendiendo la misma posición, el octavo puesto.

Los empates del Mérida ante el Granada B (1-1), la derrota del UCAM en Huelva (1-0) y la igualada entre La Hoya y el Cádiz (1-1) fueron algunas de las claves por las que los granas han salido casi indemnes de una jornada que podría haber penalizado más a los jugadores de la entidad grana. También empató el Melilla ante el San Roque (1-1), el Marbella contra el Sevilla Atlético en el último minuto (1-1), mientras que Algeciras y Almería B se repartieron los puntos sin goles y el Villanovense y el Linense hicieron lo mismo, aunque con un empate a uno en el marcador.

El único problema del Real Murcia es que el empate contra el Linares frenó una racha inmaculada de tres victorias consecutivas, aunque después de todo, el tropiezo en casa del último sábado no va a pasar una factura tan alta como podría haber sido. Ahora bien, los jugadores que prepara Aira tienen una papeleta complicada el próximo sábado, precisamente ante el Cádiz, en uno de esos partidos que en principio están señalados en rojo en el calendario cuando empieza la Liga como una de las citas de más envergadura.

Y tantos murcianistas como gaditanos van a tener bajas de jugadores titulares para verse las caras el próximo fin de semana en el Ramón de Carranza. Si en el bando murcianista no estará el defensa Jaime Sobregrau, quien fue expulsado por doble amarilla ante el Linares, en el bando andaluz tampoco estará el lateral Mantecón, quien vio la roja prácticamente en el tiempo de descuento del choque de ayer en el Artés Carrasco ante la Hoya Lorca y que terminó con empate a uno.

En el caso murcianista parece claro que el recambio que tiene pensado José Manuel Aira será el de Tomás Ruso, uno de los fichajes del pasado verano y que llegó procedente del Huracán Valencia. Ruso tuvo un par de oportunidades en el arranque liguero, pero al final Sobregrau terminó por ganarle la partida. Sin embargo el valenciano tiene el reto de demostrar sus capacidades dentro de unos días cuando tenga que ser el compañero de Satrústegui en el centro de la zaga para tratar de frenar a Güiza y compañía.

Ninguno de los dos equipos llegará al partido pletórico, ni en juego ni en resultados, pero los andaluces llevan dos puntos por encima de los granas que siempre puede hacer que afronten el partido con cierta dosis de tranquilidad, algo que le podría venir fantástico al Murcia si es capaz de mostrar en el Ramón de Carranza algunas de las mejores características que tiene el equipo de este curso. Eso sí, la primera parte tiene que ser mucho más seria que lo que se pudo ver el pasado sábado contra el Linares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine