Fútbol. Segunda B
Cartagena20Almería B

 

La suerte cambia por fin

El FC Cartagena derrota por 2-0 al Almería B, con goles de Ayoze y Montero, y logra la primera victoria de la temporada - Quique Rivero recupera la titularidad en un encuentro en el que los dos defensas centrales titulares se retiran lesionados

21.09.2015 | 00:29
La suerte cambia por fin
La suerte cambia por fin

El FC Cartagena conseguía a la quinta, la victoria en el campeonato liguero. El triunfo ante el Almería B se fraguó en el minuto 62, con un remate al fondo de la red de Ayoze, quien salió al campo para sustituir al lesionado Gonzalo Verdú. Luego, cuando el equipo ya jugaba a la contra en los minutos finales, Montero hacía el definitivo 2-0 al transformar un penalti que había cometido el portero unos instantes antes sobre el mismo futbolista.

El FC Cartagena no hizo su mejor partido pero también se vio abocado a las circunstancias de un rival que apretó mucho en la salida del balón y en defensa, casi infranqueable durante todo el choque. El preparador local tuvo que variar su estilo por momentos y dotar al equipo de mayor desplazamiento vertical para tratar de enlazar con los de arriba, ya que los defensas no eran capaces de soltar con eficacia el esférico por la citada presión del oponente.

El Almería B fue por momentos mejor que el Cartagena, sobre todo en el arranque de la primera parte y apretó los dientes tras el primer gol de los albinegros, pero en esta oportunidad los de Víctor Fernández no cometieron errores, fueron solidarios en los apoyos y a pesar de los contratiempos en forma de lesiones de sus dos centrales, no perdieron nunca el sitio.

Este resultado, la primera victoria por fin, supone un salto cualitativo en la tabla clasificatoria. Los cartageneristas abandonan los puestos de descenso y se aupan hasta la decimotercera posición, con cinco puntos, aunque empatados a puntos con otros tres rivales que marchan por debajo.

Tras unos minutos iniciales en los que los albinegros, –ayer, por cierto, con la camiseta de la provincia marítima–, salieron enchufados, el equipo cartagenero se vio sobrepasado por un Almería B muy intenso, que apretaba tanto en la salida como en los marcajes individuales, lo que impedía a los locales desarrollar la mínima expresión de su juego habitual. Tanto es así que vimos a un FC Cartagena que abusó del pase largo desde atrás, algo que resultaba a todas luces inútil porque los visitantes estaban muy bien posicionados en la línea defensiva. Los dos centrales, Joaquín y Josema, sujetaban con contundencia a Montero y el delantero albinegro tenía que bajar demasiado atrás para recibir el balón, lo que le hacía perder cualquier opción de para crear peligro.

Un remate del propio Montero en el minuto uno, que se marchaba alto, y otro del mismo protagonista a pase de Juanlu Hens en el seis, que acabó de la misma forma, dio paso a un Almería B más incisivo, más vertical y peligroso.

Hicham anunció con la primera acción en el 11'. Un pase por arriba dejó desbordado a Moisés y el jugador del bloque almeriense disparó cruzado pero Limones despejó con la punta del pie evitando que el balón entrara. El posterior disparo de Guirao, también en una buena posición, acabó fuera.

La mala noticia para el FC Cartagena llegó en el minuto 21 cuando Gonzalo Verdú, tras recuperar un balón en la banda, se torcía el tobillo y se tuvo que retirar lesionado. Ayoze Placeres, que hasta el momento no había debutado en la temporada, ocupó su lugar.

Los últimos 25 minutos del equipo de Víctor fueron lo mejor del primer periodo. Quique Rivero, que da retazos de su clase, empezó a ser más protagonista y facilitó que el fútbol fluctuara por el medio campo y las bandas. También Juanlu Hens, ayer titular relevando a Sergio García, fue uno de los exponentes en ataque.

Los albinegros empezaron de nuevo a aproximarse con mayor asiduidad a la meta defendida por Gianfranco. Se despegaron esa presión del Almería B. Hens y Cristo cambiaban de banda y también se alternaban con Menudo en las posiciones. El primer aviso llegó con un testarazo de Moisés en el minuto 27, que detuvo Gianfranco con comodidad a pesar de que el balón iba ajustado al palo.

Luego fue Juanlu Hens quien lo intentó primero por la banda derecha, con quiebro a su defensor y disparo pegado al palo, que el meta visitante despejó con mucha dificultad a línea de fondo.

Un minuto más tarde, en el 32, el mismo protagonista en la banda contraria y con disparo similar, al palo corto. Esta vez Gianfranco volvía a estar más atento y detuvo en dos tiempos un golpeo seco y colocado a la base del poste.

La acciones ofensivas volvían a recuperar el ánimo de una afición que había visto por momentos desbordado a su equipo ante la superioridad física del Almería B.

Tras el paso por los vestuarios, el FC Cartagena volvía a salir enchufado. En el minuto 48, un pase interior de Rivero lo recogía Montero y encaraba solo al meta Gianfranco. Quiso ajustar tanto que el balón se marchó fuera pegado al a base del poste izquierdo.

Unos minutos más tarde el otro central titular, Moisés, recibía un fuerte impacto en la cabeza que lo dejaba aturdido en el suelo y que hizo saltar las alarmas de forma momentánea. Los servicios médicos lo atendieron muy pronto, pero desaconsejaron su continuidad sobre el campo, por lo que fue sustituido por Sergio García.

El movimiento dentro del terreno de juego fue situar a Ceballos como central y bajar a Juanlu Hens al carril derecho. Sergio García ocupaba la marca dejada por su compañero Hens.

Los dos últimos goleadores del equipo, Moisés y Verdú, estaban fuera y tuvo que ser su compañero de posición, Ayoze, quien continuara la racha de la defensa, al rematar al fondo de las mallas un rechace de Gianfranco tras disparo de Montero.

Era la primera ocasión que el FC Cartagena se ponía por delante en el marcador en lo que va de temporada, por lo que tenía que demostrar que es capaz de jugar con el resultado a favor. Es verdad que, por otro lado, el rival dio un paso adelante sin más remedio. Entró un espigado delantero Rubén, que puso en aprietos a Limones en el minuto 66. De una galopada se plantó ante el portero local, pero su remate fue tímido, manso, lo que facilitó que el cancerbero detuviera sin dificultad.

Carmona, en el 77, mandaba un balón envenenado que hizo emplearse a fondo de nuevo al meta del equipo cartagenero.

La polémica surgía con un gol anulado al Almería B por fuera de juego que resultaba algo dudoso, aunque el FC Cartagena no se conformó con el 1-0 y Montero, muy trabajador, como siempre, forzó un penalti que él mismo se encargó de transformar para dar la tranquilidad a los jugadores y la primera alegría a los aficionados albinegros.

"Matamos dos pájaros de un tiro al ganar y mantener nuestra portería a cero"

  • El Cartagena terminó ayer de sacarse esa espinita que llevaba clavada desde el inicio de temporada con la primera victoria del curso. Llegó en la quinta jornada, ante el Almería B, por 2-0. «Por fin nos quitamos esa mochila que teníamos todo el equipo, yo creo desde la pretemporada, cuando perdimos el primer partido ante el Pinatar. Hoy [ayer] por fin hemos conseguidos los tres puntos, pero nos ha costado ante un buen rival. Matamos dos pájaros de un tiro: ganar y mantener la portería a cero», explicó el entrenador albinegro, Víctor Fernández, tras el partido.
  • Precisamente sobre el asunto de no encajar goles insistió bastante el de Mérida, ya que el Cartagena, por primera vez esta temporada, consiguió dejar su portería a cero. «El equipo tuvo algunos tramos por la pelota, pero luego empezamos a llegar», dijo. Los nervios también empezaron a florecer en el descanso, cuando el conjunto albinegro se marchó con empate a cero. Durante la semana ya comentó Víctor Fernández que trataba de gestionar esas ansias de ganas. «Cuando metimos el primer gol nos entró el miedo por si el Almería B empataba. Nos fuimos un poquito atrás y metimos a Luque. Los jugadores sabían que teníamos que ganar y lo han dado todo», confesó.
  • El técnico albinegro quitó importancia a que los cinco punto que tiene el Cartagena hayan llegado gracias a los centrales: Verdú ante el Linares, Moisés en Sevilla y Ayoze ayer. «Hacía falta ganar y mantener la portería a cero, así que me da igual quién marque los goles. No era fácil nuestra dinámica de resultados (cuatro jornadas sin conocer la victoria). Llevamos tres partidos sin perder (empates contra Linense y Sevilla Atlético y triunfo frente al Almería B). A partir de ahora el equipo jugará con más tranquilidad, sin pensar en esos primeros tres puntos. Por eso agradezco el apoyo y el agradecimiento de la afición, que no es fácil mantener con estos comienzos de Liga».

En cuanto a los lesionados Verdú y Moisés, que tuvieron que abandonar el terreno de juego, Víctor Fernández confirmó que hoy se le harán «más pruebas» al central cartagenero, aunque tiene fractura del quinto metatarsiano y no se descarta que pase por quirófano. En cuanto al exfutbolista del Logroñés el club comunicó en las redes sociales que el defensa pasaría unas horas de observación en el centro médico Virgen de la Caridad por un traumatismo craneoencefálico leve.

El central Ayoze Placeres tuvo que debutar ayer ante el Almería B cuando Gonzalo Verdú pidió el cambio en el minuto 23. El canario, hasta ese momento, no se ha había vestido de corto para defender la elástica del Cartagena. Casi 40 más tarde, en el suelo, remató un balón suelto en el área para adelantar en el marcador al conjunto albinegro. «No se puede pedir más: debutar, marcar y ganar. Estoy muy feliz, sobre todo por el equipo, que merecíamos algo más» en el arranque liguero. Además, Ayoze aseguró que la victoria contra el Almería B dará «más confianza al equipo. Al principio estaba un poco nervioso, pero jugamos bien y te acoplas muy rápido. Son tres puntos que tranquilizan».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine