Ciclismo. Vuelta a España

La Región se va de 'romería'

La afición murciana, desde la entrada del pelotón por Caravaca, se echa a la calle para recibir a los ciclistas y aclamar a los murcianos Alejandro Valverde, José Joaquín Rojas y Luis León Sánchez

30.08.2015 | 04:00

Cinco años después de que la Vuelta a España pisara por última vez la Región de Murcia, la octava etapa de esta edición 2015 se convirtió en un auténtico éxito por la cantidad de aficionados que siguieron la carrera, con una población que se volcó desde que el pelotón efectuó su entrada en la comunidad murciana.

Además de las imágenes mostradas por televisión, que confirman una abrumadora presencia en las calles a pesar del extenuante calor, tanto Caravaca, Mula, Archena, Molina y como no, la capital del Segura, donde concluía la octava etapa, se volcaron con la llegada de la Vuelta. Y, por supuesto, en la doble subida al Alto de la Cresta del Gallo, se vieron instantáneas repletas de aficionados, del entusiasmo de una afición que se aproximó hasta la montaña desafiando el calor para jalear a los corredores y mostrar su apoyo a los ciclistas locales como Alejandro Valverde, Luis León o José Joaquín Rojas.

Una Región que respira ciclismo por los cuatro costados, y que se mostraba encantada, mientras esperaba la llegada de los corredores, del ambiente ciclista que afloraba por la Gran Vía Escultor Salzillo.

Y es que la opinión, muy generalizada, se fundamentaba sobre las mismas premisas: «El paso de la Vuelta, una gran carrera ciclista, otorga mucho prestigio a toda la Región, es un punto a favor para nosotros que pase por aquí», comentaba un fiel seguidor de este deporte. Algunos aficionados, ataviados con el maillot de algunos de los conjuntos participantes en la carrera y que se aproximaron hasta la meta con sus bicicletas, se mostraban entusiasmados de poder presenciar el espectáculo de la Vuelta en primera persona. Una pareja de corredores amateur se sentía pletórica al poder asistir a una gran prueba de su deporte favorito: «No es algo de lo que se pueda disfrutar todos los días, así que estamos encantados de ver una carrera de este nivel, además del gran ambiente que se vive», explicaban.

No obstante, algunos comentarios se dirigían hacia el mismo ámbito, el económico. El público ponderó el interés de un evento internacional genera una oferta muy llamativa para los turistas. De hecho, se pudo observar la afluencia de mucho público extranjero por las inmediaciones de meta. Podía palparse la importancia del evento que discurría por las localidades murcianas.

Asimismo, el público reconocía a los corredores, en la llegada a meta, el despliegue físico realizado durante la etapa, y sobre todo, en el sprint final. Los más aclamados, como no, los murcianos. Alejandro Valverde, corredor del conjunto Movistar Team, pudo comprobar de primera mano la repercusión de su figura entre el público cuando subió al podio para recibir la distinción de líder de la clasificación por equipos, escoltado por sus compañeros José Joaquín Rojas, ciclista natural de Cieza, y el colombiano Nairo Quintana, uno de los favoritos para hacerse con el triunfo final de la Vuelta. Muchos focos se centraron en Valverde, quien recibió la visita de sus hijos. Para muchos de ellos quizá no sea el gran favorito para la victoria final (aunque Valverde ha copado todos los puestos del podio en anteriores ediciones, ganando en 2009), pero tras ganar una etapa y luchar en el día de ayer por una buena posición en la clasificación, consideran que el tercero en el pasado Tour de Francia tiene opciones reales al triunfo.

Por otro lado, mención especial merece, sin dudarlo, la ruidosa hinchada colombiana, que abarrotó las inmediaciones del podio para vitorear a sus corredores, tanto al propio Quintana como al actual líder de la Vuelta, Esteban Chaves. Fácilmente reconocibles gracias a la indumentaria de la selección cafetera, pudieron disfrutar de sus ídolos tras el protocolo del podio, ya que por ejemplo Nairo Quintana se acercó hasta ellos para fotografiarse con varios grupos latinoamericanos.

Entre los espectadores que se dieron cita en la meta estaba el atleta Miguel Ángel López, campeón del mundo de 20 kilómetros, quien fue reclamado para entregar un trofeo.

En resumen, una fiesta del ciclismo, de uno de los deportes más duros y exigentes que existe, que encontró un gran respaldo en el día de ayer en nuestra Región. Vuelvan pronto corredores, Murcia les recibirá, de nuevo, con los brazos abiertos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine