Fútbol. Segundo B

El mediocentro cántabro se incorporará a la plantilla tras rescindir su contrato con el Tenerife

El mediocentro cántabro se incorporará a la plantilla tras rescindir su contrato con el Tenerife

03.08.2015 | 23:16
Quique Rivero, a la derecha de la imagen, bebiendo agua durante un entrenamiento con el Tenerife.

Quique Rivero, joven mediocentro del Tenerife, ya es jugador del FC Cartagena, según ha anunciado oficialmente el club. El jugador ha rescindido su contrato con el Tenerife y se convierte en nuevo futbolista albinegro.

El jugador de Cabezón de la Sal ha pertenecido las dos últimas campañas al conjunto tinerfeño. Tiene 23 años y destaca, según el club, por su capacidad creativa y sus condiciones para llevar el peso del juego del equipo.

Rivero se formó en las bases del Racing de Santander, club con el que llegó a debutar en Primera División. En la máxima categoría disputó 4 partidos con tan solo 19 años.

Por su parte, Jonathan Valle, una promesa que apuntaba maneras (debutó en Primera con 18 años), tiene una oferta del Cartagena sobre la mesa, pero el de Santander, según señaló Belmonte, «prefiere esperar las ofertas del extranjero». El dueño de la entidad albinegra tiene claro que no está dispuesto a esperar a nadie, y la idea es «valorar el mercado y mirar otras opciones».

Para cuando Valle decida venir a la ciudad portuaria, tal vez ya sea demasiado tarde. Los días pasan, la pretemporada avanza y la puesta a punto de los fichajes se reduce cada vez más: la competición liguera empieza el día 23 de agosto ante el Linares Deportivo.

Tras dar positivo en un control de alcoholemia, estar en el paro y salir del Recreativo de Huelva envuelto en la polémica, Jonathan Valle aún mantenía el caché de gran futbolista, algo que le valió para fichar por el Lugo, de Segunda, su último club hasta la fecha. Con el conjunto gallego apenas si tuvo continuidad por las lesiones. «Ha sido el peor año de mi carrera», llegó a confesar el de Santander, de quien Belmonte dejó claro que a día de hoy ya está en un segundo plano. El Cartagena necesita reforzar su plantilla y desde el club entienden que no es momento de dejar de rastrear el mercado por esperar a Valle.

«Arriba tenemos a Montero, Menudo también puede jugar en punta de ataque e incluso el propio Valle», anunció el murciano el sábado en el municipal de Mazarrón. Ahora que éste último está descartado, encontrar un nueve es urgente. Belmonte, no obstante, prefiere ir con pausa pero sin prisa, cauteloso, pensando antes de actuar.

El amistoso contra el Real Murcia, el sábado en Pinatar Arena, parece trascendental para dar un empujón a la campaña de abonados, actualmente casi llegando a los 3.000 (el objetivo es alcanzar el doble de socios).

Una victoria ante el cuadro grana podría motivar a aquellos aficionados indecisos. «El derbi es importante, pero no como para variar la planificación», dijo, y añadió: «Queda todo el mes de agosto». El mensaje es claro: prudencia y tranquilidad en cuanto a futuras incorporaciones.

Dos o tres altas más

«No queremos 'overbooking'», declaró el murciano tras el último amistoso. Por eso, la idea es contratar a dos o tres futbolistas más, sin contar a Quique Rivero: un pivote, un mediapunta y quizá un delantero es la estimación de Belmonte antes de que empiece la temporada. A los que hay que añadir el alta de alguno de los jugadores que están a prueba con el primer equipo: Álex Jiménez, Txiki, Titi Sanz y Fofana podrían ser descartados o, en todo caso, ir cedidos a otro club.

Quien sí tiene garantizado un hueco es el holandés Jorzolino Falkenstein, apuesta personal de los dueños del club pese a estar lesionado y no haber debutado en ninguno de los tres amistosos de pretemporada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine