Fútbol. Segunda B

El Cartagena trata de renovar a Sergio ante las ofertas de equipos de Primera

Belmonte trata de convencer al jugador para que firme dos temporadas y asegurarse así que el que lo quiera tenga que pagar

01.08.2015 | 13:36

El FC Cartagena espera poder sacar tajada de una posible marcha del joven sub-23 Sergio Jiménez. Ayer, en rueda de prensa, el dueño de la entidad, Paco Belmonte, confirmaba el interés real del Sporing de Gijón por llevarse al joven canterano este mismo mes de agosto. El asunto es que el futbolista natural de Los Belones tiene un contrato con el club albinegro que expira el próximo 30 de junio, aunque a partir del 1 de enero podría empezar a negociar su contrato con otra entidad para la campaña 2016/2017.

El equipo albinegro anda detrás de su renovación hace tiempo, desde que consideró que el centrocampista es una pieza deseada por varios equipos, pues tiene proyección y capacidad de evolucionar mucho más de lo que lo ha hecho hasta ahora.

Ante la insistencia de algunos de estos clubes por hacerse con sus servicios, los dirigentes buscan la mejor opción para ´atar´ al jugador y, en el mejor de los casos, lograr sacar un beneficio económico en su traspaso. Son conscientes de que el jugador, si no lo dejan salir ahora porque no aceptan las condiciones económicas de su traspaso, se podrá marchar en junio libre. «Hay clubes que lo quieren ya, pero las propuestas que hemos recibido no son las que más nos gustan», dijo el propio Belmonte ayer. Y es que el Sporting de Gijón ofrece al FC Cartagena compensaciones económicas dependiendo de la evolución del propio futbolista. Es decir, si Sergio es capaz de ser convocado y jugar con el primer equipo en Primera división, el club albinegro se llevaría un dinero que, a día de hoy, no percibiría por su marcha.

Los dirigentes cartageneristas no aceptan esta oferta y mientras negocian con el Sporting otra en la que haya dinero contante y sonante por su traspaso, tratan de convencer al futbolista para que se quede dos temporadas más, pero no a cualquier precio.

Su representante tasa en 35.000 euros la nómina por cada una de las dos temporadas que se están negociando, algo que parece que el club albinegro no esté dispuesto a pagar por el futbolista en estos momentos.

El futbolista lo que quiere es seguir creciendo como jugador y si es en un club de superior categoría, mucho mejor. Ahora bien, en caso de tener que quedarse en Segunda B Sergio no quiere moverse de su ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine