FÚTBOL. Acto con los socios

Rosell ´no entiende´ que se hable de crisis deportiva

Está contento del rendimiento del equipo y lamenta la tendencia de la afición de "cuestionarlo todo"

24.09.2013 | 22:35
Rosell ´no entiende´ que se hable de crisis deportiva

El presidente del Barcelona, Sandro Rosell, se ha mostrado hoy satisfecho con el rendimiento del primer equipo de fútbol y ha lamentado la tendencia del aficionado azulgrana de "cuestionarlo todo" incluso "cuando las cosas van bien".

En el tradicional acto de entrega de las insignias de oro a los socios que en 2013 han cumplido 50 años de antigüedad, Rosell ha asegurado que "no entiende" que en el entorno del club se hable de crisis deportiva por tener menos posesión de balón que en otras temporadas.

Aprovechando la presencia de los socios que en 1963 sellaron su compromiso con la entidad, el máximo mandatario del Barça ha comparado la situación deportiva en la que se encontraba el club hace medio siglo con la actual.

"En 1963, teníamos una crisis deportiva, no sólo de posesión como ahora, que no hay quien lo entienda (que se critique). El Barça acabó sexto en la Liga a dieciocho puntos del primero. Imaginaos que eso pasa ahora? -se ha preguntado-. Quemamos el Camp Nou".

Por ello, ha destacado los resultados del primer equipo de fútbol: "Este año hemos ganado 35 partidos, no está mal, pero lo tenemos que cuestionar todo".

En este sentido, ha recordado que en el equipo entrenado por Gerardo 'Tata' Martino hay 17 jugadores formados en las categorías inferiores del club, lo que, según su opinión, significa que "se siguen sacando frutos" de 'La Masia'.

Porque, según Rosell, el Barcelona va por el buen camino: "El club deportivamente está muy bien. En este inicio de temporada las secciones profesionales del club ya han ganado cinco títulos".

El presidente azulgrana no solo ha hecho énfasis en resaltar la situación deportiva, sino que también ha defendido su gestión, ya que económicamente las cuentas de la entidad están "mejor que nunca", ha puntualizado.

"Cuando llegamos teníamos una deuda de 500 millones de euros y poco a poco la vamos bajando hasta los 200. El futuro pasa por poder pagar los mejores jugadores del mundo", ha agregado.

Asimismo, Rosell cree que el ahorro económico permitirá que se pueda llevar a cabo la construcción de un nuevo estadio o la remodelación del Camp Nou, un proyecto que, según ha dicho, es necesario para evitar que el Barça se quede "atrás" en comparación con otros clubes de europa.

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine