14 de febrero de 2018
14.02.2018
Entrevista

ToteKing: "El esnobismo de algunas feministas en Twitter consigue el efecto contrario al que buscan"

Este país ha conseguido que la gente no se queje absolutamente de nada porque está preocupada de pagar sus facturas

14.02.2018 | 12:33
ToteKing: "El esnobismo de algunas feministas en Twitter consigue el efecto contrario al que buscan"

El término ´vieja escuela´ nunca ha servido para acotar al rapero sevillano ToteKing, que con su nuevo larga duración, Lebron, demuestra que aún le quedan minutos que gastar en la cancha como indiscutible titular. Hablamos con él sobre el disco y otras cuestiones como feminismo, política, gente tóxica y censura antes de su próximo concierto en Murcia este viernes 16 de Febrero en Sala REM.

¿Cómo es un día normal en la vida de ToteKing?

Pues me he levantado hace un rato y estaba aquí mirando a ver si había una película guapa para ver hoy, a ver si habían subido algo a Netflix. Y nada tío, en un rato me pondré a hacer de comer, que hoy me toca a mí, y por la tarde estaré escuchando música o iré al gimnasio, o estaré leyendo un poco.

Háblame del proceso de creación del disco, porque es sin duda una de tus mejores referencias

Gracias, tío. Pues yo creo que en realidad lo que ha pasado con los últimos años en mi vida en la música es que estuve con una espina que tenía clavada desde hace mucho tiempo de probar cosas con banda, que fue lo que hice en el disco ´78´. Y bueno, el disco quedó bien pero todos los discos se ven mejor con perspectiva y sí es cierto que aunque quedó muy arreglado y a mí me gustan muchos temas del disco y tal, digamos que la parte más rap, o la parte más pura del rap, lo más clásico, estaba menos presente en ese disco porque tenía ganas de probar más arreglos y cosas más musicales. Así que justo cuando acabé el ´78´ me entraron muchísimas ganas, como era lógico, de volver a hacer una cosa más rapera. Ahí me tropecé con Dheformer en una colabo. Precisamente con un artista murciano, el Piezas, que nos invitó a una colabo juntos en su disco, ahí lo conocí. Y el chaval me cayó del carajo y digamos que me volvió a detonar esas ganas de hacer algo más rap, más clásico, más puro. Así que digamos que desde mi trabajo con Dheformer sigo en esa onda. Ya sabes, cuando uno lleva tantos años en la música tiene que ir dándose vidilla, tiene que ir haciendo cosas diferentes. Y ahora mismo pues arreglos más musicales, cosas con bajo o guitarra, en este disco nuevo, ´Lebron´, hay poquísimos. En tres o cuatro temas y como pinceladas, todo muy sutil. Este disco es mucho más puro, de letras más profundas. Y también, bueno, las circunstancias de mi vida han sido...perdí a mi padre hace un año, he tenido una época un poco triste...entonces, digamos que el disco es un disco mucho más serio.

Mantienes un ritmo poco habitual en los raperos de tu generación, constantemente grabando cosas nuevas y arriesgando en tu sonido. ¿Tienes fuelle para el resto de tu carrera o te has planteado tomarte un descanso, aunque sea en tu faceta de estudio?

No, realmente...me acuerdo además que la única vez que anuncié públicamente que iba a tomarme un descanso fue cuando hice ´Tratamiento Regio´, después del disco de ´Héroe´, y era porque ya arrastraba un cansancio real de muchos años en carretera, empalmando giras un año con otro. Pero lo que realmente me cansa es viajar, ya sabes estás de concierto y comes mal, bebes, duermes poco...y, claro, ya llevaba demasiados años con eso y sí es verdad que me vino muy bien ese descanso de un año y medio. Que tampoco es que fuera mucho pero me vino bien. Sin embargo del estudio no, tío. Del estudio no puedo descansar, vamos. Principalmente porque hice una inversión importante y tengo un estudio de grabación gordo en mi casa. Igual que te he dicho que esta tarde puedo estar leyendo, igual esta tarde puedo estar metido en el estudio si me inspiro, tengo disponibilidad total 24 horas al día porque el estudio está a metro, lo estoy viendo mientras hablamos, está en mi trastero. A mí grabar me encanta, entonces, ya te digo, la parte del estudio va a seguir siendo una constante, porque me encanta. Aparte la cabeza me funciona muy bien y el meterte en un estudio a grabar no tiene un desgaste físico como el irte de gira. Y yo leo mucho, yo ejercito la cabeza, tengo buenas ideas y sigo teniendo muchas ideas apuntadas porque a medida que leo se me ocurren cosas y apunto ideas. Yo ahora mismo tengo el disco de ´Lebron´ en la calle y tengo como 3 o 4 inéditos ya escritos y grabados. Vamos, que mi ritmo va a seguir por ahí.

En la cultura del rap siempre has sido considerado como uno de los "vieja escuela" que más en contacto ha estado con la situación actual del género. ¿Sueles estar al día en lo relativo a nuevos artistas que van saliendo?

Estoy al día. Me gusta mucho la música por lo que sí, estoy al día. Pero no estoy al día de manera obsesiva. Quiero decir, no estoy al día con las cosas ´trendy´. Estoy al día dentro de un ámbito un poquito más ´under´. No estoy al día escuchando cosas que suenan en el mundo entero que ya parecen reggaeton o que parecen pop. Yo sigo al día del rap. Estoy escuchando a Dave East, que es un tipo gordísimo de los Estados Unidos que tiene mucho ´hype´ y mucho tirón, pero no es un tipo que tenga los pelos azules y esté cantando pop: es un rapero. Yo no escucho a Lil Uzi, no escucho a Lil Yachty, no escucho a Lil Pump...no escucho a estos artistas, yo con todos mis respetos les he dado una escucha y no van por la onda que a mí me interesa. Todo eso es lo que está de tendencia, pero detrás hay un universo gigantesco en la música de peña que está haciendo cosas brutales que no necesariamente van en esa onda musical, y a todos ellos sí los sigo.

¿Qué crees que puedes aportar a nuevos raperos con los que has grabado como Erick Hervé o Dheformer y, más importante, qué puede aportar un rookie a ToteKing?

Pues yo creo que a ellos podría aportarles la experiencia que me han dado todos estos años de curro, que son ya veinte. Pero a la vez yo creo que salgo ganando, que aprendo más que ellos, porque ellos tienen la frescura de la edad y de que son otra generación. Y la verdad es que yo sólo puedo tener palabras buenas para ellos tío, porque he aprendido muchísimo con ellos.

En el tema de Ellas te posicionas en lo que crees que es una reivindicación feminista necesaria -la equiparación de salarios- y la que crees que no -lenguaje inclusivo-. ¿Qué más dejarías caer a un lado u otro de la línea?

Mira, yo lo que realmente quiero es que las cosas que se peleen sean cosas serias. Yo quiero que las tías cobren lo mismo que los tíos, que tengan la misma visibilidad que los tíos, que tengan cargos iguales de importantes que los tíos y que realmente no se haga un paripé de ´vamos a enseñarlas aquí un poquito´, no. Yo quiero que sean exactamente igual de visibles. Y por supuesto quiero que baje la violencia de género, que ningún soplapollas cateto le vuelva a poner la mano encima a su mujer, ese tipo de cosas que queremos todos. Cosas importantes. ¿Qué no quiero? Lo que no quiero es esnobismo de redes, de pijas que abres la boca y cualquier cosa que digas es ofender a su colectivo. Cualquiera que digas. Cualquiera. Entonces llega un momento en el que dices: ´mira, te lo estás cargando, estás consiguiendo el efecto contrario´. Con esta manera tan brutal y tan radical que tenéis de tratar el tema lo que conseguís, en lugar de despertar conciencia, es joder a los que ya de por sí somos feministas y tenemos una sensibilidad feminista desde hace años. Lo que hacen esas pijas de Twitter es conseguir lo contrario en nosotros. Cogerle manía a las snobs. Yo no quiero esnobismos. Es que no me gustan ni en la música ni en las artes en general, pero muchísimo menos en cosas serias. Yo no quiero un ´esnobeo´ en la política, ni quiero un ´esnobeo´ en las conciencias sociales. Yo lo que quiero es realidad, resultados. No tonterías de: ´llevas un pantalón cuyo diseño me ofende como colectivo´. Ya, hermana, pero yo no he intentado eso, es que yo no hilo tan fino, ¿sabes?

En una entrevista reciente con 20 Minutos afirmabas que has quitado canciones de tu repertorio de directos porque rozaban lo machista. Sin embargo decidisteis no quitar "Ven", con Shotta, ¿por qué esa decisión?

No, es que precisamente ha sido justo esa canción la que hemos quitado. No recuerdo si lo dije en 20 Minutos o si al final decidieron no incluirlo, pero concretamente era ´Ven´. Porque ´Ven´ era una broma y nosotros siempre lo hemos dejado claro pero tal y como está el tema ahora no queremos que pase como con los Martes y 13 que ves un sketch de ellos de hace 20 años y dices: ´Dios mío, lo que decían estos pobres´... y yo no quiero que pasen 15 años y que la gente escuche el tema o me vean hacerlo en directo y digan: ´Hostia, vaya tela lo que está soltando este tipo´, así que lo hemos quitado.

Tú que lo has vivido desde dentro, ¿hay muchos Harvey Weinstein en la industria musical española?

No. Yo no he vivido nada parecido a ese escándalo de Hollywood en la música.

Respecto a ´Gente Tóxica´ con Rozalén. ¿Cómo crees que este buenismo y falso positivismo que nos invade desde hace un tiempo nos repercute de forma negativa en el día a día como sociedad?

Mira, yo creo que el problema del positivismo falso es que, por un lado, elimina el humor negro, la ironía, la sátira y maneras de pensar críticas. Maneras de pensar que yo creo que han definido a grandes personajes de la historia que a mí personalmente me han marcado y me guían y que no necesariamente te hacen ningún mal. Quiero decir, el positivismo social transmite que el pesimismo te infecta e infecta a los demás. De hecho esta idea de la ´gente tóxica´ viene de un libro que es un best seller que odio, que lo veo por ahí en las librerías y que es el típico libro ese amarillo. Ese tipo de ideas, tío, hacen creer a la gente que los pesimistas como yo somos gente que intoxicamos. Sin embargo nada más lejos de la realidad, porque la gran mayoría de colegas quieren quedar conmigo siempre y se lo pasan del carajo con mis charlas aunque yo sea un déspota, ponga a parir a media España y me ría de todo el mundo, incluso de mí. Pero es que esto era la vida, esto ha sido la literatura, esto ha sido el arte, esto ha sido el buen cine, esto es lo que a mí me ha gustado y lo que nos ha movido. Y creo aún más. Creo que esta actitud que yo he aprendido de todos mis ídolos culturales, que son casi todos pesimistas y negativos y con humor negro y ácido, ha sido lo que realmente ha provocado revoluciones en las artes y lo que hacía que el ser humano se quejara y despertase un poco. Yo no puedo vivir ´Amelie´, tío. Yo no puedo vivir en el concepto del happiness y de las florecitas, eso es mentira, es que además no se corresponde con los tiempos que vivimos, cojones. Estamos viviendo tiempos en los que un notas canta dos canciones y lo meten en el talego, o un tío pone un tuit ofensivo y le meten una multa gorda, ¿estamos locos? Es que no es el momento del happiness.

¿Qué opinas de casos como el de Pablo Hasel o, más recientemente, el del joven multado en Jaén por subir un montaje colocando su cara en un cristo?

Es de locos, tío. Este país lo ha conseguido. Ha conseguido que la gente no se queje absolutamente de nada, que la gente tire para delante porque está tan preocupada de pagar sus putas facturas de la luz, del gas, su casa...y estamos tan mal económica y culturalmente que la gente no puede ni empatizar con temas así. Pero son temas lamentables. Y gente como yo que por suerte tenemos una vida desahogada y leemos la prensa...yo no doy crédito, tío. A ver, a Pablo Hasel, a Valtónyc, a todos los de La Insurgencia, desde mis redes sociales, que aunque yo no las llevo, yo llamé a mi colega y le dije: ´oye, pon un mensaje de apoyo para esta peña´. Y siempre que pasen cosas así voy a apoyar y voy a dar la cara, como siempre la he dado, y me voy a posicionar políticamente y voy a decir lo que me parece de este país, porque esto es una vergüenza, tío. Vivimos una época que ya roza con la censura y con la dictadura.

En otra entrevista más reciente, para 20 Minutos, has afirmado que ´ya no se puede´ en referencia a los votos que obtuvo Podemos, ¿qué lectura haces de esto? ¿Por qué no se pudo?

Porque la gente miente y tiene miedo. Para empezar porque la gente miente. Y todos los que se toman una cerveza contigo diciéndote que sí, que Podemos les ha gustado y que les seduce, al final muchos de ellos no le votan. Y después hubo un problema gigantesco, que es el que tiene la izquierda de siempre: el esnobismo. Mientras lo de derechas son una piña irrompible, los de izquierdas son muchos grupos con muchísimos matices diferentes que, ojo, me parece bien porque creo que esa es la base de la izquierda. La izquierda sería igual de derecha si fuera un grupo inamovible que hiciera piña para ganar por el poder. Entonces a mí me parece bien que la izquierda esté tan fragmentada, pero en un momento en el que está claro que tenemos un partido que estaba potente, en el que tenemos un líder -por llamarlo así porque él no se considera el líder, pero bueno en cierto modo era el portavoz- que era Pablo Iglesias, que lo estaba haciendo del carajo, teníamos a Íñigo apoyando, todo el equipo era bueno, eran gente joven. Teníamos al 15M detrás. Esta gente venía del 15M y de la calle. Pues no era el puto momento de ponerse a votar a Izquierda Unida, tío. Ni a PACMA. No era el puto momento de que llegaran los típicos colegas y asomaran la cabeza diciendo que bueno, que Podemos es que era demasiado poco para ellos. Que ellos en realidad están más con el maltrato a los animales. Tío, que no es el puto momento para hablar de los animales. Que no es el puto momento de mirar ahora a Izquierda Unida. Que no vamos a ganar con Izquierda Unida, cojones. Es el momento de hacer piña y de votar a la gente de Podemos. Yo sé que a lo mejor no debería decir esto, pero es mi opinión y creo que el esnobismo se lo carga todo. Y hay mucha gente en la izquierda que no vota para los demás, vota para sí mismo. No votan por los demás, por mejorar, por hacer un cambio. Votan para ellos poder decir al día siguiente a su colega, tomándose una cervecita: ´No, yo voté a Izquierda Unida, porque a mí me gustan más´.

Con motivo de una entrevista de promoción de 78 para Notodo, afirmaste que ´habías perdido Sudamérica´. ¿Sigues teniendo esa sensación?

Sí, lo noto. Mira, fui a Chile a tocar y tocamos un tema que era un poco más moderno, que estaba más en la onda de Alfonso Díez, por ejemplo, del ´78´, y la gente abucheaba. En muchos sitios de Sudamérica lo que esperaban de mí era un rap muy antiguo y yo estoy haciendo otras cosas y hay gente que no entiende bien eso.

Por penúltimo la última peli, serie y libro que hayas leído o visto últimamente (no tienen por qué ser nuevos), que recomiendes a cualquiera que lea esta entrevista

De peli, la última que he visto y no está mal, tampoco es que sea un pepino pero no está mal, es la última de Cloverfield, la de ´Cloverfield Paradox´. Está guapa, no está mal. Como serie las dos últimas que he visto y recomiendo totalmente son ´Mindhunter´ y ´Manhunt: Unabomber´. Y libro el último que me leí fue ´El Tercer Policía´, de Flann O'Brien, un escritor irlandés que está de puta madre. Es un libro muy divertido.

La obligada pregunta local, aparte de Piezas con quien tengo entendido que tienes buena relación, ¿conoces, sigues o tienes interés hacia más artistas de Murcia sean o no del género?

La verdad es que me gusta mucho Álex Orellana, muy colega mío y con un gustazo en la música y un estilazo. Me mola mucho lo que hace Álex.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Premios Cine

Premios Goya 2018

Sé el primero en conocer a los en directo y disfruta de las mejores imágenes de la alfombra roja y de la gala de los Goya

Consulta la lista completa de nominados al Oscar y disfruta con la alfombra roja.

Enlaces recomendados: Premios Cine