Literatura

Un genio visto por Christian Gálvez

El escritor presenta este jueves a las 19.30 h. en la librería Educania la novela 'Rezar por Miguel Ángel', segunda parte de una trilogía sobre maestros del Renacimiento

13.10.2016 | 04:00
Un genio visto por Christian Gálvez

Fiel a su pasión por el Renacimiento, donde el humanismo determinó la medida de las ciencias y las artes, el escritor Christian Gálvez ha profundizado en la faceta humana de algunos de los grandes genios que alumbraron esa época, primero con Leonardo da Vinci y ahora con Miguel Ángel en una nueva novela, que presenta hoy en la librería Educania de Murcia, a las siete y media de la tarde.

A caballo entre España, donde presenta Pasapalabra en Telecinco, e Italia, lugar de esparcimiento e inspiración, Gálvez (Móstoles, Madrid, 1980) tropezó en la Capilla Sixtina con la pregunta detonante de esta novela, Rezar por Miguel Ángel (Suma de las Letras).

«Al levantar la vista pude ver que Miguel Ángel había pintado un ombligo en el cuerpo de Adán» cuando en realidad fue el primer hombre de la creación según la tradición bíblica, lo cual le suscitó la duda de saber si se trataba de un error o de algo premeditado por parte del pintor «como así fue en realidad», explicó a Efe durante una de las presentaciones de la novela.

Así arranca el segundo eslabón de una trilogía que Gálvez abrió en 2014 con Matar a Leonardo da Vinci y cerrará próximamente con Salvar a Rafael, en todos los casos para «meter un pedazo de vida, rellenar los huecos que no nos cuenta la historia» en la vida de esos genios que son como «la Santísima Trinidad del Renacimiento».

«Soy maestro (estudió Magisterio y Filología Inglesa), amo la cultura por encima de todas las cosas y, además, leer nos hace libres», explica este autor que cultiva diversas facetas como las de actor, presentador televisivo y escritor.

Cerca de diez años de investigación y documentación ha acumulado Christian Gálvez para forjar este triunvirato renacentista bajo el prisma de la novela histórica, a través de numerosas estancias en Florencia y Roma donde ha visitado galerías de arte, museos, archivos y bibliotecas.

Al contrario de lo que pudiera parecer, ha observado, la novela histórica «no está tan sobredimensionada» como las modalidades inscritas en la no ficción, más fáciles de cuajar en libros que, como en el caso del cuarto centenario de la muerte de Cervantes, «se pueden publicar aprovechando el momento», porque «las modas van por rachas», pone como ejemplo.

En el extremo opuesto, Gálvez ha situado la exigencia de las ficciones de calado histórico, que requieren de una labor de documentación previa a la redacción de 650 páginas como es el caso de su último libro: «Es mucho más complicado», subraya.

En el laboratorio literario de Christian Gálvez prima el afán divulgador: «Escribo para que la gente aprenda y se divierta, en el oren que se prefiera», para satisfacer tanto al que quiera entretenerse a través del conocimiento, como al que desee saber con amenidad, puntualiza.

«Porque leer nos hace libres y en la novela histórica se puede encontrar arte, historia, política, ideales y religión», entre otras manifestaciones del saber, insiste.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine