Don de gentes
Artista, modelo, cantante y empresario. Vive y trabaja en Los Ángeles desde hace cuatro años 

Alejandro Montesinos Romero: "La música en EE UU es una mafia"

Ha publicado cinco singles y ha trabajado con artistas de primera fila, como Lady Gaga

25.08.2016 | 08:40
Foto realizada con vestuario cedido por M53

Me gusta

  • Un color: Azul
  • Música: Urban Pop
  • Pelúcula: El Becario, de Nancy Meyers
  • Comida: El arroz con garbanzos de mi abuela
  • Libro: Leo muy poco... La inutilidad del pensamiento de María Jesús Álava Reyes.
  • Un deseo: Tener salud
  • Chiste: – ¿Cómo se dice me he pegado una hostia en ruso? – ¡Cataplof!

Murcia, 1987. Aunque se siente profundamente murciano y vuelve a su tierra cada vez que puede, «salir de España fue una liberación», confiesa Alejandro Montesinos, que vive y desarrolla su carrera profesional, desde hace cuatro años, en Los Ángeles, en Hollywood Hills. Es modelo, cantante y empresario en temas de producción audiovisual.

­­­Con 18 años se marchó a Londres. «Necesitaba conocerme y desarrollar lo que tenía dentro». Allí comenzó estudios de marketing y lenguas extranjeras que no concluyó porque le ofrecieron un contrato en una agencia de modelos de Milán. A los 20 años se marchó a Los Ángeles, a Hollywood Hills, en la montaña, donde reside y desarrolla sus facetas de modelo, actor, cantante y empresario a través de su empresa de producción audiovisual, True-Makers Productions. Ha publicado cinco singles, uno de ellos entró en el Top 40 en Venezuela. Vuelve a Murcia cada vez que le es posible y asegura que «no busco la fama, sino la satisfacción personal».

¿Se te quedaba pequeña Murcia?
No es eso, quiero enviar un mensaje a los padres de jóvenes que no saben qué hacer con sus hijos para que les dejen desarrollar sus capacidades. Mis padres tienen una empresa y yo me sentía en la obligación de tener que seguir allí, y no es así. En la vida hay que hacer lo que te gusta. Si la vida te encamina a algo que no te gusta, te conviertes en un miserable. Salir, por eso, para mí fue una liberación.

¿Lo tuviste fácil en EE UU?
Cuando llegué a Los Ángeles ganaba el doble que aquí, así que no me lo pensé. Tuve éxito modelando y podía vivir de mi imagen. Trabajé para Volvo, Lexux, Giorgio Armani, Harley-Davidson, Lacoste Las Vegas, Roberto Verino, para Lady Gaga como modelo en un vídeo suyo, con Cindy Crawford, para los hoteles Nobu de Robert de Niro... Fui portada en la edición especial de la revista CQ en Australia e hice pasarelas por todo el mundo, no me puedo quejar.

Y luego montaste tu propia empresa ¿no?
Me fui dando cuenta de que me gustaba mucho todo el tema de producción audiovisual. He tenido grandes fotógrafos como mentores. Creé mi empresa True-Makers Productions (´hacedor de realidades´, sería la traducción) y nos dedicamos a eso. Somos una agencia productora boutique de lujo. Trabajamos con presupuestos altos y campañas creativas potentes. Podemos hacer campañas en cualquier parte del mundo.

Háblanos de tu faceta como cantante.
He publicado cinco singles. El mundo de la música es muy difícil. En cualquier radio de Latinoamérica y EE UU, una vez aprobada la canción exigen un mínimo de 30.000 dólares mensuales para que entre en rotación en las radios más importantes. Eso condiciona muchísimo, lo llaman ´payola´ y es ilegal. Hoy en día la música allí es una ´mafia´, entre comillas, y es un nicho al que es muy difícil acceder. Por suerte en España eso no se aplica.

¿No te atrae el cine o la televisión?
Acabo de terminar un corto en Los Ángeles que se estrenará en el Festival de Mónaco en 2017.

¿Cómo te cuidas?
Cuido mi alimentación disminuyendo el azúcar y practico Cross Fit, un ejercicio usando el peso de tu cuerpo y otros artilugios para definir musculatura. La gente joven nos estamos dando cuenta de que la generación de nuestros padres sufre las consecuencias de una era venenosa.

De puño y letra:  «Soy una persona inquieta, me fascina aprender de lo que me atrae. Noble, impaciente, ansioso y educado. Me encanta tener el control y sentirme realizado, detesto la incertidumbre. Creo en el amor. Creo que el sexo y el amor son frecuencias desunidas. Me gusta la gente clara, poco resentida y que siempre te dal el 110%. Me encantan los idiomas».     


Grafoanálisis de Pablo Alzuagaray.
Alejandro, además de pertenecer naturalmente al arquetipo de ´el Intérprete´, manifiesta una actitud vital por la cual, cuando regresa a ´su propia vida´, suele preferir aislarse lo más posible de su entorno, sintiéndose más seguro y tranquilo en la soledad, donde se permite sumirse en largos silencios reflexivos y en la contemplación ensoñadora. En sociedad, su ´personaje social´ se distingue por la corrección en los modales, la discreción en el modo de hablar y actuar, así como la capacidad para elaborar y planificar proyectos a mediano y largo plazo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine