Don de gentes
Actor y enfermero 

Salvador Serrano:"Murcia es un gran plató cinematográfico"

Hace muy pocos días pudimos verle en Antena 3 interpretando a Íñigo Torres en la serie de televisión 'Amar es para siempre'.

18.08.2016 | 04:00
Salvador Serrano en el patio de butacas del cine Rex.

Me gusta

  • Un color: Rojo.
  • Música: Beatles.
  • Película: 'El gran carnaval' de Billy Wilder y 'El secreto de tus ojos' de Juan José Campanella.
  • Comida: El arroz y conejo o cualquier arroz y el asado de cordero. La gastronomía murciana en general.
  • Libro: 'Todos los nombres', de José Saramago.
  • Un deseo: No perder la sonrisa nunca.
  • Chiste: – ¿Me da una caja de cerveza? – ¿Mahou o Estrella? – Me da igual, es para sentarme.

Nació en Albacete la noche de la riada de Valencia y con seis años le trajeron a Murcia. Enfermero en la base de Águilas del 061, vive a caballo entre Murcia y Madrid. Salvador Serrano es un actor vocacional y comprometido, presidente de la Unión de Actores de la Región de Murcia (UARM).

Aunque trabaja, día a día como enfermero en el 061 de Águilas, Salvador Serrano Zapater lleva más de treinta años dedicados a su gran pasión y vocación, la de actor de cine, teatro y televisión. Ha dado vida a personajes esporádicos en series de televisión tan populares como La que se avecina, Águila Roja, El secreto de Puente Viejo, Amar es para siempre, Cuéntame cómo pasó, Acacias 38 y Centro médico. Ha participado en cuatro largometrajes y en teatro ha colaborado en más de cuarenta montajes. El último, el pasado 20 de julio en Almagro con Nwman Cia, versión del Cerco de Numancia de Cervantes ambientada en las revueltas mineras de Asturias del año 34, dando vida a Escipión, el represor.

¿Desde cuándo te apasiona actuar?
Con cuatro años fui a un casting para hacer de pastor y algo debí hacer bien que me dieron el papel de San José. Cuando estaba en los Scouts era el primero en salir al escenario, me sabía todos los chistes de Gila. Luego estuve en el grupo de teatro Elitros de Zarandona, en el Matadero y en el Aula de Teatro de la Universidad de Murcia. Hoy soy presidente de la UARM, Unión de Actores de la Región de Murcia, desde hace cinco años, con 132 miembros. Somos la asociación de actores que más ha crecido en España. Después monté el Taller Independiente de Cine y me formé en guión.

¿Cómo está la situación laboral de los actores murcianos?
El 50% de los actores no ha hecho nada en los últimos cuatro años y la otra mitad no ha ganado más de 3.000 euros al año. Una de nuestras luchas como actores es que en las producciones se respete el convenio que se firmó en mayo. El actor necesita ingresar. Es una profesión muy vocacional, pero el estómago pide algo más que vocación. En Murcia tenemos muy buenos actores. En la actualidad 30 actores murcianos trabajan en series de TV. Los directores de casting alaban el nivel de la Escuela de Arte Dramático de Murcia.

En los últimos días se están rodando varias películas en Murcia...
Llevo años reclamando el potencial audiovisual de la Región por nuestra luz y nuestra variedad geográfica. Murcia es un gran plató cinematográfico. Si se invirtiese más estaríamos vendiendo la Región de la forma más práctica que hay, que es por los ojos. Una de mis ilusiones es que en Murcia se pudiese trabajar más de continuo el audiovisual. Tenemos material humano a todos los niveles, lo que nos falta es, como siempre, la financiación.

¿Te llaman más para papeles de malo?
No, por suerte, pero un amigo me dice que cuando endurezco el rostro doy miedo. Me gustan los personajes que tengan un arco amplio de personalidad, que se les pueda sacar más chicha. Por eso los personajes de malo son más agradecidos. Me gusta buscar en los personajes sus debilidades, sus miedos, lo que les humaniza. Todos tienen un momento de debilidad, algo que les hace vulnerables. Hoy en día, tal como está la cosa, no se le puede hacer ascos a ningún personaje.

De puño y letra: "Busco en la vida la sencillez, procuro disfrutar de todo lo que hago; no me gusta juzgar. La vida es un poco demasiado efímera para esta en constante conflicto".

<img alt="" src="/elementosWeb/gestionCajas/OMU/Image/2016//05603ULTMU_2.jpg" style="width: 646px; height: 434px;" />

Grafoanálisis de Pablo Alzuagaray
Salvador suele instalar en aquellos ambientes en los que participa, convive o colabora un clima de consenso que se evidencia casi siempre en conclusiones favorables a todas las partes. Su presencia apaciguadora y reconciliadora es percibida con agrado por los demás. Y a pesar de sentir por dentro un gran apasionamiento por encontrar soluciones y una gran inclinación afectiva hacia los demás, procura en lo posible que su posición personal no sea tan evidente y determinante, sobre todo cuando se trata de un tema conflictivo o delicado.            http://www.consultoresgrafologos.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine