Don de gentes
Presentador de radio y televisión 

Juan Manuel Piñero Marín (Juanma Isol): "He hecho hasta homenajes a difuntos"

"Siempre me pongo nervioso antes de presentar. Si pierdes los nervios y el respeto a salir al escenario lo has perdido todo"

12.08.2016 | 04:00
Foto realizada en el aparcamiento del Café Huerta Caradoc

Me gusta

  • Un color: Negro
  • Música: Mecano. Soy de los ochenta.
  • Película: Diamante de sangre de Edward Zwick.
  • Comida: Tengo muy buen paladar.
  • Libro: Cualquiera que me haga reflexionar.
  • Un deseo: Los mismos que pide mi madre, salud y trabajo.
  • Chiste: – ¿Qué quieres estudiar, hijo?
    – Quiero ser adivino.
    – Ven un momento.
    – ¡No, que me vas a pegar!
    – ¡Coño, igual sí que vales!

La Alberca, 1969. Felizmente casado, con dos hijos, conoció a su mujer en el colegio. Veterano presentador de radio, TV y todo tipo de galas y eventos. Acaba de terminar de grabar unos documentales para RTRM y la 7 TV Región de Murcia y es presidente electo de la ´Peña La Seda´ de La Alberca.

­­­Comenzó a los veinte años en el mundo de la comunicación, actor de teatro y cortometrajes, ha presentado todo tipo de galas y eventos. «Me encanta el contacto con el público», asegura el comunicador Juan Manuel Piñero, más conocido como Juanma Isol. Ha presentado la gala de elección de Reina de la Huerta y el Certamen Internacional de Tunas Costa Cálida durante más de doce años; retransmisiones en directo de Moros y Cristianos, Carthagineses y Romanos, Bandos, Entierros de la Sardina y ha recorrido toda la Región presentando las galas de sus fiestas patronales.

¿Cómo fueron tus inicios?
Empecé siendo enfermero en el hospital San Carlos, de ahí pasé a la empresa familiar de reparación de vehículos industriales. Hay que empezar desde abajo y estuve de mecánico, con las uñas negras que me tenía que lavar antes de acudir a presentar una gala. Después me lancé a mi vocación que es la de comunicar, he presentado informativos, magacines, programas de cocina y hasta de parapsicología y he hecho galas por toda España y hasta en Hungría.

¿Qué es lo que más te ha gustado hacer en todos estos años?
Dos cosas me han marcado, Refréscate en Televisión Murciana, en Los Alcázares, y Yo recuerdo, para la 7. Me aportó mucho el contacto con la gente mayor. Empecé en Telecanal 3 con retransmisiones de las fiestas de los pueblos y con un magacine que se llamaba Ven, ven de actuaciones y entrevistas. He trabajado para casi todos los medios televisivos regionales. En su día me ofrecieron hacer un programa de corazón a nivel nacional a lo que me negué rotundamente y decidí quedarme en Murcia.

¿Qué no has hecho?
Pues sí, antes terminaríamos (risas). Me queda muy poco por hacer. He hecho hasta homenajes a difuntos. He presentado durante 16 años las fiestas de Las Torres de Cotillas y me conozco el Romea como la palma de mi mano. Es un lugar que te impacta. A mí me hace sentir un profesional de lo mío. Lo que no voy a perder nunca, por años que pasen, es el gusanillo y los nervios antes de presentar una gala. Como decía Amparo Rivelles si eso me pasase no volvería a subirme a un escenario. Ah, y antes de trabajar, agua, ni un quinto de cerveza.

¿Qué opinas de la falta de trabajo en el mundo de la comunicación?
La situación actual de falta de trabajo es una pena para los trabajadores. Es una gran verdad eso de que nadie es profeta en su tierra. En Murcia hay grandes profesionales que no están siendo valorados.

Habrás entrevistado a muchos artistas a nivel nacional, ¿no?
Recuerdo a gente que ha ido creciendo y siguen siendo igual de sencillos como Diego Martín, Maribel Castillo, Mª José Besora, Pablo Martín o Enrique Miranda.

¿Con cuál te quedas de todas tus facetas profesionales?
Una tele y un micro es una forma de comer, no de endiosarse y esa es la realidad. No me gustan los guiones, trabajo con una escaleta y poder presentar a mi manera, llevarlo a mi terreno. No me gusta que me den el texto.

De puño y letra: "Siempre es importante mirar al horizonte y abrir nuevos caminos".

Grafoanálisis de Pablo Alzuagaray.
Juan Manuel evidencia una tendencia positivamente ´camaleónica´ que le permite amoldarse al clima emocional de cada ambiente. Seguramente, en situaciones especiales sus sentimientos se tornen más cálidos y afectuosos, permitiéndole ser más comunicativo y transparente, mientras que en el resto de los casos se limite a representar el ´papel´ que se espera de él. Aún así, detenta un alto grado de emotividad que, más que un estado circunstancial es más bien una tendencia permanente.
http://www.consultoresgrafologos.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine