Guitarrista y compositor  

Paco Cepero: "Cuando tú confías en Dios, Dios te ampara"

"A mis 74 años, ¡ahora no paro! Es la única forma de ganar el tiempo perdido"

27.07.2016 | 04:00
El artista, en plena actuación, estará mañana en Lo Ferro, donde recibirá un homenaje

La Región es para él «esta bendita tierra que yo quiero mucho». «Me hace muchísima ilusión que hayan tenido la delicadeza de acordarse de mí. Se siente uno muy elevado de moral y muy dichoso», dice sobre el homenaje que recibirá mañana en Lo Ferro. «Vamos a intentar pasarlo lo mejor posible», subraya Paco Cepero, al que el certamen rendirá tributo en una noche en la que actuarán Chiquetete y Capullo de Jerez.

En primer lugar, felicidades por el homenaje que le da Lo Ferro. ¿Cómo lo afronta?
Muy ilusionado, porque hace muchísimos años que no voy por estos lares y hace muchísimo que no piso tierras murcianas. ¡Y que todos los homenajes que me den, que me los den en vida!

Homenaje para recordar, por ejemplo, que ha tocado usted con los grandes: Camarón de la Isla, El Lebrijano...
Empecé con La Paquera, Manolo Caracol, La Perla, el Sordera... ¡Yo le he tocado a todo el mundo! A todos los antiguos y a todos los jóvenes. Mi carrera profesional empezó en 1958 en el Gran Teatro Falla de Cádiz. Han pasado... ¡casi 60 años! Y 60 años de profesión dan para mucho. Gracias a Dios, el currículum no lo tengo malo. Y tengo la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, que es lo más grande que se le puede dar a un artista.

Además, ha compuesto usted para un montón de cantantes...
Me han grabado desde Julio Iglesias a Rocío Jurado, la Pantoja, María Vidal, Los Marismeños... ¡Todo el mundo! Ahora este año, si Dios quiere, haré temas para una artista joven, Laura Gallego, que se asemeja a Rocío Jurado. Sigo manteniéndome vivo, que es lo importante.

Ha actuado usted incluso ante el mismísimo papa Francisco...
Sí, tuve ese honor. El otro día vino aquí el obispo de Jaén a traerme la bendición papal. Soy una persona muy creyente. Tengo muchísimos defectos, pero Dios me ha colmado de virtudes. Soy muy trabajador. Me cuido. No fumo, no bebo... Me dicen que no aparento la edad que tengo. ¡Pero ya son 74 años!

¿Qué le queda por hacer?
¡Pues mucho! Me quedo con una reflexión que hice una vez, que me salió así. «Bendita lección del tiempo, que, cuantos más años cumplo, voy a morirme aprendiendo». Con la edad, te das cuenta de que has perdido el tiempo. ¡Ahora no paro! Es la única forma de ganar el tiempo perdido.

¿Cómo se presenta el verano?
El otro día me hicieron un homenaje en Alhaurín de la Torre... ¡no en la cárcel, en un festival muy importante! Y luego en Badajoz. Mañana (por hoy) me voy a Lo Ferro, el día 6 a un pueblo de Granada... Poquitas cosas, pero bien hechas. Tengo cinco o seis cosas para todo el verano, pero es que no quiero más. Y tengo proyectos, pero dicen que, cuando se cuentan, se van al garete.

¿Es usted de esos artistas supersticiosos?
La verdad es que sí. Si se derrama la sal, me tiro para atrás, y no paso por debajo de una escalera. Por si acaso. Aunque yo soy muy creyente. Y, cuando tú confías en Dios, Dios te ampara.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine