Don de gentes
Filósofo y escritor 

Juan José Lara Peñaranda: "En Murcia se mata mucho y muy mal"

Acaba de publicar dos libros de muy distinto corte: 'Crónica Negra de la Región de Murcia', editada por Tres Fronteras, y la novela romántica de gran contenido erótico 'Cuerpos y más cuerpos', con Malbec Ediciones

18.07.2016 | 04:00
Juan José Lara Peñaranda: "En Murcia se mata mucho y muy mal"

Me gusta

  • Un color: Rojo.
  • Música: Bruce Springsteen.
  • Película: Relatos salvajes de Damián Szifron
  • Comida: Gambas al ajillo.
  • Libro: Saber perder de David Trueba.
  • Un deseo: Vivir de escribir.
  • Chiste: „ ¿Sabes? He hecho una terapia psicológica carísima para dejar de fumar que no falla. „ ¡Pero si estás fumando! „ Ya, pero sin ganas

Cartagena, 1975. El cartagenero, de padre murciano y madre de Espinardo, Juan José Lara es un apasionado de la escritura desde niño. Doctor en Filosofía, vive a caballo entre Elche y Cartagena.

­­­ «Quería ser escritor desde niño», recuerda Juan José. «He escrito desde la EGB pero después me centré mucho en la Filosofía. Al acabar el doctorado he retomado con fuerza la pasión literaria». Acaba de presentar su libro Crónica negra de la Región de Murcia donde recoge los más impresionantes crímenes en la historia de Murcia, y el pasado mes de junio ha publicado su novela Cuerpos y más cuerpos, de gran contenido erótico donde ha dejado surgir su vena más romántica.

El asesino de la katana, la parricida de Santomera... ¿Por qué en Murcia se dan tantos homicidios y tan espeluznantes?
Siempre se ha dicho que en España se mata poco y mal. En Murcia yo diría que se mata mucho y muy mal. El Mediterráneo en general, y sobre todo en Murcia y Alicante, es uno de los principales focos de homicidios del país. Se pueden hacer varias hipótesis, casualdad, mafias o que tenga que ver con nuestro carácter más ardiente y por eso aquí se han dado algunos de los casos más famosos de España.

¿Cómo siendo filósofo te da por escribir sobre crímenes?
Al contrario de lo que se pueda pensar, criminólogos y filósofos están estrechamente relacionados. El criminólogo quiere entender la mente humana y en particular la capacidad de algunos para hacer tanto daño y esa pregunta por la maldad es eminentemente filosófica.

¿Cual es el modus operandi que se repite en más casos en Murcia?
Lo que más se repiten son los crímenes perpetrados claramente por mafias, normalmente por medio de sicarios, y que resultan muy difíciles de resolver. Un ejemplo que relato en el libro es el de Javier Romero, en Lo Pagán, cuyo cadáver apareció parcialmente descuartizado en el aparcamiento del hospital Los Arcos. Son crímenes que probablemente no serán nunca resueltos.

¿Puede ser que inflluyan en el aumento de estos crímenes el cine y la televisión?
En la Región tenemos crímenes atroces cometidos en épocas en las que no existían series de este tipo, ni siquiera vídeojuegos.

¿Sale barato matar?
En España tenemos uno de los códigos penales más duros del mundo desarrollado. Lo cual sólo significa que en otros países sale muchísimo más barato matar.

¿Cual es tu caso favorito?
Subrayaría dos: para poner en práctica la capacidad detectivesca, el llamado de ´Las tres copas´ en la playa de Nares de Mazarrón; y el segundo, netamente criminológico, ´La niña envenenadora´. En España y en Europa, casi con seguridad, no existe el caso de un niño que haya matado a cuatro de sus hermanos.

¿Quienes son tus referentes literarios?
Muchos. Respecto al estilo, la generación del realismo mágico, especialmente García Márquez. Respecto al contenido me gusta la nueva generación de escritores españoles como David Trueba o Jordi Puntí. Son maestros en creación de personajes y en el desarrollo de historias.

De puño y letra: "Yo quería ser ciclista pero me quedé en escritor, filósofo, profesor, criminólogo, periodista, y aún me pregunto si me queda alguna otra faceta por descubrir".

Grafoanálisis de Pablo Alzuagaray. Juan José es un individuo con una marcada capacidad intuitiva orientada mucho más hacia las cosas concretas y materiales, y a las cuestiones objetivas y de aplicación práctica que a la intelectualización o el idealismo. Su mente es como la de un arqueólogo que penetra con agudeza y tesón las capas que esconden lo evidente; en tal sentido posee una clara tendencia a salirse de la órbita de su ambiente, para adentrarse en las profundidades, más que nadar en la superficie de las cuestiones. Cuando cree tener una certeza no hay manera de "sacarlo de sus trece"... http://www.consultoresgrafologos.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine