Don de gentes
Estudiante de Dirección de Orquesta. Creador de la Joven Orquesta Sinfónica de Cartagena 

Álvaro Pintado Hernández: "La batuta engancha"

Desde que tenía cinco años, el 1 de enero, era el primero en despertarse en casa para ver en televisión el Concierto de Año Nuevo

16.07.2016 | 04:00
Álvaro Pintado Hernández: "La batuta engancha"

Me gusta

  • Un color: Verde
  • Música: Jazz
  • Película: Pulp Fiction de Quentin Tarantino
  • Libro: El nombre del viento de Patrick Rothfuss
  • Un deseo: Que el concierto de mañana salga bien
  • Chiste: „Camarero, ¿Puede hacerme un poco más el filete? „¡Claro, señor!... ¡Oh, soy un filete, soy un filete!

Cartagena, 1994. Desde que tenía cinco años, el 1 de enero, era el primero en despertarse en casa para ver en televisión el Concierto de Año Nuevo. Hoy, a sus 21 años, ha contribuido a la creación de la Orquesta Quorum de Albacete y de la Joven Orquesta Sinfónica de Cartagena que mañana ofrece su concierto inaugural a partir de las 19 horas en el Paraninfo de la Universidad Politécnica.

­­­El jovencísimo cartagenero Álvaro Pintado inició sus estudios de saxofón a los ocho años en el Conservatorio de Cartagena y cuando acabó el grado medio comenzó las clases de Dirección de Orquesta en el Conservatorio Superior de Música de Castilla-La Mancha en Albacete donde, el año pasado, contribuyó a la creación de la Orquesta Quorum cuyo concierto inaugural se celebró el pasado abril con la participación de otros tres directores de 21 a 26 años. Mañana domingo dirigirá, en el Paraninfo de UPCT, el concierto inaugural de la Joven Orquesta Sinfónica de Cartagena de la que ha sido uno de sus máximos artífices.

¿Eres un creador de orquestas sinfónicas?
No me gusta decir que soy un creador de orquestas sinfónicas. Cuando yo me meto en este tipo de proyectos es para aportar mi trabajo y conseguir sacarlo adelante. En concreto el proyecto de Cartagena fue iniciativa de Álvaro Luis Valdegueiro. La verdad es que era una pena que una ciudad tan grande como Cartagena no dispusiese de sinfónica desde 1951; sólo existía una orquesta de cámara.

¿Cuándo decidiste ser director de orquesta?
Desde niño, recuerdo levantarme el primero en casa el día primero de año para ver por televisión el Concierto de Año Nuevo. Después de estudiar saxofón comencé mis estudios de Dirección y me di cuenta que me costaba mucho menos trabajo esta nueva faceta. Cuando te subes por primera vez a la tarima, con la batuta en la mano, es una sensación que te engancha.

¿Tienes otras aficiones además de la música?
Claro que sí. Me encanta jugar al fútbol y me gustan los vídeojuegos. La verdad que no tengo mucho tiempo para escuchar otro tipo de música que no sea clásica, pero me encanta el jazz y en el coche siempre tengo sintonizada la emisora Rock FM. La música absorbe casi todo mi tiempo y mis amistades más cercanas también son músicos. La música, como dice uno de mis profesores, es un compromiso vital.

¿Qué nivel tienen las orquestas de la Región de Murcia?
La Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia (OSRM) funciona muy bien al igual que la Sinfónica de la UCAM. También existen varias orquestas de jóvenes como la Joven Orquesta de Cieza o la JONOMUR, Joven Orquesta del Noroeste de la Región de Murcia. Se echa de menos, eso sí, algo más de profesionalización en el mundo de las bandas.

¿Qué tipo de música prefieres dirigir y quienes son tus referentes?
El clasicismo, el romanticismo, el jazz y hasta la música contemporánea. Mis compositores favoritos son el alemán Helmut Lachenmann y el polaco Krzysztof Penderecki.

¿Hay que ser un líder para dirigir una orquesta?
Sin duda, tienes que llevar a los músicos a tu terreno y convencerles de que son ellos quienes están tocando como les gusta. Hay mucho trabajo desde el primer ensayo.

De puño y letra: "Un joven inquieto e idealista con ganas de crear y abrir nuevos caminos en el mundo de la música tanto clásica como contemporánea que reflejan el espíritu de la sociedad en la que me muevo. Tengo ganas de aportar algo a este mundo"

Grafoanálisis de Pablo Alzuagaray. Coincidentemente con su profesión, la letra tipo de Álvaro es la propia del arquetipo ´El Intérprete´ (o Ejecutor). Se trata de una naturaleza con una mirada estética y singular de la vida y el mundo, y al mismo tiempo una capacidad innata para hacerse cargo de proyectos creados por otros y llevarlos a la concreción eficazmente con el compromiso de quien los siente como propios. Es un individuo ´ejecutivo´, práctico y especialmente atraído por las rutinas y el ensayo-error como forma de aprendizaje. Los pequeños pero rítmicos movimientos de las letras delatan al músico... http://www.consultoresgrafologos.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine