Jazz en San Javier

El amigo americano

Sigue el jazz en San Javier con la elegante fusión de Keb´Mo´, la presentación de Myles Sanko, calificado como el soul man del siglo XXI, y la entrega del premio del festival al pianista Ignasi Terraza, que hoy trae como invitado al trompetista Ronald Baker

08.07.2016 | 04:00
A Keb´ Mo´ se le ha descrito como «el vínculo vivo con el blues del Delta». Dejó un magnífico recuerdo en sus dos anteriores visitas al Jazz San Javier.

Superado el primer fin de semana de conciertos de la XIX edición del Jazz SanJavier, llega la segunda tanda con la elegante fusión blues-jazz-soul de Keb´Mo´, el jazz manouche del acordeonista Ludovic Beier y el violinista Costel Nitescu como artista invitado (que sustituyen a Charles Lloyd), la presentación de Myles Sanko, calificado como el soul man del siglo XXI, y la entrega del premio del festival al pianista catalán Ignasi Terraza, que trae como invitado al trompetista Ronald Baker.

Keb´ Mo´ siempre fue comercializado como un músico de blues, un calificativo que no se adaptaba mucho a su estilo. Aunque llamó la atención del público interpretando canciones de Robert Johnson en un musical de Broadway (lo cual le abrió las puertas a su carrera discográfica), siempre tuvo en su discográfica un grupo de compositores que oscilaban entre el pop, el soul, el rhythm & blues y el jazz. Su nuevo álbum, The Reflection, no tiene nada que lo acerque al blues ni tampoco que lo aleje. Keb´ Mo´ supo mezclarse con el estilo del blues de Robert Johnson, logrando darle ciertos toques contemporáneos gracias a su sonido soul y a ese modo de narrar historias, muy similar al usado por los artistas de folk. Tiene mucha habilidad para la guitarra, particularmente para el slide, es un gran frontman y además un músico acompañante muy versado.

Nacido en Los Ángeles, California (1951), creció escuchando mucho gospel, y a los 21 años formó su primera banda, con la que abrió conciertos para artistas como Papa John Creach y Jefferson Starship, lo que contribuyó a ampliar su horizonte musical. En 1983 se unió a la banda de Monk Higgins, donde conoció a un buen número de músicos de blues que le permitieron incrementar sus conocimientos acerca del género. En 1990 interpretó a un bluesman en una obra de teatro y encarnó a Robert Johson en el documental Can´t You Hear The Wind Howl?, hechos que le abrieron la puerta grande del blues. Y publicó su primer disco como Keb´ Mo´, 13 canciones: 11 propias y 2 versiones de Johnson.

Ha ganado tres premios Grammy en la categoría de ´Mejor disco de Blues contemporáneo´, y se le considera pieza clave en la escena blues actual. Sin embargo, The Reflection no es, en esencia, un disco de blues. Tanto en sonido como en espíritu se encuentra más cerca de los trabajos de músicos afroamericanos de ´folk soul´ como Bill Withers, Bobby Womack y Terry Callier. A Keb´ Mo´ se le ha descrito como «el vínculo vivo con el blues del Delta». Dejó un magnífico recuerdo en sus dos anteriores visitas a Jazz San Javier (2008 y 2012). Vuelve con nuevo material: sus álbumes The Reflection y Bluesamericana, más el EP The Old Me Better. Sin duda es una delicia para los oídos incluso para los profanos del blues. Muy recomendable para escuchar en horas crepusculares.

Laureado Terraza
Con casi treinta años dedicados al jazz y una discografía de más de veinte títulos, Ignasi Terraza es uno de los músicos más valorados actualmente en España, y cuenta, además con un creciente reconocimiento internacional. Buena prueba de ello es que tanto el pianista catalán como Kevin Mahogany son premiados este año por el Festival de Jazz de San Javier. Es la primera vez que la organización decide entregar el galardón a dos músicos, y supone un reconocimiento a toda una carrera y a la aportación que como artistas han realizado a la historia del jazz.

Además, Terraza fue ganador de la Great American Jazz Piano Competition de 2009, celebrada en Florida (Estados Unidos), convirtiéndose en el segundo músico europeo que lo consigue.

Ignasi Terraza comenzó sus estudios de música a los nueve años, poco después de perder la vista y afiliarse a la ONCE, organización que le ha apoyado a lo largo de toda su carrera musical. Pronto comenzó a interesarse por el jazz a través de la música de Tete Montoliú. A los 18 empezó a tocar en solitario o junto a otros músicos, recorriendo al poco tiempo los principales escenarios musicales españoles.
Cuenta en su trayectoria con una larga lista de discos editados desde 1987 hasta hoy, y ha tocado junto a músicos de gran renombre internacional, como Frank Wess, Jesse Davis, Teddy Edwards, Lou Donaldson o Nicholas Payton, entre otros.

Además de los premios ya mencionados, el músico catalán ha sido reconocido con otros galardones: primer premio del Festival Internacional de Guetxo (1991); con Four Kats ganó el premio al mejor disco de jazz (radio4 1996); la Universidad Complutense de Madrid premió su trayectoria como pianista de jazz (1997); mejor actuación del festival de Soto de Real (2005); premio Altaveu 2006 por su trabajo In a sentimental groove; mejor disco de jazz según la revista Jaç (2006), entre otros.

Desde que en 1991 ganó el concurso de grupos del Festival de Getxo con un cuarteto codirigido junto al guitarrista David Mitchell, Terraza ha desplegado una intensa actividad dentro de una forma de jazz basada en la idea tradicional de swing. Nat King Cole y Wes Montgomery eran dos de las influencias que, entre muchas otras, barajaba aquella banda para modelar una voz colectiva reconocible y, al mismo tiempo, para realzar el talento improvisador de sus dos líderes.

El Mitchell/Terraza quartet es ya historia, pero el pianista barcelonés sigue lanzando proyectos de atractivo inmediato, en especial para quienes gustan del encanto antiguo del jazz rico en optimismo y melodía. Terraza lanzó en 1999 un disco dedicado a Montoliu, Let me tell you something (Swingfonic), que bien puede ejemplificar su respeto por la tradición sin renunciar a la búsqueda de una voz propia.

Mediterráneo, extravertido, abierto y de gran sensibilidad, nos recuerda desde su piano el swing de Bill Evans, Oscar Peterson y Tete Montoliu, acompañado por Horacio Fumero (contrabajo) y Esteva Pi (batería); un trío con más de 15 años de trayectoria y 6 CDs publicados. Muy querido en San Javier, donde ha actuado con su grupo dos veces en el Ciclo Músicas del Alma y una en el Festival de Jazz con la Big Band de Barcelona, en esta ocasión se presenta en formación de cuarteto sumando al fantástico saxofonista tenor Gabriel Amargant, y, además, un invitado especial de lujo: el trompetista y cantante Ronald Baker, de grato recuerdo tras su paso por Músicas del Alma.

Baker de lujo
Baker vive en París, ciudad en la que ha llevado a término su carrera artística y en la cual ha presentado algunos de sus seis CDs en solitario. Lo han comparado con Freddie Hubbard, Al Jarreau, Miles Davis, George Benson, Lee Morgan e incluso Chet Baker, y es uno de los grandes trompetistas de jazz americanos de los últimos años. Ha sido discípulo de Donald Byrd, JJ Johnson, George Cables y John Faddis entre otros, y ha colaborado con músicos de la reputación de Big Joe Turner, Ricky Ford, Jesse Davis y el propio Ignasi Terraza. Fiel a la tradición, Ronald Baker canta y sopla con una exquisita sensibilidad, como podrán apreciar los aficionados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine