Concierto

"Hay que cantar como hablas, como piensas y como sueñas"

"Me parece horrible versionar una canción para modernizarla; eso es que nunca tuvo fuerza", dice el guitarrista

17.05.2016 | 08:37
"Hay que cantar como hablas, como piensas y como sueñas"

En estos Treinta años y un día, como titulan esta interminable gira con la que regresan a Murcia, Hombres G han hecho historia en venta de discos, llenando aforos y triunfando internacionalmente. Si en los noventa hacían películas, ahora se hacen musicales sobre su trayectoria, como el que se estrenó el pasado jueves en México. Si entonces hacían grandes discos con inolvidables sencillos, hoy siguen componiendo canciones que se mantienen en la memoria colectiva. Y es que Dani Mezquita no lo duda. Hombres G –que sigue con la misma formación junto a David Summers, Rafael Gutiérrez y Javier Molina– se encuentran «en su mejor momento».

¿Cómo han planteado esta gira? Apenas han bajado de los escenarios desde que volvieron...
Estamos en nuestro mejor momento, los conciertos van muy bien y nos encontramos mejor que nunca; es el resultado del trabajo de estos años, sobre todo de los últimos diez, desde que volvimos. Estamos muy contentos, actuamos en recintos grandes y en junio nos vamos de gira por Estados Unidos, va a ser impresionante, porque vamos a Nueva York, Washington, Los Ángeles... estamos encantados.

Comentaban en una crítica que Hombres G estaban curtidos por dentro y enérgicos por fuera, ¿se sienten así?
Jajaja, creo que estamos también un poco curtidos por fuera. Bueno, todo es resultado de muchos años de experiencias, de haber ido cogiendo tablas y, sobre todo, de disfrutar con lo que hacemos y de llevarnos muy bien. Afrontar una gira con amigos de toda la vida y ver la respuesta del público te da esa energía.

A pesar de sus canciones míticas, no han dejado de componer. Decía Rafa recientemente que, si una canción no es buena, no la publican. ¿Cómo lo saben? ¿Qué tiene una buena canción?
Nunca lo sabes, nos guiamos por nuestro instinto y en el estudio no paramos hasta que algo nos gusta. Fue así desde el principio y sigue pasando lo mismo. Si no nos gusta una canción, aunque sepamos que puede ser un pelotazo, es imposible defenderla luego en directo. De hecho, algunos de nuestros singles ya no los tocamos, porque en este momento no nos gustan. Tenemos que tener confianza y hacer canciones, principalmente, para nosotros, y lo demás viene solo.

Musicalmente, no han versionado sus temas, no los han modernizado como han hecho otros grupos. ¿Se han mantenido intactas con el paso del tiempo?
Eso es horrible, coger una canción y modernizarla... Eso significa que nunca tuvo fuerza y que al pasar los años o no era tan importante o el grupo se ha dejado llevar por las modas. A mí me sorprende cuando escucho, por ejemplo, Sufre mamón y me digo ´joder, cómo suena´, y es que de verdad que suena bien, no tiene tufillo a antiguo. Y mantenemos ese espíritu, no podríamos hacer reguetón... Sería horrible adaptar Venecia al 2016, es así y no se ofrece a ningún cambio.

Y, en cuanto a las letras, Melanie Olivares confesaba que se ha enamorado con canciones de Hombres G, como le habrá pasado a muchos espectadores. ¿Qué tienen sus letras?
Sinceridad, cantamos las cosas como las hablamos, y eso es importante. Hay letras de grupos con palabras que no se utilizan en la vida real y hay que cantar como hablas, como piensas y como sueñas. Tiene que ser nuestro reflejo sin intentar ser pretenciosos, sin llegar a ser repipis. Así llegas a la gente. Igual que lo ha dicho una actriz, hay mucha gente que nos cuenta cómo se enamoró, se casó o han ligado con nuestra música y es una satisfacción cuando te lo cuentan.

El fenómeno fan ya no es igual que en los noventa, ¿ahora está en las redes sociales?
Ahora es diferente. Cuando empezamos fue exagerado y nada pretendido. No lo pensábamos, porque llegamos al final de la Movida, tocábamos en bares y éramos jóvenes normales que no esperábamos ese fenómeno fan histérico. Ahora el fenómeno se ha extendido a un público más abierto. Nos ven chicos y chicas, mayores y gente más joven, pero nos ven como señores (risas) y con cierto respeto, que creo que nos lo hemos ganado con el paso del tiempo. Ya no se fijan solo en si eres más o menos guapito.

¿Qué es lo más importante que han aprendido de la música en estos treinta años?
Que para un artista lo más importante es la canción. Una buena canción perdura aunque no sepas quién la compuso. Lo más importante es la música. Cuando ves en los concursos de talentos que hay ahora cómo se fijan en el físico, en cómo bailan y en cómo visten o afinan no tiene sentido, porque si la canción no es buena nunca triunfarán. Muchos están equivocados en eso.

¿Y volverían ustedes a hacer una película?
Pues lo veo difícil, pero tampoco pensábamos en hacer una hace treinta años y, mira, hay libros sobre nuestra trayectoria, musicales... La verdad es que no está entre nuestras tareas y es algo que lleva demasiado trabajo como para volver a ser protagonistas, pero quién sabe si quizá un papelito...

La pregunta que no puede faltar... ¿con qué canción se quedan que tenga un significado especial para ustedes?
Devuélveme a mi chica, conocida como Sufre mamón. Ha sido con la que más nos han identificado, la que nos abrió todas las puertas, pero es que hay muchas importantes. No somos artistas de una sola canción ni de una sola época, como demuestran temas como Lo noto, que se publicó en 2002 y sigue siendo un éxito. Eso demuestra que tenemos capacidad de hacer canciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine