ÚLTIMA HORA
Investigan una explosión en una terminal de autobuses en Manhattan
Actuación

El saxofonista Kenny Garret cierra este jueves el ciclo Jazz & Black en el Teatro Circo

El concierto comenzará a las 21 horas y el precio de las entradas oscila entre los 12 y los 18 euros

05.04.2016 | 17:19
El saxofonista de jazz Kenny Garrett.

El saxofonista de jazz Kenny Garrett cierra el próximo jueves, 7 de abril, el Ciclo Jazz & Black con un concierto que promete mucha diversión y energía.

El concierto comenzará a las 21 horas y el precio de las entradas oscila entre los 12 y los 18 euros. Las localidades se pueden adquirir a través de la web del Teatro Circo Murcia (teatrocircomurcia.es), por teléfono (968 273 420), o en la taquilla, en horario de 11 a 13.30 horas y de 17.30 a 20.30 horas.

El ciclo concluye después de haber acogido conciertos como los de Andrea Motis, trompeta y voz que sorprendió por su madurez interpretativa, la veterana cantante de soul Betty Lavette o la indomable guitarra de Javier Vargas.

Para su tercer lanzamiento con Mack Avenue Records, Pushing the World Away, el saxofonista y compositor Kenny Garrett tuvo que llegar al núcleo del disco, cambiando las prioridades en su agenda y sumergiéndose en la esencia de la música.

"Siempre estoy escribiendo, así que la composición no supuso ningún problema", dice Garrett, que es posiblemente el alto saxofonista más imitado en el jazz. "Pero estaba viajando mucho con mi banda, y no ensayaba nuevo material en la gira. Sin embargo, grabar un disco requiere de mucha preparación. Tuve que alejarme para conceptualizar la música, para poder recibir las bendiciones y el regalo de estas canciones" .

En Pushing the World Away, Garrett sigue madurando como compositor. Como el fallecido Mulgrew Miller, su íntimo amigo desde hace muchos años, dijo el año pasado, "Kenny siempre ha tenido un gran sonido desde el principio. Él tenía su propio sonido único, pero gracias a sus composiciones ese sonido se ha transformado en una voz aún más cautivadora y lírica".

Garrett, a su vez, hace un guiño al pianista que conocía desde hacía más de 30 años en el alegre y a veces explosivo primer tema del álbum, A Side Order of Hijiki, que no trata, como puede parecer, sobre las algas comestible hijiki. "No hay algas", dice Garrett "En realidad es la palabra que Mulgrew utilizaba para describir mi estilo. Él solía decir: ´Te escucho tocar ese hijiki'".

Si bien no homenajea directamente a Miller, Garrett sí que rinde homenaje a una serie de amigos y héroes -Chick Corea, Chucho Valdés , Sonny Rollins , Donald Brown- en Pushing the World Away, lo que conecta el álbum a la joya que Garrett publicó en el año 2012, Seeds From The Underground."No estaba pensando en continuar de la idea de homenaje de Seeds", dice Garrett. "Estaba escribiendo. Por ejemplo, durante uno de mis viajes a Guadalupe, estaba componiendo un tema feliz y optimista sobre las islas del Caribe, y eso me hizo pensar en Sonny. Lo llamo 'J'ouvert', que es el nombre criollo de Carnaval. Es mi 'St. Thomas'. Espero que a Sonny le guste".

"Hey, Chick" es un baile elegante con el expresivo solo de Garrett. "Captura de ese ambiente hispano, marroquí ", dice Garrett, " y es algo que me imaginaba a Chick tocando".

El vivaz y orientado al baile "Chucho's Mambo", con la animada percusión de Rudy Bird y las festivas trompetas de Ravi Best, es la interpretación de Garrett, en clave de salsa cubana, de cómo podría haber sido una colaboración con Valdés. "Estábamos tratando de reunirnos, pero no pude conseguir un visado para entrar a Cuba", dice Garrett. "Habíamos estado escribiendo el uno para el otro". Agrega con orgullo: "Chucho y yo cumplimos años el mismo día".

"Brother Brown", un tema lento y emotivo, con Garrett al piano y una sección de cuerda de tres personas, es un homenaje a Donald Brown, músico de confianza de Garrett y co-productor del álbum. "Quería que esta pieza fuera conmovedora y representase la personalidad de Donald ", dice Garrett. "También quería subir el listón compositivamente. Donald me dijo, 'Tú lo escribiste, y tú sabes cómo debe sonar. Tú deberías tocar el piano.' Los otros dos pianistas que utilicé en estas sesiones -Vernell Brown y Benito González- estaban allí y me indicaban que lo estaba haciendo bien."

Vernell y Benito son dos de los miembros de la banda de Garrett, ambos graduados de la informal Escuela de Música Kenny Garrett. "Cuando pienso en Art Blakey siendo un mentor durante tantos años, y cómo Miles fue un mentor para mí también... me gustaría devolver todo eso a mi manera ", dice. Kenny señala que su grupo fue la primera parada de baterías como Brian Blade, Chris Dave, Ronald Bruner y Jamire Williams. Entre los baterías de /Pushing the World Away/ se incluyen McClenty Hunter, Marcus Baylor y Mark Whitfield , Jr. "Vienen aquí, y luego siempre hay gente que espera que toquen para sus propias bandas ", dice.

Actualmente, la banda con la que Garrett gira y trabaja está compuesta por el pianista Brown, el bajista Corcoran Holt y Hunter en la batería. González se pone al piano cuando está libre. Y Garrett ha ampliado su cuarteto básico a quinteto con el percusionista Bird. "Rudy le añade mucho a la banda", dice Garrett.

En total, Pushing the World Away cuenta con 12 temas, todos ellos compuestos por Garrett , excepto por una magnífica versión de la canción de Burt Bacharach y Hal David "I Say a Little Prayer", que se hizo famosa en 1967 gracias Dionnes Warwick. "La tocábamos en la prueba de sonido mientras estabamos de gira por Europa", dice Garrett. "Y las personas que estaban trabajando en las salas siempre aplaudían. Así que sabíamos que teníamos que incluirla en el álbum".

En el artículo de DownBeat del año pasado, Garrett dijo "quieres ver crecimiento en cada álbum que grabas". Ese es ciertamente el caso de Pushing the World Away, su álbum número 17 como líder, que capta al artista de 52 años en la cima de sus capacidades creativas como saxofonista y compositor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine