En el Real Casino

"Siento rabia y cabreo al ver a los refugiados embarrados, cuando aquí sobra de todo"

"No se puede hablar de hambre y al siguiente minuto hablar de fútbol", cree Enrique Castañer, que hasta el 17 de abril expone 19 cuadros en Murcia

24.03.2016 | 04:00
El pintor y poeta posa en un lujoso salón del Casino.

«Hambre / y llueve / incesantemente / a pesar del grito / de quien sufre». Así arranca el poema 'Hambre' en torno al cual se articula la exposición que Enrique Castañer tendrá en una de las salas del Casino de Murcia del día 28 de marzo al 17 de abril.

«Lo vemos en las noticias, en la vida, con todo el tema de los refugiados... Estamos acostumbrados a todo tipo de catástrofes. A que la gente tenga que emigrar, a que estén embarrados», explicó a LA OPINIÓN Castañer.

«Lo que más rabia me da es que la palabra ´hambre´ se ha convertido en coloquial», destacó el pintor y poeta. «Estoy bastante indignado», aseveró.

El autor, que posó para LA OPINIÓN en uno de los lujosos salones del Real Casino, donde el lunes inaugurará su muestra, resaltó que le impresiona ver en televisión «el desarraigo de familias, de personas huyendo, con frío, con barro». A juicio de Castañer, «no hay palabras más humillantes que Primer Mundo. Es injusto que haya un Primer Mundo, un Segundo Mundo y un Tercer Mundo». «No veo que se esté haciendo lo correcto», insistió el pintor y escritor al respecto.

Junto al poema Hambre, que da título y es columna vertebral de la exposición, presenta Enrique Castañer un total de 19 cuadros en los que, tal y como explicó, «he creado mi línea más desesperada, más colorista, intentando dar un toque de esperanza».

«No se puede hablar de hambre y al siguiente minuto hablar de fútbol», consideró el autor. «No podemos ser tan insensibles», añadió, al tiempo que aludió a «la rabia que siento, el cabreo que siento» al ver que refugiados no tienen nada «y aquí nos sobra de todo».
«Hay hambre de cariño, de seguridad, de igualdad y hambre de nutrirse», remarcó el pintor.

Hambre completa una trilogía artística que arrancó con El placer de borrarlo todo y siguió con El silencio es un sonido, indicaron desde el Casino de Murcia.

Sobre sus cuadros, Castañer remarcó que «al fondo veo luz». «Creo que hay luz al final de este diario y machacante horror», dijo.
«Hambre / como una herida / que se burla / que se hace honda / y toca el hueso», prosiguen los versos del autor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine