Entrevista
Airbag 

Adolfo Díaz: "Predicamos el 'carpe diem', el pasarlo bien cada minuto"

Los malagueños presentan esta noche en Microsonidos ´Gotham te necesita´

05.02.2016 | 11:37
Adolfo Díaz: "Predicamos el 'carpe diem', el pasarlo bien cada minuto"

Guitarra y voz de Airbag. Se trata de pasarlo bien. Es el lema de Airbag. A partir de ahí, el power trío escarba en cualquier cosa con tal de que despierte emociones y desengrase, y comparten su infalible fórmula: punk pop veraniego, algunas dosis de sonido 90, letras ingeniosas y diversión. Los malagueños presentan esta noche en Microsonidos 'Gotham te necesita'

Siempre me han gustado la actitud y las canciones de los malagueños Airbag. Les sigo desde su debut en el año 2000 con Mondo Cretino, cuando vinieron por primera vez al Lemon Pop , pero nunca habían entrado en las listas de discos más vendidos hasta la fecha. Lo han hecho con Gotham te necesita, que viene también con el sorprendente respaldo de una multinacional. Con ellos saltarán hoy Los Pepsicolos. Hablamos con Adolfo Díaz, guitarra y voz de Airbag, y con él repasamos el momento actual de una formación difícilmente repetible.

Vuestro nuevo disco, Gotham te necesita, transmite buenas vibraciones, como siempre. ¿Qué tal lo pasasteis en la grabación?

Muy guay, es el primer disco que grabamos en un estudio de Málaga, durmiendo en casa y grabando todo en 7 días. Fue intenso, pero muy fructífero. Lo llevábamos todo muy bien ensayado y teníamos las cosas claras, así que el momento del grupo fue captado tal y como estábamos, que es lo que queríamos. Nos sentimos cómodos y nada presionados, ya que ni sabíamos que nos iba a fichar Sony cuando lo grabamos.

¿Por qué habéis decidido titularlo Gotham te necesita? ¿Ocurrió algún percance que podáis contar durante la grabación?

Se iba a llamar Todo está bien, pero decidimos darle un título menos genérico y más Airbag. Lo grabamos en un estudio que está situado en un antiguo caserón en mitad del monte. Tiene los muebles antiguos, dos pianos, candelabros, chimeneas, bañeras antiguas, pasillos superlargos y techos altísimos. Acojonaba un poco, y Carlos Hernández se quedaba allí a dormir, así que intentábamos hacer ruidos y acojonar a Carlos cuando nos íbamos por la noche. Luego Carlos nos mandaba audios tocando los pianos desafinados.

Esta vez habéis ido al grano en la grabación, con un tiempo record. ¿Las cosas claras, presupuesto justo...?

De presupuesto fue lo normal, lo que cuesta grabar un disco: pagar el estudio, al productor, dietas, gastos y demás, pero todo sin despilfarrar, en eso nunca hemos despilfarrado. Somos un grupo que funciona, y no nos gusta perder dinero ni hacer perder dinero a la gente con chorradas. Un disco de rock o de powerpop se puede grabar en una semana o menos si te pones en serio y con las cosas claras.

¿Ha habido alguna referencia nueva para este disco o seguís con los mismos clásicos? Pongo a los Hollies haciendo Stay y no puedo evitar pensar en Airbag.

Siempre hay influencias nuevas o que no habíamos explotado, en esta ocasión quizás recuperamos influencias más de los 90, pero sin olvidar lo de siempre. Ya no hacemos muchas versiones, pero si los Hollies o Stay de Maurice Williams & The Zodiacs te recuerda a nosotros es un halago, ya que son grupos que siempre nos han gustado. Lo malo sería que pensaras en nosotros al oír cualquier basura.

Gotham es un disco más variado. ¿Cómo lo veis vosotros? ¿Habéis mirado al pasado?

Es variado. El anterior era más pop en toda la amplitud del término, y este queríamos melodías pop de siempre pero con más rabia, o nos salió así; las canciones y el momento lo pedían. No creo que sea un disco nostálgico, si es así no era la intención. Es más un disco de seguir adelante, con fuerza.

Habéis estado tocando en Madrid en un concierto para todos los públicos. ¿Cómo ha sido la experiencia?

Una de las más emocionantes de últimamente. Había algo en el ambiente que lo hacía especial, cierto aire de cambio y euforia, para algunos será una chorrada, pero para otros es muy importante que no se prohíba la cultura solo por tener pocos años. En estas cosas, cuanto antes se empiece, mejor. Nunca entenderé por qué no puede entrar gente con 16 años a un concierto a las 9 de la noche. Luego vimos comentarios de chicas y chicos menores diciendo que habían alucinado al ver su primer concierto en sala, estamos supercontentos de haber estrenado (casi) esta ley, ya que tocamos en enero y lleva vigente desde este año y solo en Madrid. Que tomen nota en otros sitios: #queremosqueentren.

En Ladrones de cuerpos soltáis la frase «nunca más vuelve a ser lo mismo». ¿Es la secuela de los ultraadolescentes?

No. La de los ultraadolescentes habla de crecer, de cuando te das cuenta de que ya no eres tan joven. En Ladrones de cuerpos es otra historia, habla más de cambiar tu personalidad por juntarte con alguien que 'te roba' tu forma de ser, cuando paras de hacer lo que te gusta por un factor ajeno a ti. La típica frase de «¿Dónde está fulanito?», «pues ni idea, desde que tiene novia no le he visto el pelo» es un poco eso, pero extendido a más ejemplos, como cuando dejas de hacer cosas que te gustan porque se supone que ya no toca hacerlas. Hay que hacer lo que te pida el cuerpo y que se joda la sociedad, sus reglas y los standards.

¿Qué no volverá a ser igual para Airbag?

Siempre hay cosas que hacen que nada vuelva a ser lo mismo, para bien o para mal, las de para mal mejor ni pensar mucho en ello. Nosotros predicamos el 'carpe diem', el aquí y ahora, el pasarlo bien cada minuto que estamos tocando o debajo del escenario. El tiempo vuela, no vale de mucho parar a pensar en tiempos pasados.

Hijos de Hawaii habla sobre la apatía en general de la juventud. ¿Es una crítica? ¿Os sentís distantes de esa juventud?

Sí, es una crítica directa a los chavales que tienen todo el tiempo del mundo y sin embargo lo malgastan haciendo el vago. Nos sentimos antítesis de eso; nosotros cada vez tenemos menos tiempo y más edad, y no paramos de hacer cosas, dentro de nuestras posibilidades.

¿Qué tal ha sido la experiencia de sacar Gotham te necesita con Sony? ¿Cómo le sentó a Wild Punk vuestra marcha?

Lo de Sony vino cuando barajábamos volver a sacar el disco con Wild Punk o probar cosas nuevas, por aquello de no estancarse y arriesgar. Wild Punk son amigos, como familia, se alegraron mucho y estamos en contacto con ellos, los queremos mucho y nos sentimos muy queridos por ellos, así que problemas cero. Con Sony habrá que esperar a hacer balance y que ellos nos digan qué tal ha ido todo, pero nosotros estamos contentos.

¿En vuestro caso qué ha significado crecer? ¿Habéis tenido que renunciar a cosas?

Crecer nos cuesta trabajo porque nos lo pasamos muy bien y, quieras o no, cada vez tienes más responsabilidades, y la sensación de que todo pasa muy rápido está cada vez más presente. Esto está muy guay, por eso todos los grupos con cierto éxito vuelven o no paran. Yo quiero pensar que cada edad tiene sus cosas, pero a la vez pienso que no tienes que renunciar a tus gustos o costumbres solo por tener más edad que antes. Yo he tocado desde los 14 años, no me veo buscando nuevas aficiones ahora. Hay que hacer lo que te pida el cuerpo; si nos pide seguir tocando lo haremos, pero cuando nos pida frenar no vamos a seguir solo por inercia. A mí lo que me jode es que la gente diga que hacemos letras para adolescentes porque hablamos de cine o de amor, como si la gente madura no pudiera enamorarse, desenamorarse o ir al cine?

Ahora que murió Lemmy, recuerdo una frase suya que decía : «Si crees que eres viejo para el rock n roll, entonces es que lo eres».¿Cómo la valoras?

Pues opino que Lemmy tenía más razón que un santo en eso. Yo pienso igual.

Al final, una maldición o algo parecido impidió que estrenaseis, como habitualmente, vuestro disco y que los Buzzcocks tocaran en el Lemon pop. ¿A qué superhéroe habría que haber llamado?

Bueno, cada uno debe ser héroe en ciertos momentos, de eso va la canción Gotham, de sacar fuerzas y salir adelante cuando estás hundido, porque seguramente hay alguien que esté peor que tú y necesite tu ayuda... Sobre el Lemon Pop, fue una pena porque siempre habíamos presentado disco nuevo allí. Yo creo que hubiéramos hecho una buena combinación junto a Buzzcocks, pero nunca lo sabremos. Lo que sí sé es que, cuando se suspendió por la lluvia, nosotros si hubiéramos tocado en la sala improvisada sin dudarlo, y la hubiéramos echado abajo mientras los Buzzcocks dormían en su hotel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine