Teatro

«La Colometa me ha enseñado que hay mujeres que tenemos una vida privilegiada»

31.01.2016 | 00:09
«La Colometa me ha enseñado que hay mujeres que tenemos una vida privilegiada»

Cantante y actriz. La primogénita de la familia Flores sube hoy a las tablas del Teatro Romea de Murcia para encarnar a La Colometa y protagonizar un duro monólogo en La plaza del diamante, un montaje basado en el clásico de Mercè Rodoreda que Joan Ollé ha llevado al teatro. «Joan Manuel Serrat me llamó y me dijo que no me lo pensara y aceptara el papel», recuerda la intérprete

La plaza del diamante cuenta la historia de Natalia, La Colometa, una chica huérfana de madre, que se siente perdida en el mundo y que verá partir y morir a sus seres queridos, pasará hambre y miseria y se verá muchas veces incapaz de sacar adelante a sus hijos. La novela es una crónica fiel de la Barcelona de posguerra y de cómo marcó este periodo a sus habitantes. Lolita Flores interpreta este duro monólogo interior, costumbrista y desgarrador.

¿Qué le enamoró del monólogo de La Colometa?

El texto de La plaza del diamante es maravilloso y la historia de esta mujer me cautivó. Es una mujer muy frágil, muy chapada a la antigua, que estaban supeditadas a su marido y las educaban para tener hijos y poco más.

¿Qué le ha enseñado este personaje?

Que hay muchas mujeres que tenemos una vida privilegiada. La Colometa lo ha pasado muy mal y nosotras hemos tenido la suerte de no vivir una guerra y tener que buscar otras alternativas para dar de comer a nuestros hijos.

¿Cómo le llegó la oferta de interpretar a uno de los grandes personajes de la literatura catalana?

Me enamoré del texto, así que ni siquiera me planteé lo demás. Luego ya me enteré de que era de Gràcia, el mismo barrio que mi padre. Y se fueron uniendo cosas. Pero realmente fue que cuando leí el texto, me gustó. Estuve pensándolo y al final acepté.

¿Tenía cierto respeto a interpretar este monólogo tan desgarrador?

Un poco de miedo sí me daba porque nunca había hecho un monólogo. Un monólogo siempre es complicado porque estás tú sola sobre el escenario y además no lo había hecho nunca. Al final me decidí.

¿Quién le animó?

Además de mi familia, Joan Manuel Serrat me llamó para decirme que no me lo pensara más y que aceptara el papel de La Colometa, porque me iba a alegrar de interpretarlo.

¿Qué diría su padre al verla interpretar este clásico de Mercè Rodoreda?

Mi padre estaría encantado porque era catalán y, además del barrio de Gràcia. Creo que es un regalo que él me ha mandado del cielo, no tengo ninguna duda. Mi madre también estaría orgullosa y se preguntaría por qué no se lo han dado a ella.

A nivel interpretativo, ¿qué requiere meterse en la piel de La Colometa?

Pensar y sentir como ella. Yo no tengo escuela de arte dramático, por lo tanto, interpreto a La Colometa como la siento.

¿El talento se tiene o se siente?

El talento se tiene. Hay que tenerlo porque no se puede comprar en una perfumería. El talento lo puedes perfeccionar a través del estudio pero si no tienes talento, no tienes nada que hacer.

A pesar de sus miedos a enfrentarse a un monólogo, crítica y público se han rendido a sus pies con su sobrecogedora encarnación.

La verdad es que no me puedo quejar porque la gente se lo pasa divinamente. Estoy muy agradecida a Dios y a la vida por darme este regalo. No me canso de repetir que La Colometa ha sido un regalo del cielo.

¿Se parecen en algo Lolita y la protagonista de La plaza del diamante?

No, lo único es que somos madres. Nada más.

¿Cómo vive la popularidad una persona como Lolita que ya nació famosa?

Como nací famosa, la popularidad es algo que ya está conmigo. Es una parte de mí, es como un brazo, una pierna... No sé lo que es ser anónima.

¿Qué le quita el sueño a Lolita?

Pagar a Hacienda todos los meses. Cuando tienes que pagar los impuestos, tal y como estamos, debemos hacer maravillas para poder llegar a final de mes. Tener trabajo para pagar es lo único que me quita el sueño. La salud también me quita el sueño pero gracias a Dios la tenemos.

¿Qué espera del nuevo Gobierno?

Si pudiera pedir algo, pediría que bajaran el IVA de la Cultura y que el Gobierno que salga sea liderado por un ciudadano español que realmente mire por los trabajadores de este país.

¿Qué le animó a ser jurado de Tu cara me suena?

Es un programa que seguía habitualmente y me llamaron para ser jurado. Es un programa blanco donde me lo paso bien. Durante una hora y media se me olvida todo, solo estoy pendiente de los concursantes y de sus actuaciones. Somos una familia. Hay mucho nivel y estamos con una audiencia estupenda lo que agradezco a todos los espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine