Arte

El equilibrio imposible y necesario

El artista británico Mark Hosking expone dos series de esculturas y pinturas en la galería Art Nueve

22.01.2016 | 04:00
El equilibrio imposible y necesario

Mirar aquello que se intuye, completar la mitad desaparecida e imaginar duplicidades. A todo ello invita al espectador el artista británico Mark Hosking en su primera exposición individual en Murcia, de la mano de la galería Art Nueve, que inauguró el pasado jueves Equilibrio.

Hosking (1971, Plymouth, Gran Bretaña), según explican desde la sala de arte, es uno de los artistas contemporáneos con mayor proyección internacional. Actualmente vive y trabaja entre Amsterdam y Londres y ha participado en numerosas exposiciones, entre las que destacan galerías como Lisson Gallery y Saatchi Gallery en Londres y el Madison Museum of Contemporary Art en Estados Unidos.

En Equilibrio, el autor propone una investigación en torno al concepto clásico de dualidad. Las formas de sus piezas, de marcado carácter orgánico, son testigo de una tensión fundida de estados contrarios. Lo positivo y lo negativo, la presencia y la ausencia, el ser y el no ser. Un espacio dominado por la extrañeza donde las normas de la percepción desaparecen haciendo que los volúmenes geométricos brillen ante los ojos del espectador al presentar una realidad en continuo estado de metamorfosis.

La exposición se configura a partir de dos series, las esculturas Via negativa y las pinturas de carácter escultórico bajo el epígrafe Stencil. La primera de ellas surge a partir de bloques de arcilla que son posteriormente grabados intensamente en relieve. El resultado es el impacto hecho por una versión impresa de su forma original, dejando la otra forma positiva en un estado de tensión, frente a su contraparte negativa.

Las piezas resultantes de Via negativa parecen huellas fantasmales de formas serpenteantes, son fundidas en materiales sólidos y completadas con un acabado en mate con el objetivo de acentuar su forma paradójica, como explican desde Art Nueve.

En la búsqueda de un equivalente pictórico a sus esculturas, Hosking, con la serie Stencil, adopta una perspectiva diferente pero que continúa con su objetivo de reformular los códigos de la pintura.

Este segundo conjunto se encuentra dominado por un 'lienzo fantasma' impreso fuertemente en el lienzo, pintado densamente y retirado para dejar un espacio negativo, como implosionado o poseído, revelando la pintura desde el interior.

«Las dimensiones del lienzo son reformuladas y surgen como un motivo que es duplicado y superpuesto con el fin de reimaginar una pintura que se expande», explican desde la galería. «Estamos –añaden– ante un todo imperfecto, una contradicción fundida que imposibilita una unidad general».

Así, Hosking invita a hacer una búsqueda incansable de un equilibrio que se muestra imposible pero que irremediablemente concebimos como necesario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine