Exposición

Tres obras de Salzillo viajan al Thyssen 'a cambio' de la cesión temporal de un Picasso

'Corrida de toros', del autor malagueño, se expondrá en el Mubam de Murcia 'Los ángeles ceriferarios', del imaginero murciano, estarán de octubre a enero en el museo de Madrid

14.08.2015 | 14:19
Tres obras de Salzillo viajan al Thyssen 'a cambio' de la cesión temporal de un Picasso

Tres obras de Francisco Salzillo, Los ángeles ceriferarios y la custodia, saldrán por primera vez de Murcia para visitar el Museo Thyssen de Madrid. Así lo anunció ayer Noelia Arroyo, consejera de Cultura y Portavocía, en el Conjunto Monumental San Juan de Dios, en cuyo altar mayor descansan las obras. A cambio, el Museo de Bellas Artes de Murcia (Mubam) recibirá una pintura de Pablo Picasso perteneciente a los fondos de la pinacoteca madrileña, según informaron fuentes del Thyssen a esta redacción, que no confirmaron la fecha exacta de su exposición en la ciudad.

La muestra de los salzillos en Madrid se enmarcará en el ciclo Obra invitada, gracias a una colaboración de la Comunidad Autónoma con el Museo Thyssen-Bornemisza, y se mantendrá desde el 16 de octubre al 23 de enero de 2016. Bajo este acuerdo, el Thyssen también enviará dos piezas a la Región, una de las cuales será Corrida de toros, de Pablo Picasso, una pintura que se expondrá en el Mubam dentro del ciclo Grandes maestros, que ha permitido ver en la Región el tapiz que Enrique VIII encargó a Pieter Coecke o el cuadro de El Greco San Francisco en oración ante el Crucificado.

Corrida de toros forma parte de una serie de obras de tema taurino que Picasso pintó en el Château de Boisgeloup, entre junio y septiembre de 1934. Como recuerdan desde el Thyssen, este conjunto se centraba en la suerte de varas, el momento de la lidia en el que se enfrentan el toro y el caballo, como encarnación simbólica del combate del hombre y la mujer.

Los ángeles ceriferarios –nombre que reciben porque portan dos faroles como forma de veneración a la custodia– que se expondrán en Madrid fueron realizados por Salzillo en 1764. Las dos tallas de madera policromada tienen unas medias de 100 x 50 centímetros y en ellas destaca el color de sus túnicas, ya que visten el verde, como símbolo de la esperanza; el rojo, que significa purificación y fuego; el blanco de la pureza e inocencia de la eucaristía, y el azul del cielo. Sobre su traslado, Arroyo afirmó que este tipo de intercambios son «muy comunes y nada peligrosos». Aun así, informó que desde Cultura se ha contratado un «seguro especial» para «dos piezas tan importantes». Junto a ellos viajará la custodia, obra en madera dorada creada también por el escultor murciano.

Arroyo recordó que este acuerdo con el Thyssen «responde a uno de los objetivos marcados desde Cultura, que es potenciar e incrementar las actuaciones conjuntas con instituciones de dentro y fuera de la Región para la organización de exposiciones y el intercambio de piezas que ayuden a difundir nuestro patrimonio» y recordó la exposición en el Mubam de la citada obra de El Greco. Al mismo tiempo, aseguró que con la exposición en el Thyssen se potencia «al máximo exponente de la cultura barroca» como es Salzillo fuera de nuestra Región.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine