Patrimonio

Los ángeles y la custodia de Salzillo viajan al Thyssen

Las piezas, que ahora se exhiben en el templo murciano de San Juan de Dios, se expondrán en octubre en Madrid

13.08.2015 | 19:30
Obras de San Juan de Dios para el Museo Thyssen
Play
Los ángeles y la custodia de Salzillo viajan al Thyssen
Detalle de uno de los ángeles del templo de San Juan de Dios.

Los ángeles ceriferarios y la custodia que se exhiben en el altar de la iglesia del conjunto monumental San Juan de Dios, dependiente de la Consejería de Cultura y Portavocía, viajarán en octubre al Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, donde serán mostrados dentro de la iniciativa ´Obra invitada´, informó el Gobierno regional en una nota,

Las piezas permanecerán expuestas en una de las salas del museo madrileño desde el 16 de octubre hasta el próximo 23 de enero de 2016, y es la primera vez que salen de la Región.

La consejera de Cultura y Portavocía, Noelia Arroyo, destacó "el interés que siempre ha despertado, el que sin duda es uno de los artistas más importantes de la Región, Francisco Salzillo, máximo exponente de la escultura barroca y creador de una rica imaginería que se exhibe en numerosos museos y templos de toda la Región, añade el comunicado.

Esta colaboración con el Museo Thyssen responde a uno de objetivos marcados desde Cultura, que es potenciar e incrementar las actuaciones conjuntas con instituciones y museos de dentro y fuera de la Región para la organización de exposiciones y el intercambio de piezas que ayuden a difundir nuestro patrimonio".

En concreto, las obras que viajarán a Madrid son los ángeles ceriferarios –portadores de ciriales o faroles en demostración de veneración– realizados por Francisco Salzillo en el año 1764. Se trata de dos tallas de madera policromada y estofada de 100 x 52 centímetros en los que los colores de las túnicas fueron cuidadosamente elegidos: el verde como color de la esperanza; el rojo de la sangre, la purificación y el fuego; el blanco de la eucaristía, la pureza, la inocencia y la luz, y el azul del cielo.

Emulando las espléndidas escenografías barrocas, José Marín y Lamas, bajo cuyo patronazgo se creó la entonces Iglesia de Nuestra Señora de Gracia y Buen Suceso, fue quien decidió situar los ángeles de Salzillo a los lados de una custodia en madera dorada creada también por el escultor murciano y procedente de la Iglesia de San Esteban de Murcia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine