Patrimonio

Recuperan parte de un ancla romana en aguas de Cabo de Palos

Buzos de la Guardia Civil se sumergen en la zona de El Escull para 'rescatar' el cebo que hace semanas localizó un particular

18.08.2016 | 09:04
Recuperan parte de un ancla romana en aguas de Cabo de Palos
Fragmento del ancla recuperado en Cabo de Palos

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) y del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil recuperaban este miércoles parte de un ancla (según los primeros indicios, romana) que permanecía sumergida en aguas de Cabo de Palos, junto al faro.

En concreto, lo hacían en una zona conocida popularmente como Cala Escalerica (Islote El Escull, según las cartas de navegación). Los agentes se desplazaron en una zodiac, y contaron con el apoyo de un barco del Servicio Marítimo.

El sargento del Seprona José Antonio Fernández señaló, tras el operativo, que "ahora lo que hacemos es llevarlo a Patrimonio y allí los técnicos van a comprobar que efectivamente es romano". "Es un buen hallazgo", destacó, al tiempo que recordó que "hay que hacer lo que ha hecho este señor: avisar a la Guardia Civil. Aquí se puede ver lo importante que es la colaboración ciudadana".

"En esta zona es normal que haya restos, ya se han sacado muchos", dicen los expertos y los aficionados. "La gente localiza ánforas, viene y sé las lleva", agregan. Es lo que presuntamente hizo un vecino de Cabo de Palos, que atesoraba en su casa un montón de vasijas antiquísimas, y al que la Benemérita 'cazó' el mes pasado, después de que él mismo colgase fotos de su casa (con los hallazgos expuestos) en Internet. Ahora se enfrenta a una multa millonaria.

El ancla se entregará ahora a los responsables del Servicio de Patrimonio, que han de determinar si, efectivamente, es romana.

El trozo en cuestión se lo encontró el pasado 24 de julio un hombre llamado José Luis Alcaide, aficionado a la fotografía subacuática. Alcaide acompañó a la Guardia Civil, para indicar dónde exactamente había visto el cebo.

"Ves la forma y luego buscas en Internet y deduces que es un tipo de ancla romana. Piensa que, si está esto, luego después habrá algo más", contaba Alcaide, tras completar la misión de rescate.

"Hay muchas cosas. Restos, roturas de vasijas... que se queda ahí. El sitio en el que está probablemente sea expoliado", aseveraba al respecto.

Los que la cogieron calculan que pesa unos 30 kilos. Antiguamente las anclas se hacían con madera. La madera, al llevar siglos en el mar, se destruye y queda lo recuperado: un trozo de plomo con aleación de plata.

"Es la mitad de un pequeño cepo. El ancla romana estaba compuesta por plomo y madera. La madera debajo agua desaparece y queda la parte metálica", subrayaba, en este sentido, Francisco Cabañero, sargento jefe del GEAS.

"Ha venido el equipo de guardia, un equipo mínimo de cuatro buceadores. Y de apoyo el Servicio Marítimo, por si hacia falta sacarlo con una grúa", precisaba Cabañero.

En cuanto a cómo sacaron el fragmento de ancla, apuntó que se hizo "utilizando globos elevadores. Lo hemos subido a superficie desde los17 ó 18 metros que estaba".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine