Acuchillamiento 

Mató a su abuela a puñaladas con dos cuchillos de cocina

Alejandro R. A., de 24 años, ratificó ante el juez que le había dado muerte en su vivienda del barrio del Carmen, días antes de la Navidad de 2002 El joven tomó el Talgo a Madrid y allí se entregó a la Policía

14.08.2016 | 04:00
Mató a su abuela a puñaladas con dos cuchillos de cocina

Acuchillamiento. En enero de 2003, Alejandro, de tan sólo 24 años, ratificó ante el juez que días antes había matado a su abuela, Dolores, al apuñalarla con dos cuchillos de cocina. No quiso ser más explícito. Después, alegó que fueron unas voces las que le habían incitado a hacer lo que hizo. El chico, que se entregó en una comisaría de Madrid, acabó internado en un centro psiquiátrico.

Dos días antes de la Navidad de 2002, Alejandro R. A., de 24 años y sin antecedentes policiales, se entregó a la una de la mañana en una comisaría de Madrid, en la que confesó haber matado a cuchilladas a su abuela, Dolores Martínez Iniesta, de 79 años de edad.

El crimen lo había cometido el martes anterior en el domicilio de la fallecida, en el barrio del Carmen, en Murcia, y desde entonces la Policía buscaba al chico por su supuesta relación con el caso.

El horror se había apoderado de la barriada murciana días antes. El cadáver de la mujer fue hallado a las once de la mañana por la hija de la fallecida (y madre del sospechoso). Presentaba varias heridas de arma blanca en el abdomen, el pecho y en el rostro. Junto al cuerpo fueron encontrados dos cuchillos de cocina, con los que presumiblemente se había cometido el crimen. Desde el primer momento, se buscó a Alejandro. No estaba. No estaba para llorar a su abuela, y las sospechas crecían.

Las investigaciones forenses revelaron que la señora había muerto a las cinco de la mañana. Pronto se supo que Alejandro había cogido, una hora después, el Talgo que iba a Madrid. Desde entonces, Alejandro R. A. deambuló durante cuatro días por las calles de la capital de España, seguramente solo, y hasta llegó a dormir en el interior de coches abandonados. Pese a ello, su estado de salud era bueno en el momento de su detención en la comisaría del distrito madrileño de Moncloa. Lo confesó todo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine