Violaron y mataron a la pequeña Lesley y dijeron que fue accidental

Ocurría en Fortuna en 2008 - La Audiencia descartó que los desgarros vaginales que sufrió la niña se debieran a una caída con la bici y condenó a su madre y a su padrastro a 15 años de cárcel para cada uno

07.08.2016 | 04:00
Los procesados, en la segunda sesión del juicio en Murcia.

¿Quién puede matar a un niño? Aunque no quepa en la cabeza, hasta una madre puede. Fortuna, 2008. Malos tratos habituales, lesiones en el ámbito familiar, agresión sexual y homicidio por imprudencia. Para cada culpable, 15 años y 5 meses de prisión, e indemnizar con 110.000 euros al padre de la víctima. La pequeña Lesley Estefanía, de tan sólo 7 años.

Ocurría allá por 2008, aunque no fue hasta 2003 cuando la Audiencia Provincial dictaba sentencia. Entonces, el juez dejaba claro que los desgarros en la vagina que acabaron conduciendo a la menor no eran por un golpe con la bicicleta y declaraba que las evidencias de que se los causaron la madre y el padrastro eran «palmarias».

La Audiencia Provincial de Murcia condenaba a penas que sumaban 30 años y seis meses de prisión a Juan Pedro Martínez García y a su pareja, Amelia Verónica Ullón Montoya, vecinos de Fortuna, por la muerte y agresión sexual de la hija de esta última, de 7 años, en noviembre de 2008.

La Sala no tuvo dudas acerca de que los acusados «golpearon a la menor con un objeto romo en la vagina, que también le introdujeron violentamente, produciéndole un desgarro que afectó a labios menores y mayores».

Estas heridas derivaron en pocas horas en una peritonitis que, dado que no acudieron al médico, hizo que la menor falleciese.

El calvario que la pequeña Lesley venía sufriendo, y que la llevó finalmente a la muerte, era de sobra conocido por vecinos, que luego, con el fatal desenlace sobre la mesa, contaron que oían «gritos aterrados» de la niña y el hermano de la pequeña. Este joven, también menor de edad, aportó un testimonio clave en el juicio. Relató sin lugar a dudas que era su padrastro, Juan Pedro, quien les pegaba, y que no era precisamente raro que lo hiciese. Al hombre, según la impactante confesión del chaval, le gustaba coger a los niños y sumergirles la cabeza bajo el agua por largo tiempo. También solía golpearles con una correa e incluso pisarle la barriga a Lesley para que echara los gases que en apariencia tenía.

El hermano de la víctima también contó que su madre y su padrastro una vez llevaron a Lesley a la bañera y estuvieron aplicándole un rato con la ducha agua caliente entre las piernas, lo cual dio lugar a lesiones en sus genitales.

Cuando se dictó sentencia, los magistrados determinaron que Juan Pedro y Amelia Verónica no llevaron al médico a la niña para que no se descubrieran los malos tratos que ésta sufría. Y que, el día de autos, no llegaron a pensar que las atrocidades le causarían la muerte. Una muerte evitable que les llevó a la cárcel.

Clamor en el Palacio por su «inocencia»
«Tdos con vosotros». En 2013, cinco años después de la muerte de la niña, arrancó el juicio en Murcia. Ese día, allegados a la pareja acusada –principalmente mujeres jóvenes– se plantaron en la puerta del edificio que alberga la Audiencia Provincial y desplegaron una enorme pancarta en la que se podía leer ´Juan Pedro y Vero, inocentes. Todos con vosotros´. En la lona habían reproducido fotos de la pequeña Lesley con los procesados, instantáneas familiares para intentar hacer ver que el trato era excelente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine