Entrevista

Andrés Carrillo: "Es más importante mantener la sanidad que bajar impuestos"

Pese a estar todavía lejos de cumplir los objetivos de estabilidad que marca el Estado, el consejero de Hacienda destaca que la Región tiene un compromiso claro con la estabilidad presupuestaria, que es «la garantía del crecimiento económico y la creación de empleo».

24.07.2016 | 10:56
Andrés Carrillo

Andrés Carrillo espera como agua de mayo que se constituya el nuevo Gobierno en España, principalmente para saber cuánto dinero le va a mandar el Estado y poder él hacer el Presupuesto de la Comunidad para 2017, del que adelanta que crecerá, pero por debajo del PIB regional y los ingresos. Confía también en que en 2017 entre en vigor el nuevo sistema de financiación autonómica, que le permitirá lograr la tan ansiada estabilidad presupuestaria.

Tras un año al frente de la Consejería, ¿cuál es el estado actual de la Hacienda regional?
El actual Gobierno tomó posesión en julio de 2015 y, en cinco meses, se bajó el déficit 4 décimas con respecto al año anterior, mostrando claramente su intención de hacer una Administración sostenible. El último dato conocido de déficit, de abril, nos sitúa el 0,23, cuando el pasado año en el mismo mes era de 0,78. Por lo tanto, la tendencia es muy clara. Somos conscientes de que es muy difícil, cuando no imposible, cumplir con los objetivos de estabilidad que nos marcan siendo la comunidad autónoma que menos recibe del Estado para prestar los mismos servicios públicos. Cumpliríamos si tuviéramos la situación de las demás. En lo que llevamos de año, los ingresos suben un 8,5% y los gastos, un 1,1%, lo que significa que tenemos una tendencia clara al equilibrio presupuestario, que es imprescindible para garantizar el crecimiento y la creación de empleo.

¿Hasta qué punto afecta a la situación de la Región la interinidad del Gobierno?
Afecta sobre todo a la confianza de las empresas. Nosotros tenemos contactos permanentes con la banca y ellos ven diariamente cómo operaciones casi cerradas se quedan paralizadas a la espera de lo que va a pasar. Una frase que me repiten mucho es que lo que pasa en España es para darse cabezazos contra la pared. Cuando teníamos todo lanzado, después de una crisis tan pavorosa, cuando parecía que todo volvía a funcionar, lo estamos fastidiando por la falta de acuerdo entre los políticos. A nosotros nos afecta en el sentido de que nos faltan datos claves para elaborar el Presupuesto de 2017. No sabemos cuánto dinero nos dará el Gobierno en las entregas a cuenta y liquidación de 2015. También nos falta el dato de la subida general de remuneraciones de los empleados públicos y tampoco sabemos los proyectos finalistas.

¿Qué nos puede adelantar de ese Presupuesto 2017? ¿Crecerá con respecto a 2016?
Nuestra idea es muy clara: el crecimiento del PIB debe ser mayor que el aumento del gasto público, y por encima de ambos debe estar el incremento de los ingresos. Esa es la manera de llegar al equilibrio, tan fundamental para el crecimiento económico y el empleo. Así hemos trabajado este año en el que, siendo muy cautelosos con el empleo de los recursos, hemos terminado con la lista de espera de la Renta Básica de Inserción, hemos incrementado de forma significativa el número de dependientes, hemos rebajado en un mes la lista de espera quirúrgica de Sanidad... Son temas que afectan muy directamente a los ciudadanos, estamos dando pasos en los ámbitos más importantes de la Región. Además, estamos creando 30.000 empleos al año. Creo que la cuenta de resultados de un Gobierno debe ser la creación de empleo. No me siento contento ni satisfecho, porque un político nunca puede darse por satisfecho, pero creo que este Gobierno hace las cosas bien.

Pero no me ha respondido. ¿Crecerá o no el Presupuesto?
Crecerá, pero nuestra intención es que ese crecimiento sea menor que el que experimenten los ingresos y el PIB. Todavía no podemos avanzar nada, porque ya le digo que no sabemos qué dinero vamos a recibir del Estado.

El pasado año pasaron ustedes un auténtico calvario para aprobar el techo de gasto y enviar el Presupuesto a la Asamblea. ¿Qué harán este año para que no se repita lo mismo?
El año anterior comenzó muy bien, empezamos reuniéndonos con Ciudadanos para abordar cuestiones clave del Presupuesto. Nos estábamos poniendo de acuerdo, pero un día me llaman por teléfono para decirme que no vendrían a la reunión prevista porque gobernábamos con imputados en Mazarrón. Resuelto esto, pasó lo de Torre Pacheco, luego lo de Molina... Siempre había un argumento, por no decir excusa. Lo intentamos con Podemos y PSOE, pero se agarraron a lo mismo. Ya intentamos el año pasado llegar a un acuerdo y este año vamos a hacer lo mismo. Todo va a empezar con las conversaciones que está teniendo estos días el presidente con los portavoces. Creo que seremos capaces de acordar unos pilares básicos del Presupuesto. Lo que le pido a los partidos de la oposición es voluntad de acuerdo y responsabilidad. No tiene ningún sentido querer crear un centro sanitario en cada pueblo, porque no es posible. Esa es la manera de cargarnos la joya de la corona de España, que es nuestra sanidad pública, objetivamente la mejor del mundo.

Su programa electoral contempla hacer de la Región el espacio de mayor libertad económica de España. ¿Habrá nuevas bajadas de impuestos en 2017?
No puedo avanzar qué haremos en materia impositiva en el Presupuesto de 2017, porque dependemos mucho del dinero que recibamos del Estado, que todavía no lo sabemos. Si digo algo, sería tirarme a la piscina, por lo que prefiero esperar. Pero, desde el primer momento, la política de este Gobierno es bajar impuestos para que el dinero esté en el bolsillo de los murcianos. La primera decisión de calado que tomamos fue reducir a la mitad el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Ahí marcamos nuestra impronta, que vamos a seguir durante toda la legislatura. Pero las rebajas de impuestos deben hacerse de manera cautelosa y prudente, sin generar un agujero en las cuentas públicas. La bajada de impuestos es importante, pero mantener la sanidad lo es más.

Ustedes instan a la reforma del sistema de financiación. Ante la situación política actual en España, ¿dará tiempo a modificarlo para tener una financiación justa en 2017?
Sí da tiempo. Si entra un Gobierno nuevo ya, se puede trabajar para contar con una nueva ley que quizás no se aprobase en noviembre de 2016, pero sí en marzo de 2017. De esta forma, no tendríamos los nuevos recursos en el Presupuesto de 2017, pero sí podría aparecer como ingresos adicionales a mitad de año para enjuagar nuestras cuentas.

Parece que hay un deshielo en la relación del Estado con Cataluña. ¿Teme que se vuelva a privilegiar a unas autonomías sobre otras en el reparto de fondos?
Sería un error, desde luego. No me gustaría que hubiera privilegios. Pero sí es verdad que las comunidades de Levante están siendo peor tratadas, desde Cataluña a Andalucía, pasando por Murcia, la Comunidad Valenciana y Baleares. Que se ayude a Cataluña no sería un privilegio, se trataría de justicia.

Ha puesto en marcha los presupuestos participativos. ¿Cree que esa práctica se extenderá a otras administraciones?
Consejeros de otras regiones me han llamado para preguntarme cómo me he atrevido. Van a estar muy pendientes de nosotros. Lo que quiero que quede claro es que esto no es una pose, sino un convencimiento. Este Gobierno cree en la participación y los programas que hemos sometido a consulta son transversales y abordables. Además, hay una parte, la de las subvenciones a los ayuntamientos, en la que invitamos a que sometan a la participación vecinal qué obras se realizan. Queremos extender esta forma de hacer política.

¿Cuándo estará lista la nueva Ley de Función Pública que negocia con los sindicatos?
Las reuniones quincenales con los sindicatos comenzaron en diciembre y yo auguré un año. Pero no importa tanto que se cumplan los plazos como tener un texto que nos guste a todos. Es una ley que debe durar 20 años. Con los empleados públicos tratamos de ser transparentes, buscando su complicidad para hacer crecer la Región, aumentar los ingresos públicos y, como consecuencia de esto, compensarles los sacrificios que se han hecho en estos años.

¿Cómo piensa pagar la deuda pública regional?
Lo primero que hay que hacer con la deuda es que no crezca más. Y la deuda crece cuando hay déficit. El primer paso, por tanto, es reducir el déficit. Después, queremos convencer al Gobierno de España de que la deuda de las autonomías debe ser abordada como un problema de Estado. La dimensión de la deuda es demasiada para nosotros. No obstante, tenemos la deuda más barata de España, pues el 70% la tenemos con el ICO.

«El Impuesto de Patrimonio afecta a menos de 4.000 murcianos»

El presidente de CROEM, José María Albarracín, le exigió en la última asamblea general de la patronal que eliminara los impuestos de Sucesiones y de Patrimonio. ¿Le hará caso?
Coincidimos con la propuesta de CROEM, pero quiero decirle a los empresarios que, en el ámbito de los negocios, el Impuesto de Sucesiones y Donaciones está bonificado al 99%, por lo que puede decir que prácticamente no existe. Respecto al de Patrimonio, en la Región afecta a aquellas personas que tienen un patrimonio superior a 700.000 euros, sin incluir la vivienda habitual. En la Región son menos de 4.000 personas que tienen que pagar este impuesto. Tres mil y pico. Es un problema que está siendo estudiado por el Gobierno, pero todo tiene que hacerse responsablemente en función del equilibrio presupuestario. Hay que hacerlo todo de manera acompasada, con cabeza, no a golpe de titular de prensa ni con presión.

¿Teme que Montoro le pida más recortes ante la posible multa de la UE a España?
No temo a eso, porque nosotros avanzamos hacia el equilibrio. Recuerde que nuestro techo de gasto solo creció en 20 millones, el 0,5%, cuando otras regiones crecieron mucho más. Fuimos cautelosos. El Gobierno ya nos dijo que Europa recomendaba ajustarnos el cinturón y nos pidió un acuerdo de no disponibilidad, en el sentido de que el dinero que nos aumentaban se utilizara para reducir el déficit. ¿Qué pasó con Murcia? Nos dieron 254 millones más, pero solo aumentamos el presupuesto en 20 millones. Ya no nos podía exigir más. El secretario de Estado Beteta dijo textualmente que el acuerdo de no disponibilidad de la Región de Murcia era su propia elaboración del Presupuesto, que ha sido ejemplar y responsable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine