Novo Carthago

Sánchez Carrillo niega que vendiera un piso a la hija de Valcárcel por debajo del coste

El constructor señala que mantuvo el precio de la vivienda de una promoción anterior a Rosario Valcárcel al no poder cerrar la operación

11.07.2016 | 20:36

El promotor inmobiliario Juan Sánchez Carrillo, que ha declarado hoy como investigado en el caso Novo Carthago de presunta corrupción urbanística, ha negado que vendiera a bajo precio un piso a Rosario Valcárcel, hija del expresidente regional y vicepresidente del Parlamento Europeo, Ramón Luis Valcárcel.

Sánchez Carrillo ha señalado que lo que ocurrió es que la hija de Ramón Luis Valcárcel se había interesado por comprar una vivienda en una de sus promociones anteriores, y que al final no cerraron la operación, aunque le mantuvieron el precio para una posterior.

Este investigado, hermano del exconcejal del ayuntamiento de Murcia y dirigente del PP Antonio Sánchez Carrillo, ha dicho que la vivienda finalmente adquirida por la hija de Valcárcel tenían previsto, inicialmente, construir dos apartamentos, por lo que al hacer solo un piso las obras eran menos costosas.

Juan Sánchez Carrillo ha declarado a lo largo del interrogatorio que fue él quien se encargó de gestionar la compra de dos fincas a la empresa Hansa Urbana, promotora del proyecto Novo Carthago que ha dado origen a estas diligencias judiciales.

Las operaciones de adquisición de estos terrenos que Sánchez Carrillo adquirió a Hansa Urbana lo hizo con el hijo de Rafael Galea, éste último también investigado en este mismo caso.

La adquisición la llevaron a cabo en 2002, aunque ha señalado que desde 1999 ya había trabajado para Hansa Urbana.

Hoy ha declarado también en el juzgado, igualmente como investigado, José Alberto Meroño, socio de Sánchez Carrillo en la empresa constructora Faromur, quien ha dicho que se consideraba amigo de toda la vida de otro de los investigados, Juan Francisco Cruz, cuñado de
Ramón Luis Valcárcel.

Al ser preguntado por los motivos que dieron entrada en la empresa a Cruz, Meroño ha manifestado que lo hicieron porque sabían que tenía muy buenas condiciones como comercial, lo que podían aprovechar para las promociones urbanísticas que tenían proyectadas.

En cuanto al precio de la operación de compra, que el fiscal sostiene que estuvo muy por debajo del de mercado, ha explicado que los terrenos tenían muy malas condiciones orográficas, y que para urbanizarlos se necesitaba hacer un desmonte y un muro de contención de obra, lo que encarecía la operación.

Meroño y Sánchez Carrillo han declarado en el Juzgado de Instrucción Número 2 de Murcia que investiga este presunto caso de corrupción y en el que ya declararon recientemente Rosario Valcárcel; su marido, Fulgenció Perán, y Juan Francisco Cruz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine