Sesión de control

El misterio del salón encogido

El PP se indigna porque la mayoría de sus militantes desplazados a Cartagena para apoyar al presidente no pudo ver el debate en el espacio anexo al hemiciclo - La Asamblea explica que el número de sillas se limita a 60 en los plenos

03.06.2016 | 04:00
El misterio del salón encogido

El Partido Popular de la Región había tocado la corneta para que sus cuadros acudieran ayer a la Asamblea Regional para arropar al presidente de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, en lo que se esperaba que fuera una tensa sesión de control tras conocerse esta semana un informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que lo vincula con el caso Púnica. Y las bases respondieron. Hasta 328 personas, la gran mayoría por parte del PP, estaban acreditadas para asistir al pleno. Desde alcaldes, concejales, directores generales hasta simples militantes de base. Una movilización como en los mejores años de Valcárcel.

Pero la cosa no salió como esperaban los populares. La Asamblea, abrumada por tanta solicitud de acreditación, decidió limitar el acceso al salón anexo al hemiciclo, donde se suele instalar el público invitado, y desviaba a la gente a una sala en la que el debate solo se puede seguir por televisión. Además, el personal de la Asamblea se mostraba especialmente diligente en el cumplimiento de las órdenes. La indignación entre los cargos públicos y militantes del PP fue superlativa. El inicio de la sesión de control se retrasó un cuarto de hora por esta circunstancia. «Esto es una vergüenza», se quejaba Francisco Abril, director general de Simplificación Administrativa. «No me dejaban entrar», se sorprendía el candidato al Congreso, Teodoro García Egea. El alcalde de San Javier, José Miguel Luengo, que fue diputado en la pasada legislatura, no se podía creer lo que estaba viviendo.

La polémica llegó incluso al debate. El presidente regional, al comienzo de su intervención, lamentó que «por primera vez en la historia de esta Asamblea, la gran mayoría de gente que quería asistir en directo al debate no ha podido hacerlo. Parece que ha encogido el salón», señaló.

La presidenta de la Mesa, la socialista Rosa Peñalver, respondió: «No quiero que los ciudadanos se lleven una idea equivocada. Es la primera vez que se acreditan 328 personas y por eso no han podido entrar todas. Está prevista una ampliación de la Asamblea. En el momento que haya presupuesto del Gobierno regional, podremos ampliar el edificio con una maravillosa residencia que ya está adquirida». «La Cámara cuenta con la asignación presupuestaria que ha solicitado», respondió, por alusiones, Pedro Antonio Sánchez.

El equipo de comunicación del PP se puso manos a la obra y difundió fotografías del salón medio vacío ayer en contraste con el día del debate de investidura de Sánchez, en el que rebosaba, quejándose del sectarismo de la llamada «nueva política»

La Asamblea explicó luego, a través de su cuenta de Twitter, que se instalaron las mismas sillas que se colocan en cada sesión plenaria, un total de 60. En los días especiales, como las sesiones de investidura, los debates del estado de la Región o los actos institucionales se instalan más en previsión de que asista más gente.

La presidenta de la Mesa, Rosa Peñalver, aclaró asimismo a este diario que la presencia de invitados en este salón anexo al hemiciclo debe ser proporcional para todos los grupos parlamentarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine