ÚLTIMA HORA
Al menos dos muertos tras chocar un tren y un autobús escolar en Francia
Clima

La falta de lluvia convierte a nueve municipios de la Región en un desierto

Un informe de la organización agraria Coag, basado en los índices internacionales Lang, demuestra la extrema situación hídrica en varias zonas de la Región - Reivindican un plan autonómico para crear áreas de humedad en el secano, que son las más castigadas por la escasez pluviométrica

11.02.2016 | 04:00
Vista del embalse en el paraje de Gebas, en Alhama de Murcia, una zona muy castigada por la erosión.

El resultado de la división entre la precipitación media anual en milímetros y la temperatura media anual en °C en un terreno da como resultado el índice de aridez Lang, uno de los más utilizados internacionalmente para expresar la situación de los territorios.

Basándose en este índice, la organización agraria Coag en Murcia ha elaborado un informe en el que se demuestra que hay amplias zonas de nueve municipios de la Región catalogados como «desierto»: La Pilica en Águilas; Alhama de Murcia; Cieza; Encebras en Jumilla; Purias en Lorca; Cañada en Mazarrón; Llanos en Molina de Segura; El Esparragal en Puerto Lumbreras; y Torreblanca en Torrepacheco.

El índice Lang establece que, una vez divididas las precipitaciones entre las temperaturas, si el resultado es de 0 - 20, se considera desierto; de 20 - 40, zonas áridas; de 40 - 60, áreas húmedas de estepa y sabana; de 60 - 100, zonas húmedas de bosques claros; de 100 - 160, áreas húmedas de grandes bosques; y mayor de 160, zonas perhúmedas con prados y tundras.

«En estas estaciones de medición se ha comprobado que en los últimos 17 años la gran mayoría tiene todos o casi todos por debajo de 20, lo que nos demuestra la extrema situación en la que estamos», explicó Francisco Gil, secretario de organización de Coag, quien añadió que «actualmente, todo lo que no se riega, es desierto y la erosión es terrorífica».

La organización agraria reivindica la puesta en marcha de un plan autonómico –avalado y financiado por la Unión Europea– que permita recuperar zonas húmedas en los terrenos de secano, «que ocupan más del 80 por ciento del terreno regional».

Gil defendió la importancia de plantar árboles y plantas «que permitan recuperar el ciclo de agua del viento de Levante, ya que antes siempre que soplaba sabíamos que iba a llover».

El secretario de organización apostó por plantar encinas, plantas aromáticas y esparto «para crear materia verde que retenga e incluso propicie la humedad; y olvidarnos de los pinos, que esquilman el terreno». Esto, dijo, permitirá mantener la población en zonas rurales desfavorecidas.

Este informe sobre la aridez fue presentado por la organización hace dos días en una reunión técnica a nivel nacional celebrada en el ministerio de Agricultura para evaluar la situación de la sequía, en la que también participaron representantes de todas las comunidad autónomas y de los seguros agrarios.

El presidente de Coag en Murcia, Miguel Padilla, defendió la necesidad de que desde el Ministerio se establecieran medidas para paliar los daños de la sequía, porque «si no llueve en quince días vamos a perder, por tercer año consecutivo, todo el cereal de secano».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine