Estafas

Murcia, la segunda provincia donde más se defrauda al seguro

El 6% de los siniestros de automóviles que se declararon en 2014 fueron un fraude, 3,5 veces más que en 2009

06.03.2017 | 15:49

El 6% de los siniestros de automóviles que se declararon al seguro en 2014 fueron un fraude, 3,5 veces más que cuando comenzó la crisis en 2009, y que supone un coste para el sector de 1.190 millones de euros. Por zonas geográficas, Cuenca, Murcia y Jaén son las provincias donde más fraude se registró en los dos últimos años, mientras que Soria, Salamanca y Burgos fue donde menos. La cantidad defraudada es casi un 20% superior al de hace dos años, y supone una cantidad que equivaldría a asegurar a todos los coches que se venden en España en tres años, según desvela el Tercer Barómetro del Fraude en el Seguro de Autos de Línea Directa presentado ayer.

El engaño «nos afecta a todos», y al final «se paga más», dijo el director de Gobierno Corporativo de Línea Directa, Francisco Valencia, que aseguró que todavía nueve millones de conductores españoles siguen justificando el fraude al seguro. No obstante, explicó que hay síntomas que hacen prever una mejoría, ya que la intención de estafar a las aseguradoras ha descendido casi a la mitad, consecuencia, entre otras razones, de que existe un mayor conocimiento de las implicaciones legales que estos hechos pueden suponer. Igualmente, según desvela el informe elaborado a partir de 1.200 encuestas a conductores, la predisposición de los españoles a denunciar ha aumentado considerablemente. En concreto, lo haría un 73% si tuviera un beneficio económico directo como ocurre en otros países, tal y como señala el informe de Línea Directa, que ante el fraude, asegura que lo que más le preocupa son las mafias organizadas, tanto por su peligrosidad social como por el gran coste económico que suponen.

El Barómetro presentado por Línea Directa también desvela que del total de intentos de fraude realizados en 2013 y 2014, el 95% de ellos fueron relativos a los daños materiales; y el 4,5% restante, a las lesiones corporales, aunque el importe medio de estos últimos se multiplica por 30 al de los primeros. Por tipo de estafa, los daños ajenos al siniestro siguen siendo los más habituales en los fraudes materiales, ya que suponen tres de cada cuatro casos. Le siguen los montajes preparados con antelación en los que intervienen más personas (12%); los fraudes por presupuestos inflados (7%); las averías declaradas como siniestros (1,5%) y los falsos hurtos (1%).

Sobre las lesiones, solo un 2% son por enfermedad o lesión anterior al accidente, siendo el resto (98%) simulaciones o falsos agravamientos de un daño real, con el esguince cervical como caso más frecuente. En cuanto al perfil del defraudador, el estudio apunta a un hombre joven, de menos de 26 años, con un empleo precario o en desempleo. A ello, se suma el de un hombre de mediana edad, con estudios superiores y que trabaja por cuenta ajena. Por género, los hombres defraudan al seguro más que las mujeres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine