Meteorología

La Región alcanzó los - 6,5ºC en Caravaca, pero los daños en los cultivos son mínimos

Los agricultores del Noroeste y la Vega Alta trabajan para proteger las variedades tempranas

18.01.2016 | 04:00
La Región alcanzó los - 6,5ºC en Caravaca, pero los daños en los cultivos son mínimos

El invierno, por fin, hacía acto de presencia en la comarca del Noroeste, donde el mercurio no paso de cero grados en toda la madrugada del domingo. Según la información de Meteocaravaca, la pedanía caravaqueña de Barranda registró la mínima, que se fijó en -6,5ºC, seguido de Cehegín (el Chaparral), con -5ºC; Moratalla (estación Venta Ulea), -4ºC; y Calasparra (Las Rotas), -3,6ºC.

Unas heladas que han afectado a un 20% del cultivo de las variedades tempranas de almendro, según manifestó el presidente de Frutas Caravaca, Juan Pedro Martínez, quien explicó que «debido a las altas temperaturas que hemos tenido durante el invierno, la floración de las variedades tempranas estaba muy adelantada, y son los únicos frutales que se han visto afectados». Por eso, «es necesario que sigamos con estas temperaturas para que la floración de los frutales no se siga adelantando y otra helada pueda dar al traste con la cosecha», aclaró.

Contra las heladas en Cieza
El frío también ha llegado con fuerza a la Vega Alta del Segura, donde las temperaturas registraron valores negativos durante la madrugada de ayer, alcanzándose los -4ºC y -5ºC en algunos parajes del término de Cieza. La helada ha provocado que los agricultores empiecen a utilizar sus armas para salvar la cosecha de fruta temprana, que, como en el Noroeste, ya comenzaba a florecer.

En numerosas fincas, los denominados 'pajaritos' estuvieron funcionando hasta bien entrado el mediodía. Se trata de un sistema que genera lluvia artificial mediante aspersores. El agua, al caer y debido a las bajas temperaturas, se congela y forma sobre la flor una especie de iglú que la mantiene a 0 grados y que la aísla de un frío mayor.

El presidente de COAG Iniciativa Rural en Cieza, Manuel Martínez, señaló que, a pesar del adelanto en el calendario de los frutales, la cantidad de árboles en flor es «mínima», por lo que los daños producidos por la helada son prácticamente inapreciables. Si quiso destacar que los agricultores están poniendo en marcha el riego por aspersión, evitando en lo posible la molesta quema de alpacas de paja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine