Sindicatos

Toxo traslada el conflicto de CC OO en Murcia al máximo órgano nacional entre congresos

Desautoriza al dirigente murciano que preside la Comisión de Garantías por "su interés en ser secretario general" en la Región

14.01.2016 | 01:10
Antonio del Campo.

La ejecutiva de CC OO que dirige Ignacio Fernández Toxo abrió ayer una nueva brecha en el conflicto que afronta el sindicato en la Región desde el congreso extraordinario del pasado mes de septiembre, al trasladar la disputa al Consejo Confederal, máximo órgano entre congresos. La dirección confederal reprocha al presidente de la Comisión de Garantías, el dirigente murciano del sector ferroviario Antonio del Campo, que no se abstuviera a la hora de votar la decisión que anuló el congreso y ordenaba su repetición en el plazo de un mes, pese a «su interés» por dirigir el sindicato en Murcia. Añade que ha recibido solicitudes pidiendo que se le abra expediente y lo acusa de haber provocado «un conflicto sin precedentes» entre la dirección del sindicato y el órgano disciplinario que preside.

En el congreso extraordinario de septiembre fue elegido secretario general Ángel Soler, máximo responsable de la Federación Agroalimentaria, que ganó por dos votos de diferencia. Su adversario, Salvador Soto, secretario de la Federación de Servicios a la Ciudadanía, impugnó el congreso al considerar que él habría ganado si no hubieran votado tres miembros de la dirección confederal que formaban parte de la gestora que ha dirigido el sindicato en la Región desde enero hasta septiembre. Por eso, mientras votaban los tres dirigentes confederales, los delegados que apoyaban a Salvador Soto coreaban «¡Tongo, tongo!».

Tras la anulación del congreso por parte de la Comisión de Garantías, Soler ha presentado una demanda de tutela sindical en los tribunales, lo que deja en suspenso la salida al conflicto hasta que los jueces dictaminen sobre la decisión del órgano disciplinario encargado de resolver los disputas.

Previamente se había pronunciado también la Comisión de Normas Internas, a propuesta de la candidatura ganadora, que anuló el congreso porque varios delegados del sector de Salvador Soto habían mostrado públicamente su voto.

La ejecutiva confederal, de la que Antonio del Campo fue número dos hasta el último congreso, anunció ayer que llevará el conflicto al «Consejo Confederal para que sea el máximo órgano entre congresos quien tome la decisión última» y plante cómo «proceder». La división interna del sindicato en la Región acabará proyectada así sobre la organización nacional.

La Ejecutiva desautoriza a Del Campo y señala que el dirigente murciano «no debía haber tomado parte en los debates y en la decisión» de la comisión que preside, porque su relación con los dos sectores enfrentados en la Región por «su interés demostrado por proponerse como secretario general» del sindicato en Murcia. Añade que estas aspiraciones constituyen «un interés legítimo, pero incompatible con el mantenimiento de su cargo de presidente de la Comisión de Garantías».

Además, cuestiona otras decisiones adoptadas con anterioridad por la Comisión de Garantías, que califica de «discutibles» y acusa al órgano presidido por Del Campo de invadir competencias de la Ejecutiva. También asegura haber recibido varias solicitudes para que le abra expediente a él. Del Campo eludió pronunciarse anoche sobre estas acusaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine