Política Social

El Gobierno traza un plan para que no haya murcianos sin hogar

La Comunidad invertirá durante el año que comienza 24,5 millones en políticas sociales de vivienda, que permitirán incrementar las ayudas al alquiler y erradicar el chabolismo

29.12.2015 | 04:00
Pedro Antonio Sánchez y Francisco Bernabé.

En corto

  • Ayudas al alquiler
    El Ejecutivo sacó ayer una línea de ayudas de 2,5 millones para el alquiler. La subvención puede llegar al 40% (en un alquiler de 500 euros mensuales, el máximo permitido, supondría una ayuda de 200 euros). Tendrán prioridad familias numerosas, personas con discapacidad, víctimas del terrorismo, víctimas de la violencia de género y personas afectadas por desahucios. El plazo para pedir las ayudas arranca hoy y finaliza el 28 de febrero.
  • Chabolismo
    La Comunidad va a comprar viviendas de segunda mano para realojar a 20 familias que viven en chabolas. En la primera fase se centrará en Murcia. La segunda se extenderá a Alcantarilla y Mazarrón.
  • Promociones públicas
    El Gobierno regional vuelve a promover viviendas públicas, destinadas a las familias en mayor riesgo de exclusión social, después de cinco años sin hacerlo. Levantará 10 en Lorca y 5 en Ojós.

El Gobierno regional quiere avanzar en el cumplimiento del artículo 47 de la Constitución, el que consagra el derecho de todo español a disponer de una vivienda digna, y anunció ayer una inversión de 24,5 millones en el año a punto de comenzar para que ningún murciano se quede sin techo en el que cobijarse ni viva en condiciones infrahumanas.

El presidente de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, y el consejero de Fomento e Infraestructuras, Francisco Bernabé, informaron ayer del conjunto de actuaciones y ayudas que desde la Administración regional se pondrán en marcha en 2016 para la rehabilitación del parque regional de viviendas, el alquiler y la erradicación del chabolismo. Más de 6.000 familias se beneficiarán de estas políticas, indicó el presidente, que añadió que los trabajos para rehabilitación de viviendas, que se llevan 19 de los 24,5 millones del presupuesto, generarán 16.000 puestos de trabajo.

La primera línea de ayudas se publicó ayer en el BORM y consta de 2,5 millones de euros para ayudar a 1.800 familias a pagar el alquiler. La subvención puede alcanzar el 40% del coste total del alquiler, con un límite máximo de 200 euros mensuales y de 2.400 euros anuales. Con estas condiciones, el coste del alquiler no puede superar los 500 euros mensuales. Los beneficiaros deben tener suscrito un contrato de arrendamiento de duración no inferior a un año que indique que la vivienda en cuestión sea su residencia habitual. También deben acreditar que no poseen derechos sobre ninguna casa y no superar un umbral de ingresos. Tendrán preferencia las víctimas de la violencia de género, las víctimas del terrorismo, las personas que sufren un desahucio, las familias numerosas y las personas con discapacidad, precisaron el presidente y el consejero.

El plazo para solicitar estas ayudas arranca hoy y finalizará el 28 de febrero, mientras que las solicitudes deberán entregarse en el Registro General de la consejería de Fomento e Infraestructuras, situada en la plaza Santoña de Murcia. El Gobierno advierte en la orden publicada en el BORM que el dinero es para un plazo máximo de doce meses y que la fecha límite para recibir las ayudas es el 31 de diciembre de 2016.
«Empleo y vivienda, vivienda y empleo, es un binomio que garantiza que la recuperación económica sea real y que pase de las macrocifras a la realidad y la cotidianidad de los murcianos que lo necesitan», indicó Sánchez.

Chabolismo
Pedro Antonio Sánchez recordó también que el Gobierno regional va a invertir 662.000 euros, en su mayoría procedentes de fondos europeos, en la adquisición de viviendas de segunda mano para dar un alojamiento digno a una veintena de familias de la Región que residen que no cumplen las condiciones mínimas de habilidad, el fenómeno conocido como chabolismo. La orden para esta operación salió publicada el pasado sábado en el BORM. La primera fase se centrará en Murcia, donde la Consejería tiene localizados los mayores focos de chabolismo, junto con Alcantarilla y Mazarrón. En estos dos municipios se centrará la segunda fase del plan, que se desarrollará con una inversión de 875.000 euros.

Para este primer periodo, la Comunidad pretende adquirir un mínimo de nueve viviendas en las pedanías de Churra, El Puntal, Cabezo de Torres, Sangonera la Verde, El Palmar, Rincón de Seca, Casillas y Zarandona.

Para el realojo de estas familias trabaja una comisión integrada por las consejerías de Fomento e Infraestructuras y Familia e Igualdad de Oportunidades, que dirige Violante Tomás. La primera se encarga de poner en disposición las viviendas, mientras que la segunda se ocupará de la atención a estas familias en riesgo alto de exclusión social.
Por otro lado, Bernabé destacó que este año que comienza, «después de cinco sin hacerlo, se volverán a sacar adelante promociones públicas de viviendas». Se habilitarán diez casas en Lorca y otras cinco en Ojós, el municipio con menos población de la Región.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine