Especial
Gala del XXV Día Mundial del Cooperativismo

Ucomur, 30 años construyendo la Región de Murcia

Las cooperativas murcianas ponen de manifiesto su potencial para crear riqueza y empleo en una gala presidida por la ministra Fátima Báñez que congregó a más de 900 personas

15.11.2015 | 04:00

El Teatro Circo de Murcia acogió el lunes pasado la celebración del XXV Día Mundial del Cooperativismo, acto que también sirvió para conmemorar el treinta aniversario de la Unión de Cooperativas de la Región (Ucomur). Más de novecientas personas asistieron a la gala, donde se puso de manifiesto el potencial de crecimiento y desarrollo del cooperativismo, que en estos últimos años marcados por la crisis económica ha demostrado ser una forma empresarial de éxito para generar riqueza, empleo de calidad y bienestar social.

La ceremonia fue presidida por la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez. Durante su discurso indicó que el de las empresas cooperativas es un empleo «comprometido con las personas, de calidad e integrador que cuenta con todos». «Si el alma de la economía es el empleo, el referente moral de la economía es la economía social», señaló. Afirmó que «la receta que ha funcionado para iniciar la recuperación con empleo es sumar voluntades para multiplicar resultados entre comunidades autónomas, entidades de la economía social, interlocutores sociales en general, sociedad civil, empresas, trabajadores, pymes, autónomos... Todos a favor del empleo, el gran desafío nacional». También alabó la labor de Ucomur, «que es un ejemplo para todos los españoles», y ha convertido a Murcia en la «capital europea del cooperativismo».

En la misma línea se expresó el presidente de la Comunidad Autónoma, Pedro Antonio Sánchez, que calificó de «ejemplar y excepcional» la labor de la economía social en la Región, «no solo ahora, sino también en los peores momentos de la crisis». «El cooperativismo y la economía social no han fallado cuando todo se caía, lo que quiere decir que mantenía empleos y empresas, y la reconversión de éstas en cooperativas ha garantizado la viabilidad de muchos proyectos empresariales y que muchas familias no hayan perdido su trabajo y pudieran seguir adelante». Al respecto, aseguró que el «índice de éxito en Murcia supera al resto de España», y remarcó que la Región es la comunidad con mayor peso de los jóvenes dentro de la economía social y el cooperativismo».

Además, anunció que los presupuestos de 2016 incluirán un incremento en la partida destinada para la economía social porque ha demostrado que es «una fórmula de éxito», puntualizando que espera que el resto de grupos parlamentarios apoyen la iniciativa.

Acto seguido, tomó la palabra el alcalde de la ciudad de Murcia, José Ballesta, que remarcó que las cooperativas son «mucho más que una forma de organización empresarial». «Tienen un marcado sello social y un compromiso e implicación en la creación de empleo que les distingue». También se refirió al «humanismo» que caracteriza a la economía social «que no olvida que detrás de cada empresa hay personas». En la misma línea se expresó la presidenta de la Asamblea Regional, Rosa Peñalver.

Por último, intervino el presidente de Ucomur, Juan Antonio Pedreño, que resaltó que las cooperativas contribuyen de «una forma diferente» y «con un compromiso fuera de toda duda» al mantenimiento y a la creación de empleo, «que nace con vocación de ser indefinido y a jornada completa frente a la actual precariedad laboral», además de «impregnar de valores y principios la actitud empresarial». Así, destacó que, durante las tres décadas de trayectoria de la organización, se ha multiplicado por diez el número de cooperativas vivas en la Región y por seis el de trabajadores, hasta alcanzar en la actualidad la cifra más alta, con casi 19.300 cooperativistas.

Durante su intervención, incidió en que las cooperativas, además de marcar la diferencia por tratarse de «un modelo basado en la democracia que da prioridad a las personas», son empresas «que están en el mercado» y que luchan por incrementar su competitividad día a día, hasta el punto de que muchas son líderes en su sector en la Región, e incluso en España.

Asímismo, manifestó que la economía social no debe considerarse únicamente como aportadora de «soluciones coyunturales» en momentos difíciles, sino «como parte estructural del sector empresarial». De este modo, ensalzó que su actividad productiva es «real» y su impacto económico es «muy importante y creciente». Al respecto informó de que tan solo en la Región, las cooperativas suponen una facturación de más de 3.500 millones de euros y, en los últimos siete años en España, se han creado más de 29.000 empresas de economía social y más de 190.000 empleos.

Pedreño aprovechó para reclamar un Pacto por el Empleo «que contemple la diversidad y el pluralismo de todas las formas de empresa, porque no existe un pensamiento único en el mundo empresarial». Sobre este aspecto, explicó que algunas normativas que se han puesto en marcha con bonificaciones, reducciones a la cotización a la Seguridad Social o incentivos económicos se olvidaban en primera instancia de las cooperativas, «que necesitan las mismas medimedidas que el resto de empresas». Por consiguiente, reivindicó más presencia en el diálogo social, de forma que el cooperativismo participe en todos aquellos foros en los que se construyen las políticas públicas y en los que se debaten temas vinculados a empleo, empresas, innovación, contrataciones públicas, educación y emprendimiento.

Ley de pagos
También planteó que se reduzcan las barreras administrativas y que se trabaje por una ley de pagos «para que las cooperativas no se preocupen más por cobrar lo que venden que de vender». Otro punto considerado vital es la incorporación de cláusulas sociales en los pliegos de condiciones de los concursos públicos «para que los contratos no vayan exclusivamente a las empresas en función de una variable económica» y que primen otras como la creación de empleo estable y de calidad o la inclusión de colectivos en riesgo de exclusión, para reforzar aquellas empresas, como es el caso de las cooperativas, que realizan prácticas socialmente responsables».

De cara al futuro, señaló que entre los principales retos figuran incorporar más jóvenes y seguir contribuyendo a mantener la actividad de empresas en crisis o abocadas al cierre a través de su reconversión en cooperativas. En este sentido, recordó que Murcia es la primera región de Europa en este ámbito, con 50 casos en los últimos tres años, por lo que reclamó más apoyo económico para mejorar la gestión de las empresas ´renacidas´.

Premios Arco Iris
Como es tradición, Ucomur aprovechó la gala para entregar sus Premios Arco Iris, galardones que reconocen a aquellas personas, organizaciones e instituciones que más han destacado y que mejor representan los valores del cooperativismo, además de destacar la trayectoria de empresas. Al tratarse de una edición especial por el aniversario de Ucomur, los premios recayeron este año principalmente en el tejido cooperativo de la Región, con un conocimiento a todas las clases de sociedades cooperativas. Las cooperativas distinguidas fueron Sangotrans, San Agustín, Asisa, Ambulancias de Lorca, Consum, Conservas El Raal, Cajamar, Copedeco, C & M Asesores y AA Group. Por su compromiso social fueron premiados en la gala la ONCE y la Asociación Columbares, y en el apartado de instituciones, los diarios LA OPINIÓN y La Verdad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine