Entrevista
Francisco Parra Caballero, Mayor del Año 2015 

"En la enseñanza hay mucha gente que viene a llenar el puchero"

Docente durante 65 años, lamenta que la crisis económica haya derivado a muchas personas hacia la educación sin tener vocación, como un modo más de ganarse la vida

15.10.2015 | 04:00
Francisco Parra lleva 65 años en el mundo de la docencia.

Acaba de ser elegido Persona Mayor del Año de la Región de Murcia 2015. Sorprendido y agradecido por el premio, relata que su vida es la escuela y lamenta el distanciamiento de padres y alumnos hacia los colegios. Asimismo, considera que para ser maestro «hay que vivirlo, sentirlo» y no sólo como un medio de ganarse la vida.

Francisco Parra nació en Murcia, en el barrio del Carmen, en marzo de 1930. Hijo de agricultores, su destino estaba ligado a la tierra, hasta que los franciscanos se le cruzaron por el camino y logró estudiar Bachiller con ellos. Luego, estudió por su cuenta y dio clases en academias, hasta lograr fundar el colegio Parra de Murcia, ubicado en el barrio de La Fama, que ya ha cumplido 35 años. Todavía en activo, no es difícil verlo en clase o cuidando de los más pequeños en el comedor escolar.

Lleva 65 años en la enseñanza. ¿Cómo describiría la evolución la educación?
Como todo lo que evoluciona, para unas cosas ha ido a mejor y para otras a peor. Lo que más echo en falta es la educación en valores y que los niños y adolescentes ahora no se tomen la escuela en serio; hay malas maneras, formas de expresión irrespetuosas... Tampoco contamos, en muchos casos, con el apoyo de los padres que, además, han dejado en nuestras manos no sólo la enseñanza, sino también la educación de sus hijos. Y ya no hablan con nosotros, ya no existe la comunicación que teníamos antes. Se ha perdido el calor que existía antes, en el que casi eras uno más de la familia. En la parte positiva diría que ahora tenemos muchos más medios tecnológicos que antes.

¿Y los maestros?
La enseñanza, como la medicina, es una carrera vocacional. Pero el que entre en la docencia por el dinero, como un medio más de ganarse la vida, no va a salir bien. A esas personas les llamo yo trabajadores del libro. Y debido a la crisis han entrado unos cuantos que vienen a llenar el puchero. Vienen rebotados de otras profesiones. Estas personas no saben transmitir el conocimiento, no saben nada de pedagogía o de psicología. Para educar, hay que marcar límites y siempre, siempre, escuchar al niño. Una rabieta puede convertirse en violencia con el tiempo.

¿Cómo afecta eso a la enseñanza?
A los niños hay que conocerlos para saber llevarlos. Si no entiendes la psicología del niño, ¿cómo vas a tratarlos? Es imprescindible saber a la perfección cada etapa por la que pasa un niño; porque ante un comportamiento poco adecuado no se consigue nada castigándole, aunque sí se puede corregir si se entiende bien lo que está ocurriendo. Y hay mucho material escrito sobre este asunto para poder ponerlo en práctica y mejorar la calidad de la enseñanza día a día.

¿Qué opinión le merece que con cada nuevo Gobierno estrenemos una Ley de Educación?
Es horrible. Las últimas leyes han perjudicado mucho a la enseñanza porque se ha lanzado el mensaje a los niños de que van a aprobar sin estudiar. Es necesario un Pacto por la Enseñanza a nivel nacional, para que ésta no sea un arma polítcica y trabajar entre todos para conseguir una buena ley, que dure. Cambiar tanto es fatal y no mirar para que un país tenga a gente suficientemente preparada. El nivel de una nación se mide por el de su enseñanza; hay que dejar de adoctrinar y de politizarla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine