Parlamento

La Asamblea no logra desbloquear el conflicto de las prácticas de Medicina

El resultado fue un empate insólito a votos y ninguna resolución de la Cámara sobre la disputa que mantienen la UMU y el Servicio Murciano de Salud

18.09.2015 | 12:28
Los diputados del PP, Javier Iniesta (d); Podemos, Oscar Urralburu; y PSOE, Rafael González Tovar y Ángel Martínez Lorente, charlan antes del inicio de la votación.

El conflicto que la Universidad de Murcia mantiene con el Servicio Murciano de Salud por una regulación de las prácticas clínicas de sus alumnos que les garantice los espacios y la prioridad de facto en los hospitales frente a los alumnos de la Universidad Católica de Murcia protagonizó ayer el pleno de la Asamblea regional con un resultado sorprendente que acabó con la presidenta de la Asamblea, Rosa Peñalver, revisando el reglamento de la cámara: empate técnico.

Diecinueve votos del PP contra diecinueve de Podemos y PSOE con la abstención de Ciudadanos; que motivaron una segunda votación con idéntico resultado y que obligará a que la semana que viene se vuelva a votar la misma moción, defendida por Podemos.

La conclusión tras horas de debate y negociación es que la Asamblea no ha conseguido aportar un poco de luz al conflicto. El acuerdo, que a las diez de la mañana parecía cerca, a las cinco de la tarde fue imposible. Y mientras, en la tribuna de invitados, el decano de la facultad de Medicina de la UMU y los representantes de los alumnos observaban atónitos el desenlace de la jornada.

La moción inicial de Podemos instaba al Gobierno regional a la vinculación de la UMU para el uso de los hospitales públicos de Murcia –La Arrixaca, Reina Sofía y Morales Meseguer– y la asociación del Santa Lucía de Cartagena y a la revisión del convenio económico de la UCAM, que fija en 0,7 céntimos el precio por alumno y hora de prácticas el dinero que la Universidad Católica paga al Servicio Murciano de Salud.

Esta moción ´de máximos´ quedó rebajada con el paso de las horas para conseguir el apoyo de Ciudadanos, que había presentado una transaccional para que se vincularan los tres hospitales públicos de Murcia a la UMU. Podemos y Partido Socialista habían aceptado la propuesta de Ciudadanos, evitando el tema económico y dejando al margen del debate al Santa Lucía.

Pero para sorpresa y malestar de Podemos y Partido Socialista, Ciudadanos retiró su moción, como también hizo con la suya el Partido Popular, que se mantiene casi inmóvil en su opinión de que el Reina Sofía no debe vincularse para los alumnos de la UMU de forma exclusiva. Al final, con las enmiendas retiradas, la única moción que pudo votarse fue la original de Podemos y que solo tuvo el acuerdo del Partido Socialista. La semana que viene habrá que votar la misma moción.

El PP y Ciudadanos consiguen así una de sus pretensiones a primera hora de la mañana de ayer: ganar una semana para ver cómo avanza la negociación entre el SMS y la UMU antes de que la Cámara apruebe una resolución. El plazo para la negociación del convenio vence el 30 de septiembre.

Decidir si es viable la vinculación del hospital Santa Lucía de Cartagena a la UCAM podría ser una de las piezas del acuerdo, pero desde Ciudadanos defienden que antes de decidir nada «hay que tener claras todas las dudas jurídicas, por eso «queremos una semana más», según explicó Miguel López-Morell.

En su intervención, el diputado de Ciudadanos defendió su abstención y criticó la gestión de la crisis del SMS «que ha presentado un mapa de docencia irreal». En su opinión, el conflicto evidencia «la errática política de planificación universitaria en la Región».

Radicalmente en contra de esas afirmaciones se mostró Oscar Urralburu, que fue muy crítico con «el gran negocio que está haciendo la UCAM» gracias a que «recibe en matrículas por créditos prácticos unos 900.000 euros de sus alumnos y solo paga 37.000 al SMS».

Urralburu remarcó la necesidad de que se defienda de manera decidida la prioridad de los alumnos de la Universidad Pública. El Partido Socialista también intentó hasta el último momento, incluso en la misma tribuna, que Ciudadanos no se apeara del acuerdo. Ángel Rafael Martínez Lorente dejó claro que «lo público ha de estar a disposición de lo público», y remarcó que lo ideal sería que la UCAM creara un hospital privado como el de la Universidad de Navarra «que atrajera a enfermos de todo el mundo con el buen funcionamiento del hospital y que formara ahí a sus alumnos».

La próxima semana, las prácticas de Medicina volverán a la Asamblea. Los que siguen sin entrar en los hospitales son los alumnos de la UMU, que mantiene el plante hasta que se firme el convenio con el SMS.

La consejera de Educación y Universidades, María Isabel Sánchez-Mora, recordó ayer que Educación convocará para 2016 cerca de 500 plazas de oposición para Educación Primaria. En verano ya se avanzó que el año que viene habría oposiciones para dicha etapa educativa, aunque aún no se conocía el número exacto. Según Sánchez-Mora, serán entre 480 y 500 plazas. A su vez, se ha comprometido a trabajar para mejorar las condiciones de los interinos.

Sánchez- Mora también anunció ayer en la Asamblea que habrá una nueva regulación del proceso de admisión de alumnos en centros escolares, aunque no ofreció más detalles sobre el mismo.

La consejera también hizo una valoración sobre el inicio del curso escolar en el que se han producido unas cinco incidencias en centros de Primaria, la E.S.O y Bachillerato, «pero todo se ha resuelto rápidamente».

En este sentido, afirmó que están trabajando para evitar los riesgos en el colegio de Librilla y ha hablado con la alcaldesa de dicho municipio para que «cuando tengan suelo disponible, hagamos un colegio nuevo». Algo similar a lo que se compromete hacer en la diputación cartagenera de La Aljorra.

Por otro lado, Sánchez-Mora explicó cuáles son los principales objetivos de su departamento para esta legislatura. Uno de ellos tiene que ver con «modernizar y estructurar la Formación Profesional» con nuevos títulos adaptados al mercado laboral, así como incidir en el bilingüismo y la formación profesional. De esta forma, harán una planificación estratégica de cinco años de la oferta de FP y se pondrá en marcha una bolsa de trabajo.

La Asamblea Regional de Murcia aprobó ayer una moción para la gratuidad de los libros de texto de la educación obligatoria. Lo hizo después de que el Partido Socialista renunciara a su propuesta inicial para admitir la enmienda a la totalidad presentada por Ciudadanos y que permitió el acuerdo de estas dos formaciones y Podemos.

La moción aprobada insta al Gobierno regional a poner en marcha un modelo que hará que las familias puedan disponer de hasta 200 euros para compra de libros de texto. La mitad de ese dinero se les abonará al presentar la factura de la compra en el primer trimestre del curso,mientras que la otra mitad se les dará al finalizar el curso si devuelven en buen estado los libros de texto. Con esos materiales, la Asamblea pide crear bancos de libros.

Además, la moción reclama un esfuerzo para conseguir que cada vez más se utilicen materiales digitales que puedan suponer un ahorro económico. Juan José Molina, diputado de la formación naranja afirmó que «es necesario desarrollar estrategias innovadoras en cuanto a la forma de presentar los contenidos a los alumnos. Las nuevas tecnologías y el formato digital son el futuro. Proponemos la sustitución progresiva de los libros de texto por formatos digitales».

El Partido Popular se negó a la aprobación de esta moción que, aseguraron es injusta porque da el mismo dinero de forma universal sin tener en cuenta las rentas altas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine