Histórico

La Arrixaca realiza el primer implante de un corazón artificial

Esta técnica está indicada en España para pacientes que ya no pueden optar a un trasplante de corazón y ofrece una supervivencia del 86% un año después de la intervención

07.08.2015 | 18:24

El servicio de Cirugía Cardiovascular del hospital clínico universitario Virgen de La Arrixaca, que dirige el doctor Sergio Cánovas, realizó el primer implante de un dispositivo de asistencia ventricular de larga duración, un corazón artificial, a un paciente de 71 años que ya no podía optar a un trasplante. El enfermo, que fue intervenido hace tres semanas, se encuentra en buen estado de salud y su recuperación es buena.

El presidente de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, visitó hoy al equipo de la Coordinación Regional de Trasplantes del hospital clínico universitario, y aprovechó para felicitar en persona al equipo de Cirugía Cardiovascular y a su jefe de Servicio, el doctor Sergio Cánovas "por este avance que supone una mejora asistencial importante que completa, aún más, la gran labor realizada en donación y trasplante de órganos en la sanidad murciana".

Este tipo de dispositivo se ha implantado sólo en siete hospitales en España, en la clínica universitaria de Navarra, el hospital La Fe de Valencia, el hospital clínico universitario A Coruña, en Salamanca, en el hospital de Beltvitge de Barcelona y en el hospital Ramón y Cajal de Madrid. En total se ha realizado el implante de 16 dispositivos, contando con el último realizado en Murcia.

Esta técnica, cuyo desarrollo comenzó en Murcia con esta primera intervención, está indicada para pacientes con insuficiencia cardiaca terminal, sin otras patologías graves, que ya no son candidatos a un trasplante. Para la consejera de Sanidad, Encarna Guillén "se trata de una muestra de la excelencia de la sanidad murciana. El equipo de Cirugía Cardiovascular se sitúa en la vanguardia de las técnicas quirúrgicas con la implantación de este dispositivo".

Además, la consejera destacó la importancia de seguir avanzando en nuevas técnicas que mejoren la calidad de vida de los murcianos. Según Guillén, "la sanidad murciana ha mantenido un desarrollo constante en los últimos años, y los profesionales son el valor más importante de nuestro sistema sanitario, lo demuestran cada día, y nuestro objetivo es facilitar esa labor al máximo".

El doctor Sergio Cánovas explicó que "al ser España un país con una alta tasa de donación de órganos, esta técnica está recomendada para pacientes con insuficiencia cardiaca terminal que ya no son candidatos a trasplante cardiaco por superar la edad límite". En este caso el paciente tiene 71 años y la edad límite son 70 años.

Una intervención de cinco horas
Este tipo de cirugía se pudo realizar gracias a la estrecha colaboración entre los distintos miembros del equipo formado por enfermeras, intensivistas, anestesistas, cardiólogos y cirujanos cardiovasculares. Asimismo, se debe destacar la participación de los servicios de Cuidados Intensivos y Cardiología en el seguimiento estrecho del dispositivo a corto y largo plazo, y en especial de los doctores Rubén Jara e Iris Garrido respectivamente.

La intervención se realiza bajo anestesia general y con circulación extracorpórea. El procedimiento completo puede durar aproximadamente unas cinco horas. El paciente puede ser extubado en las primeras 24 horas y requiere de unos días de observación/ajuste de medicación en UCI y después en planta de hospitalización.

El paciente tras la intervención requiere anticoagulación y antiagregación, así como de un cuidado muy meticuloso de la línea de alimentación eléctrica del dispositivo. La esperanza de vida depende de que no aparezcan complicaciones, no obstante, a nivel global se habla de un 99 por ciento de supervivencia a los 30 días, del 94 por ciento a los 180 días y de una supervivencia después de un año del 86 por ciento. El doctor Cánovas explicó que "estos pacientes sin el dispositivo morirían más del 60 por ciento durante el primer año desde la indicación".

En países con listas de espera muy largas para el trasplante, como Alemania o Reino Unido, cuando un paciente es candidato a trasplante se implanta uno de estos dispositivos hasta que llega el momento del implante del corazón.

En principio, la mejor opción es un corazón humano para la insuficiencia cardiaca terminal, no obstante, cuando los pacientes por una u otra razón no son candidatos a trasplante cardiaco es cuando la asistencia ventricular se convierte en una terapia alternativa válida y fiable. De hecho, hay un paciente con un dispositivo implantado hace ocho años que se encuentra en perfectas condiciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine