Historias de Cartagena

El novillo de Marcelino Conesa

16.10.2016 | 04:00
Juan Ignacio Ferrández García

Si hubo una carnicería emblemática en Cartagena durante el pasado siglo XX esa fue sin duda alguna la de Marcelino Conesa Linares. Un establecimiento situado en los bajos de la Casa Clares, precioso edificio modernista en la esquina de la calle Cuatro Santos con la del Aire, el cual es conocido todavía por muchos cartageneros como "el de Marcelino Conesa" a pesar de haber transcurrido varias décadas desde su cierre.

Este industrial inició su andadura en el año 1897, su especialidad era la venta de carnes al por mayor aunque también vendía al detal, y se anunciaba como proveedor de la Marina de Guerra y Mercante. En su tienda instaló a finales de los años veinte una de las primeras cámaras frigoríficas de la ciudad, toda una garantía de higiene y conservación para los clientes que podían ver sus productos antes de comprarlos. Hasta sus instalaciones, dotadas de un amplio taller de carnicería y charcutería, llegaban diariamente las carnes para ser procesadas. Hay constancia de una denuncia al señor Conesa pues dos terneros estropearon varios árboles en la Media Sala cuando iban camino de su comercio.

Pero el incidente con los árboles se iba a quedar pequeño con lo sucedido con el novillo que da título a la historia de hoy, y que lo convierte en protagonista principal de la misma. Una fría mañana de Enero de 1928 un novillo asignado a Marcelino Conesa que era conducido al Matadero escapó de sus vigilantes y se plantó en la caseta de arbitrios situada al principio de la calle San Diego. Allí, tras darles varios revolcones a los encargados de ese servicio que intentaron retenerlo, se dirigió a la plaza de la Merced donde atacó un carro de limpieza pública y a punto estuvo de dañar al caballo que tiraba del carro.

Por la calle de las Beatas salió a la de la Caridad y aunque un policía municipal casi consigue agarrarlo nada pudo impedir que alcanzara la plaza de los Caballos, actual plaza de Risueño. Un grupo de mujeres que llenaban sus cántaros en la fuente que allí había salieron corriendo, uniéndose sus gritos al ruido de alguno de los cántaros al romperse contra el suelo. El novillo siguió su recorrido entrando en la entonces bulliciosa y comercial calle del Duque donde no quedó una sola tienda sin cerrar sus puertas para evitar la entrada del animal.

Una vez en la plaza de San Ginés derribó un puesto de buñuelos arrastrándolo varios metros desde su ubicación antes de dirigirse hacia la empinada calle de la Concepción.

El número 19 de dicha vía fue la casa elegida por el novillo para meterse dentro con el consiguiente susto de sus habitantes que vieron estupefactos como los perseguidores cerraban las puertas de su domicilio para retenerlo. Si piensa el lector que aquí había acabado la acción está equivocado pues todavía faltaba un actor secundario en esta película, un novillero cartagenero. Ramón Arango "Aranguito III", descendiente de familia taurina, se enteró de lo sucedido y no dudó en dirigirse hacia la calle de la Concepción para solucionar el problema. Con gran valor abrió la puerta de la casa, cogió al novillo por las astas y tras una ardua lucha consiguió reducirlo y echarlo al suelo.

En ese momento acudieron en su auxilio varios voluntarios que con gruesas cuerdas ataron al animal y lo subieron en un carro para transportarlo al Matadero. Fue una mañana trepidante, llena de acción, con una historia que seguro se transmitiría de generación en generación, y en la que como decía la prensa de la época salieron ganando las farmacias y las droguerías que vendieron agua de azahar y tila a granel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 

Especial

 

Carthagineses y Romanos

No te pierdas toda la información de las fiestas de Cartagena que rememoran la historia de la ciudad

Flamenco

Festival Internacional del Cante de las Minas

Festival Internacional del Cante de las Minas

Toda la información del Festival Internacional del Cante de las Minas, un punto de encuentro para todos los amantes del flamenco

 
Enlaces recomendados: Premios Cine