Con el debido respeto

La naturaleza del escorpión

14.10.2016 | 04:00
La naturaleza del escorpión

Querido alcalde, con el debido respeto:

Después de unas largas vacaciones, aquí estoy de nuevo dispuesto a retomar estos apuntes epistolares. Han pasado cinco meses pero, seamos sinceros, tras echar un vistazo a la prensa de las últimas semanas debo decir que pocas cosas han cambiado en el panorama político local, más allá de alguna ocurrencia que otra.

Como la que conocimos el pasado lunes cuando este periódico publicó que el nuevo presidente del Partido Popular de Cartagena, Joaquín Segado, anunció que presentará en la Asamblea Regional una iniciativa por la que se pedirá el reconocimiento oficial de la ciudad de Cartagena como ´capital legislativa´ de la Región.

Es decir, que transcurridos 34 años desde que se aprobó el Estatuto de Autonomía que recoge textualmente en el Artículo 5 del Título Preliminar que «la capitalidad de la Región se establece en la ciudad de Murcia, que será sede de sus órganos institucionales, con excepción de la Asamblea Regional, que la tendrá en la ciudad de Cartagena», el Partido Popular de Cartagena quiere ahora apuntarse el tanto de aquella negociación que contó con políticos y partidos de auténtica talla, a diferencia de lo que tenemos ahora. Verdaderamente lamentable.

Mientras, usted sigue ´repartiendo´ a derecha e izquierda sin miramientos y olvidando, en algunas ocasiones, lo que se ha venido en llamar, ´cortesía institucional´. Lo que, por otra parte, hace que los grupos de la oposición mantengan su particular ´causas belli´ contra el alcalde y sus aliados en el Gobierno de la ciudad.

También es cierto que aunque sigue sin reprimir ese, en mi opinión, exceso verbal del que hace gala en determinadas ocasiones, mantiene su actitud reivindicativa frente a la Administración regional y denuncia cualquier irregularidad que descubre en la gestión de la anterior corporación, ganándose con ello el apoyo de muchos vecinos que estaban ya cansados de los 20 años de absolutismo de su predecesora.

Veamos como ejemplo la noticia que publicó este periódico el mes pasado: «El alcalde José López volvió a arremeter contra la anterior Corporación municipal al ´descubrir´ nuevas facturas impagadas de sus años de Gobierno por un importe de 215.000 euros. Así lo comunicó López, precisando que los importes se engloban entre los años 2012 y 2015 sin la preceptiva consignación presupuestaria».

Sin embargo, como digo, mantiene activo su ´lado oscuro´ y me cuentan que volvió a armarla en el último pleno al enfrentarse con los concejales del Partido Popular que le pedían explicaciones sobre la falta de taxis adaptados a personas con movilidad reducida.

La verdad es que si pensamos en lo que usted dijo: «en Cartagena no se ha concedido una licencia de taxi desde 1997»; y tenemos en cuenta que el Partido Popular ha estado gobernando con mayoría absoluta hasta el año pasado y nunca antes se habían preocupado lo más mínimo del asunto, hay que tener mucho aguante para no mandar a más de uno a hacer puñetas. Pero precisamente eso es lo que se espera de un responsable público: aguante, paciencia, templanza y, sobre todo, tolerancia con el que ve las cosas de distinta manera o incluso intenta torcerlas en su beneficio.

Yo creo que usted es el primero que sabe que esa incontinencia verbal no le beneficia en nada. Y, a pesar de que luego tiene que pedir disculpas para reconducir el dialogo, todavía no ha aprendido a reprimir su carácter. La otra vez; cuando aquello del «cortito», discutí con un amigo sobre los motivos que podían ocasionar esos arrebatos y recordaba entonces, igual que ahora, la fabula del escorpión y la rana. Seguro que la conoce.

«Un día, a la orilla de un río, paseaba desconsolado un escorpión porque quería pasar a la otra orilla. Por allí había una rana, que viéndolo triste, le pregunto qué era lo que le ocurría. El escorpión le contó a la rana que quería atravesar el río pero que no tenía manera de hacerlo. La rana se ofreció para pasarlo llevándolo sobre su espalda. Juntos se metieron en el río pero cuando iban a mitad de camino la rana sintió como el aguijón del escorpión le atravesaba la espalda. Giró la cabeza y le dijo: ¿No te das cuenta que al clavarme el aguijón vamos a morir ahogados los dos? El escorpión respondió: Lo siento. Es mi naturaleza».

Sinceramente, alcalde, espero que más pronto que tarde aprenda a contener su ´naturaleza´ porque, en mi opinión, estas refriegas empañan su indiscutible dedicación y el magnífico trabajo que está haciendo por defender los intereses de todos los que vivimos en esta ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 

Especial

 

Carthagineses y Romanos

No te pierdas toda la información de las fiestas de Cartagena que rememoran la historia de la ciudad

Flamenco

Festival Internacional del Cante de las Minas

Festival Internacional del Cante de las Minas

Toda la información del Festival Internacional del Cante de las Minas, un punto de encuentro para todos los amantes del flamenco

 
Enlaces recomendados: Premios Cine